Por Ricardo R. González

Si bien Villa Clara acumula dos semanas consecutivas sin reportes de casos de COVID-19 y hasta el lunes se mantenían solo cuatro pacientes hospitalizados se decidió por el Consejo de Defensa Provincial (CDP) reforzar la vigilancia epidemiológica en los puntos de entrada y salida a la provincia.

Ello obedece al complejo panorama existente en otros territorios del país, sobre todo en la capital cubana.

Estos puntos trabajarán las 24 horas, y toda persona que desee visitar la provincia, por cuestiones laborales y personales, deberán solicitar la entrada al territorio con 72 horas de antelación, de manera oficial y por escrito, al propio CDP como facultado para emitir la aprobación o no.

Al llegar al punto de control serán debidamente chequeados y ante la aparición de cualquier síntoma sospechoso deberán acudir al policlínico o consultorio más cercano para establecer la conducta a seguir.

Aquellas personas que tengan que salir de la provincia por determinadas razones y deseen retornar estarán sujetas a la determinación del CDP a fin de establecer una adecuada vigilancia epidemiológica.

Los organismos de la Administración Central del Estado tampoco quedan exentos, por lo que sus choferes y trabajadores que tengan entradas y salidas de la provincia tendrán que cumlir las normas establecidas e incorporarse al régimen de vigilancia.

Desinfección y pesquisas reforzadas, al decir de autoridades sanitarias, serán contempladas, y en el caso de individuos con signos marcados serán enviadas a un centro de aislamiento por el período correspondiente. En caso de que no debute con la enfermedad retornará a su destino y continuará seguimiento por su médico de familia hasta completar los 14 días de vigilancia.

Casos excepcionales por fallecimiento de familiares y otros motivos muy específicos serán aprobados por el CDP y municipal luego de analizar las particularidades.

También puede ver este material en:                        

https://ricardosoy.wordpress.com/

https://twitter.com/riciber91