20120810161636-gran-muralla-china.jpg

Medios oficiales de China informaron este viernes que un tramo de 36 metros de la Gran Muralla se derrumbó en la provincia de Hebei, debido a las fuertes lluvias que azotan al norte del país asiático.

El derrumbe afectó al tramo de Dajingmen, en la localidad de Zhangjiakou, construida durante la dinastía Ming (1368-1644) y que se encontraba en mal estado debido a la erosión.

También un almacén de reliquias del Museo Nacional en Pekín y otro salón de exhibiciones históricas en la provincia noroccidental china de Gansu han sufrido daños en las últimas semanas, debido a las lluvias torrenciales, que han causado inundaciones y derrumbamientos de tierra.

Desde el 21 de julio, cuando Pekín y sus alrededores sufrieron las peores tormentas en 60 años en la zona, han fallecido 112 personas y 21 siguen desaparecidas, mientras al sur del país se sufren los devastadores efectos del tifón “Haikui”.

(Con información de EFE)