20200115122333-82775843-474452276569604-4749459201959395328-n.jpg

Por Ricardo R. González

Foto: Carlos Rodríguez Torres

Desde su arribo a Villa Clara para participar en las celebraciones nacionales por el Día de la Ciencia Cubana el Dr. Armando Rodríguez Batista, viceministro del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), observa detenidamente cada detalle, participa en un Taller dedicado a la Tarea Vida, y valora todo un sistema integrado que lo lleva a afirmar: «La provincia es una digna sede de las actividades por el Día de la Ciencia Cubana».

Entonces entra en detalles, y considera que 2019 resultó un año de mucho accionar a partir de todas las entidades del ramo, unidas a la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas.

«Puede considerarse que han tenido un liderazgo científico de mucho rigor con los proyectos, y sobre todo en la aplicación de resultados».

El vice titular considera que la delegación del Citma presenta una meritoria trayectoria que no compete solo a la ciencia porque también se extiende al medio ambiente, a la metrología, sin descartar lo inherente a calidad, la Propiedad Industrial, el rescate de la Memoria Histórica, y de cada factor de manera integral.

Mención especial hace para la Dra. María del Carmen Velasco Gómez, máxima representante del organismo en la provincia. «A ella y a su equipo el reconocimiento del Ministerio por hacer que la ciencia, la tecnología y la innovación resulten partes inseparables de la vida, y una fuerza que mueve la economía y la sociedad».

Respecto a los programas territoriales el entrevistado considera la existencia de un trabajo muy intenso relacionado con el medio ambiente, la ciencia, la industria, y la producción de alimentos que han hecho de Villa Clara una de las provincias con mayor agudeza.

El anterior fue, también, un año de preparación destinado a la aplicación de normas jurídicas asociadas a la ciencia, la tecnología y la innovación.

«Otro detalle de primer orden radica en el papel de la Universidad, de conjunto con el Citma, para crear en la provincia la primera empresa de interfase entre la casa de estudios superiores, los centros de investigación, el sector productivo y de servicios cuyo expediente ya está concluido, por lo que Villa Clara podrá estar en 2020 cada vez más cerca de tener la producción y los servicios vinculados a la ciencia», precisa Rodríguez Batista.

En torno a los elementos que valora el Citma para determinar la sede de las acciones nacionales por el Día de la Ciencia Cubana considera que «no solo se examinan los resultados de determinada esfera, si no la visión integral que aporta el trabajo»

— ¿Cuáles serían los retos que le quedan a Villa Clara?

— EL mayor es el propio que tiene Cuba. La lucha por la defensa de la economía, por implementar todo lo planteado en la Constitución, de lograr la aplicación de los programas territoriales, y de proyectos que vean a la ciencia como una fuerza económica verdadera para revertirse en hechos.

«Incluyo el de promover que la ciencia que se hace en los diferentes sitios e instituciones sea coherente con el desarrollo del territorio, y también comprender que Tarea Vida no es solo medio ambiente, es la valoración del hombre en la comunidad, en su hábitat, de escuchar mucho los criterios existentes a partir de un fuerte trabajo local.

— ¿Satisfecho?

— Con la entrega de la comunidad científica e innovadora sí, Villa Clara la tiene y eso nos da esperanzas, pero falta mucho en todo el país hasta que no tengamos una sociedad plena en sus diferentes esferas, hasta que no exista ese desarrollo próspero y sostenible del que tanto se habla, y no logremos una realización integral por parte de la sociedad.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/riciber91