20210102154304-117767638-984405618704803-6384531884852943539-n.jpg

El talento de los especialistas, las potencialidades de la ciencia, y el trabajo integrado propiciaron el logro.

Por Ricardo R. González

Foto: Ramón Barreras Valdés

La provincia despidió 2020 con una tasa de mortalidad infantil de 3,7 por cada mil nacidos vivos para ubicarse entre las más bajas de Cuba.

A ella se suman Holguín, con 3.4, Sancti Spíritus (3.4), Mayabeque (3.5), y Pinar del Río que reportó 3.7, para lograr indicadores inferiores a 4. 0 como propósito establecido en el país.

A pesar de resultar un año fatídico cuatro municipios villaclareños aparecen entre los 32 de la geografía cubana sin decesos en menores de un año: Quemado de Güines, Encrucijada, Santo Domingo, y Manicaragua.

La mayor de Las Antillas concluyó con registro de 4,9, que la sitúa como una de las más bajas del continente, a pesar de extremas limitaciones económicas y las impuestas por la COVID-19; sin embargo, el talento de los especialistas, las potencialidades de la ciencia, y el trabajo integrado minimizaron los efectos adversos en una isla bloqueada.

Entre las prioridades del Ministerio de Salud Pública para el actual año figuran el fortalecimiento en el control del riesgo preconcepcional en féminas con diferentes afecciones en edad fértil a fin de lograr un proceso gestacional bajo condiciones adecuadas.

Será vital para cumplir el objetivo la participación sistemática del Programa del Médico y Enfermera de la Familia, sin descuidar el control de las  enfermedades maternas durante el embarazo a fin de reducir el parto pretérmino, el retardo del crecimiento uterino, y los trastornos hipertensivos.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91

Etiquetas: , , , , , , ,