20120810131432-sancho-gracia-tr.jpg

El actor, director de cine y productor español Sancho Gracia falleció la noche de este miércoles en Madrid por un cáncer de pulmón.

Sancho Gracia se hizo célebre en los años 70 y 80 del siglo pasado por la serie de televisión Curro Jiménez, de Mario Camus, en la que interpretaba a un bandolero del siglo XIX.

El actor madrileño, que vivió entre 1947 y 1964 en Uruguay, realizó más de 100 papeles en películas y series, entre ellas, Montoyas y Tarantos (1989), de Vicente Escrivá; El crimen del padre Amaro (2002), de Carlos Carrera, seleccionadas para representar a España y a México, respectivamente, en las candidaturas a los Óscar, así como las célebres Caja 507 (2000), de Enrique Urbizu, y Balada triste de trompeta (2010), de Álex de la Iglesia

.Nacido en Madrid en 1936, su familia huyó a Montevideo a causa de la Guerra Civil, pocos años después de que él naciera. En Uruguay fue discípulo de la gran Margarita Xirgu, ya que declaraba que “quería ser actor desde que tengo recuerdos”. En 1963 regresó a España, comenzó a trabajar como episódico en el espacio ‘Gran teatro’ y seguidamente tuvo un papel en ‘La otra mujer’ (1964), de François Villiers, su debut en el cine.

El público cubano lo recuerda por su actuación en la película Gallego, un filme que aborda la emigración española a América, a través de la historia de un muchacho gallego, Manuel, que decide un buen día abandonar su tierra natal en busca de un futuro más prometedor al otro lado del Atlántico, concretamente a Cuba.

De verbo infatigable, le gustaba contar anécdotas y mantener largas charlas con sus amigos y compañeros de oficio, a los que era verdaderamente adicto. Un oficio que ejerció de manera visceral y pasional, sobre todo el trabajo en el teatro. “Llevo tantos años dentro del teatro, que no sé para qué me ha servido, pero sí es una profesión que me tiene enganchado y no me pienso bajar de ella. De no haber sido actor, me hubiera gustado ser actor, lo he hecho desde pequeño y quería ser actor desde que tengo recuerdos”, señaló en una de sus últimas entrevistas al periódico español El País.

(Con información de El País)