20120810131045-marti.jpg

«Ni la victoria más querida ha de comprarse a costa del menoscabo de otro hombre»

(Carta a Mi amigo y distinguido paisano Fernando Figueredo. Nueva York, febrero 9de 1892. O.C. 1: 302; EJM.III:40)