20130810130607-descemer-bueno.jpg

En la actualidad, además de compositor, Descemer Bueno es uno de los cantantes cubanos más populares; también es profesor de música, aunque la mayoría lo desconoce. Al respecto nos responde: “Sí, al inicio de mi carrera ejercí como tal, pero sinceramente y con el respeto a los que se dedican a esta noble profesión, el magisterio no era lo mío”. De su tiempo como profesor de música en África expresa: “Fue una gran experiencia, no solamente dar clases, sino compartir con músicos de ese país; en Soweto trabajamos con niños y fue interesante”.

Sobre cuánto aportaron a su desarrollo las bandas a las que perteneció nos habla: “Soy artista gracias al grupo “Estado de Animo”; es increíble que hayan personas que se acuerdan de mi trabajo allí. Del “Grupo Fula” y “Yerba Buena” tengo recuerdos muy gratos.”

El artista ha realizado gran parte de su carrera profesional en España y en comunidades hispanohablantes presentes en las ciudades de Nueva York, Los Ángeles y La Florida, donde se enfrentó a la competencia alcanzando reconocimiento y respeto en ese Mercado. Descemer Bueno es un creador sin fronteras ha colaborado con Reyli, Jorge Villamizal, Andrés Cabas, Fonseca, el Grupo Cumbia Kings, pero fueron sus proyectos con el español Enrique Iglesias los más conocidos en el mundo. “Con Enrique Iglesias compuse “Lloro por ti”,“Cuando me enamoro”,“No me digas que no”, “Ayer “y otras canciones que no integran sus discos. Él siempre tiene un punto en el estribillo, cuando lo cambia el tema sufre una transformación y se perfila hacia el público y el mercado al que conoce como llegarle”

Tras convertirse en un compositor reconocido mundialmente ha decidido interpretar sus temas en la Isla: “Recomiendo a varios artistas que defiendan letras propias y así su música contendrá más desarrollo eso me hizo cantar ahora o me motiva a seguir cantando”.

Descemer Bueno brinda con su disco “Bueno” Premio Cubadisco 2013, el más importante festival de la discografía cubana, una propuesta diferente en un mercado que el reguetón ha tomado primicia desde hace unos años. Resalta que entre los admiradores de su música en la región se encuentran precisamente los reguetoneros cantantes y grupos como Gente de Zona, Kola Loca, Los Desiguales, el Micha o Baby Lores, con este ya tiene el tema “Quisiera Volver”, muy popular sobre todo entre los jóvenes cubanos. Ahora Descemer trabaja con otros artistas del género. Al preguntarle si pensó que el disco “Bueno” lograría tanta aceptación nos confesó: “El público me ha enseñado más de lo que yo a ellos; mis intenciones eran no dejar esas canciones engavetadas y resultó este éxito.” Reveló a Latinos que tiene un lugar especial para componer: “Ya casi no tengo tiempo para escribir canciones solo y últimamente lo que hago es trabajar con otros y el lugar más especial es el corazón de esas personas que comparten conmigo el espacio familiar a la hora de componer; eso es lo más gratificante”.

Sobre sus proyectos nos contó: “Compuse una canción con Waldo Mendoza que se titula: “Llórame un río”. Omara Portuondo me solicitó algo inédito. Trabajo con Gente de Zona y colaboro con Leoni Torres. Grabé un single con Los Cumbia que se llama: “Blanco y Negro”, y el nicaragüense Luis Enrique el príncipe de la salsa grabó un tema de ambos sobre lo romántico. Me siento feliz por todo lo que pasa con mi música”.

Sobre el sentido de la amistad también reflexionó “Tengo amigos de todo tipo, me llama la atención lo perdurable que pueda ser la amistad con gente diversa; en personas humildes se encuentran cosas increíbles. Por ejemplo, Israel Rojas, Kelvis Ochoa o Enrique Iglesias son personas diferentes y nos une una linda amistad.” Desde figuras establecidas en el panorama musical cubano hasta otras descollantes cantan sus composiciones. Uno no entiende como alguien que también es intérprete, se desprende de tantas buenas canciones Descemer Bueno: “Componer es como tocarle la puerta a la musa todo el tiempo hasta que te abre Llevo tal energía y entiendo que esas canciones no son para mí.Siempre busco personas a fines con los temas”

Nos confesó que le hubiera gustado ser un artista como Usher salvando las distancias y dice que le queda mucho por hacer.

“Hay mentes que aclarar, corazones que suavizar todavía. Es duro vivir con tiranteces y diferencias. La música lo merece absolutamente todo, porque su defensa logrará derribar esos muros y aliviar los corazones con cicatrices. Algún día veremos la luz juntos”

Descemer se define como muy religioso, amante de la música de Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat, buen jugador de ajedrez, un mulato con sombrero, un cubano con carácter.

(Con información de Eglis Gaínza Moreno)

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza