20211102195802-20916034-490497817952708-457385464-n.jpg

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés

Cuántas veces necesitamos consultar un material de alto valor histórico, indagar por la fecha en que ocurrió determinado hecho o apreciar una fotografía, aun deteriorada por el tiempo, pero dotados de conocimientos o de recuerdos extraordinarios.

El camino es largo y no descarta la diversidad de otros detalles; sin embargo, en ocasiones se subvalora la labor de quienes dedican todas sus energías a la conservación y difusión de esa memoria documental convertida en legado histórico.

Pacientes, meticulosos, dedicados, pero allí están, dan vida a los archivos históricos y a ese segmento de las instituciones que preservan su respectivo acontecer. Por ello merecen que cada 3 de Noviembre reciban el reconocimiento por el Día del Archivero Cubano, inspirado en el nombramiento oficial del Capitán del Ejército Libertador, Joaquín Llaverías Martínez, como director del Archivo Nacional de Cuba en 1922.  

Tanto Carlos Santiago Coll Ruiz, director del Archivo Histórico Provincial (AHP), como Félix Miguel García Pérez, subdirector, reflejan la pasión derivada de la actividad, hablan con orgullo de los 68 fondos documentales existentes en la provincia, 37 de los cuales pertenecen al existente en Remedios.

Son las dos entidades de su tipo en el territorio pertenecientes al Sistema de Ciencia, Innovación Tecnológica y Medio Ambiente, que dirige metodológicamente la política de Gestión Documental, y vale destacar que los documentos más antiguos de nuestra demarcación se encuentran en la Octava Villa al contar con protocolos notariales de siglos pasados, en tanto el de Santa Clara dispone de las actas del cabildo a partir de 1690.

«En ambas instituciones se conservan fondos documentales de alto valor desde la época de la colonia y otros que complementan la historia puestos a disposición del público en tiempos de normalidad sanitaria, pero sobre todo de los investigadores», precisan los directivos.

TRIBUTO A LA LABOR

A diferencia de otros años, y a pesar de las contingencias epidemiológicas, se ha diseñado una jornada cuyo eje central lo asumirán las redes sociales.

«El programa comenzó desde octubre y tiene como colofón el 26 de noviembre con el V Taller Nacional de Conservación y Difusión del Patrimonio Documental de manera virtual», fundamenta García Pérez.

En busca de la continua actualización aparece como novedad la inclusión de los archivos en tiempos de pandemia con una visión histórica retrospectiva.

Vale resaltar los trabajos dirigidos a enfrentar la Covid-19 por parte de médicos epidemiólogos del hospital militar Manuel Fajardo Rivero desde que, en marzo de 2020, se enfrentaron a la búsqueda de información ante un SARS-CoV-2 desconocido en el mundo pero que requería cuanto antes de los primeros protocolos encauzando la gestión del conocimiento.

Cada autor interesado en participar en el evento debe enviar su trabajo en formato digital junto con una presentación en PowerPoint, y entre las temáticas a desarrollar figuran la difusión del Patrimonio Documental, la conservación y restauración de los Fondos Documentales, las experiencias y resultados en la Gestión Documental, sin descartar las conclusiones derivadas de los estudios e investigaciones históricas y la labor de los archivos en tiempos de pandemia a lo largo de la historia.

Pero antes del evento, que pretende la socialización de los conocimientos, se procederá, el propio 3 de Noviembre, a la entrega de placas acreditativas a los trabajadores que cumplen aniversarios cerrados en su labor dentro del sistema de archivos del territorio, en tanto, el día 4, la Sala Caturla de la Biblioteca Provincial Martí, reconocerá a los colectivos que han desplegado una labor destacada en la gestión documental, del patrimonio y la archivística con carácter provincial.

No solo en el marco de los archivos históricos aparecen los celadores de nuestro patrimonio. Existen múltiples instituciones que también aportan al conocimiento a través de sus acciones como lo hacen las asambleas municipales del Poder Popular, con meritorio trabajo en el caso de Remedios, el Conjunto Escultórico Comandante Ernesto Che Guevara, la sectorial provincial de Cultura, la Organización Básica Eléctrica (OBE),y  la Sala de Fondos Raros y Valiosos de la Biblioteca Provincial Martí, entre muchas otras que conservan su historia para las actuales generaciones y las que están por venir.

Si algo valioso ha caracterizado este proceso es el vínculo de estudiantes al AHP y a diferentes entidades en busca de salvaguardar la Memoria Histórica. Basta señalar el nexo con la Casa de Cultura de

Ranchuelo, el politécnico Lázaro Cárdenas, y las asambleas municipales del Gobierno en Placetas y Santo Domingo, respectivamente.

Por todo ello nunca minimicemos el trabajo de cada profesional que le aporta a la vida. Preservar la cultura, la historia y cuanto matiz resulte indispensable es también contribuir a la identidad de esta isla grande.

ARCHIVOS NUESTROS

— El AHP presenta en su novedosa cartera un conjunto de servicios y productos que permite el acceso a documentos, las consultas o referencias virtuales, diferentes tipos de reprografía (reproducción de documentos impresos por diferentes vías), préstamos internos, transcripción literal de documentos paleográficos y los servicios de expedición de copias certificadas, entre otros.

— Es notoria la colección de fondos y colecciones que atesora en su sede de la calle Tristá 131, en Santa Clara, con las más diversas temáticas que incluyen desde los tiempos de la colonia hasta la actualidad, así como los protocolos notariales de los siglos XIX y XX, sin descartar las actas y documentos que refuerzan nuestra Memoria Histórica.

— Además de la dependencia rectora existe el Archivo Histórico Municipal de Remedios como institución encargada de preservar el patrimonio histórico y documental de la Octava Villa, a la vez que conserva y difunde el acervo de su antigua jurisdicción

PIE DE FOTO

 1.- El programa por el Día del Archivero Cubano incluye el reconocimiento a los más destacados en la paciente labor.

2.- Carlos Santiago Coll Ruiz (a la derecha) y Félix Miguel García Pérez, director y subdirector del Archivo Histórico Provincial (AHP), respectivamente, subrayan que los documentos más antiguos de nuestra demarcación se encuentran en la Octava Villa al contar con protocolos notariales de siglos pasados, en tanto el de Santa Clara dispone de las actas del cabildo a partir de 1690.

3.- Yamina Herrera Mirabal, de la Sectorial Provincial de Cultura, ratifica las potencialidades en la historia del arte y la cultura de la provincia con reliquias que datan de 1911 y más de 178 gigas de material fotográfico.

4.- Ardua ha sido la labor del Conjunto Escultórico Comandante Ernesto Che Guevara con extraordinario fondo patrimonial diverso. Se trabaja en la digitalización de las fotografías y de aquellos documentos de consulta para evitar el deterioro de los originales, explica la investigadora de la institución Ismary Fernández Sáenz.

5.- Para Daymí Cárdenas Santana, especialista de la Sala de Fondos Raros y Valiosos de la Biblioteca Provincial Martí, resulta primordial el valor de lo que atesoran sus colecciones, lo que para un segmento de la población es desconocido.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91