20220407115452-foto-1.jpg

El comportamiento de las variables climatológicas y detalles de la meteorología para los próximos períodos siempre resultan de interés, y en estos se detiene el máster Amaury Machado Montes de Oca, jefe de pronósticos del Centro Meteorológico de Villa Clara (CMP).

Por Ricardo R. González

Fotos: del autor y cortesía CMP

Cada conversación con el jefe de pronósticos del Centro Meteorológico de Villa Clara (CMP), máster Amaury Machado Montes de Oca, se nutre de informaciones y enseñanzas. Esta que sostuvimos resultó una especie de «ajiaco» integrado por variables climatológicas y detalles de la meteorología como ciencia estudiosa de la atmósfera con alcance hacia el tiempo y el clima.

Un primer punto para hablar sobre frentes fríos, esa parte delantera de una masa de aire polar la cual provoca un descenso en la temperatura en la zona por donde pasa, y ante la reciente presencia de uno, finalizando ya marzo, prevaleció el interés en conocer si era algo normal o constituía un hecho infrecuente, a lo que respondió que «el tercer mes del año clasifica aun en el período invernal que, de manera oficial, comienza en noviembre y concluye en abril».

Ello «justifica» la frialdad sentida en días recientes a partir de que algunos frentes llegan a Cuba por el Golfo de México luego de originarse cerca del polo norte, atravesar los Estados Unidos de América, y sentirse en nuestro país. Eso fue lo ocurrido en este final de marzo, unido al contraste de temperatura y la poca nubosidad que existía.

Se dice que marzo es el «mes del viento» y Amaury Machado explica que por lo general los frentes fríos no ocurren con la frecuencia de los registrados en febrero, y detrás le siguen las altas presiones continentales migratorias que salen por el Atlántico, por un punto específico en la costa este de Estados Unidos, por lo que no enfrían tanto como en febrero. Un mes de mucho viento, pero no de tanto frio.

Muchos coinciden en que existen marcados contrastes al no sentir tantos días consecutivos de invierno como en épocas anteriores. Según explica el experto la tendencia para los años venideros es que cada vez tengamos temporadas más cálidas, sin que signifique la ausencia de un pico de frio como ocurrió en febrero que bajó la temperatura hasta 3 y 5 o C. mientras todavía abril regala mañanas con frialdad al recibir algunas masas invernales, unido a otras características.

— ¿Influye en esto el cambio climático?

— En años recientes las evidencias medibles del cambio climático (CC) se aprecian en dos fenómenos: el incremento del nivel del mar y de la temperatura mínima en los últimos 15 años, no así los registros de la máxima, algo que no sucedía en la década de los 70 ni en la de los 80, sin descartar el nivel de salinidad que afecta el crecimiento de las plantas al referirnos a los suelos.

— Si tomamos un calendario ¿cómo se comporta la entrada regular de frentes fríos?

— Octubre, por lo general, recibe uno o dos frentes fríos o ninguno, mientras en noviembre hay un promedio de dos mensuales; sin embargo, la etapa de diciembre a febrero se considera la de mayor afectación acompañada de un período seco en el que llueve muy poco, pero enero y febrero constituyen los meses en que entra mayor cantidad de frentes fríos dentro de la temporada invernal.

Y como detalle ilustrativo vale significar que el récord de temperatura mínima registrado en Cuba ocurrió un 18 de febrero de 1996 en Bainoa con 0,6 o C.

— El período lluvioso tiene sus irregularidades ¿qué avizoran los pronósticos?

— En los últimos días los modelos climáticos auguran lluvias en mayo después del día 10, en tanto abril no traerá muchas precipitaciones como para llenar presas y acuíferos subterráneos.

Este mes es el último de la llamada temporada seca, y según informes obtenidos de la base de datos de Recursos Hidráulicos junio aparece como el mes más lluvioso, pero en los últimos 15 años no se ha comportado así. Le siguen mayo-octubre, septiembre, agosto y julio donde la lluvia es muy poca. 

— Respecto a la temporada ciclónica ¿puede hablarse de vaticinios primarios?

— Cuba hace sus pronósticos en mayo, aunque ya una universidad estadounidense hizo sus vaticinios y en abril lo harán varias instituciones del mundo. Hasta el momento se pronostica una temporada muy activa.

En los años recientes se ha acortado el inicio de la temporada ciclónica que oficialmente comienza el 1o de junio, pero no olvidemos que en los últimos 8 o 10 años ya en mayo se ha registrado un ciclón como en el caso de 2018.

— ¿Prevalece El Niño—Oscilación del Sur, o es La Niña quien lleva la voz cantante?

— El Niño- Oscilación del Sur (ENOS o ENSO, por sus siglas en inglés) es el resultado del calentamiento y enfriamiento recurrente de la superficie del océano en el Pacífico del Este, pero La Niña prima en estos momentos, y se considera un evento climatológico que provoca un enfriamiento anómalo de las aguas del Pacífico central, desde las costas de México hasta Hawai.

Se prevé que traerá sus consecuencias con mayores afectaciones para finales de agosto, septiembre y octubre, por lo que se sugiere estar alertas e informados a cada momento.

— Se impone la referencia también a la sequía ¿Cuál es la realidad?

— Hay varios tipos de sequía: la meteorológica, hidrológica, económica y la agrícola que todas pueden afectar a Villa Clara.

La de tipo meteorológico existe en la provincia, mas no es tan fuerte como la ocurrida en 2003 y 2005 que fue paliada por un ciclón tropical «Dennys», en 2005, al dejar suficiente lluvia. O como la del 2015-2017 también atenuada por «Irma» y «Alberto», en 2018, como fenómenos que han pasado, en unos casos, cerca o sobre la provincia.

Actualmente Remedios es el municipio con una sequía meteorológica marcada, a lo que se suma gran parte de Placetas y zonas de Manicaragua, en tanto existen sitios muy puntuales de Santo Domingo, Quemado de Güines y Sagua la Grande que resultan parciales.

Todo dependerá del comportamiento de las lluvias y de las medidas a adoptar a fin de evitar situaciones muy complejas. No obstante, este período lluvioso define el comportamiento de una sequía extrema para 2023.

— ¿Cómo puede contribuir la población?

— Con el máximo ahorro del agua, incluidos los organismos y ministerios que utilizan el recurso a tenor de que pudiera repercutir en las producciones agrícolas y en las correspondientes planificaciones. Estar informados de todos los fenómenos por los canales oficiales y la Defensa Civil y siempre alertas resulta la máxima que corresponde en estos tiempos.

MEMORÁNDUM

Según AccuWeather, una empresa estadounidense que ofrece servicios comerciales de predicciones del tiempo, el período de ciclones en el Atlántico (estimado del 1º. de junio al 30 de noviembre), puede tener de 16 a 20 tormentas con nombre y de seis a ocho huracanes.

Se pronostica que entre tres y cinco alcanzarán el estado de huracán mayor, lo que ocurre cuando una tormenta llega con fuerza de categoría 3 y vientos que superan los 170 km/h.

— Aunque no fue aprobado el pasado año, se mantiene en hipótesis cambiar la fecha de inicio de la temporada ciclónica en el Atlántico al 15 de mayo debido a las depresiones o tormentas tropicales adelantadas que han surgido en los últimos periodos.

CONTRASTES

— Respecto al frente frío ocurrido a fines de marzo lo que no se ve muy común fue el descenso de los termómetros a 12 o C, pero puede considerarse normal.

— En los últimos 12 años no hemos tenido fríos consecutivos de varios días. Los últimos reportes se sitúan entre 2009-2010,

— Según las estadísticas las lluvias del huracán «Alberto», en 2018, y sus niveles superiores no deben repetirse en más de un centenar de años como otro de los efectos del cambio climático.

PIE DE FOTOS

1.- Máster Amaury Machado Montes de Oca, jefe de pronósticos del Centro Meteorológico de Villa Clara (CMP, « el récord de temperatura mínima registrado en Cuba ocurrió un 18 de febrero de 1996 en Bainoa con 0,6 o .

2.- Situación de la sequía meteorológica en Villa Clara con sus puntos débiles, moderados, severos y extremos (expresados en colores) y su comportamiento en algunos municipios.

3.- Cuba hace sus pronósticos de la temporada ciclónica en mayo, pero de acuerdo con los vaticinios de organizaciones internaciones al parecer será un período muy activo.

4.- Estar atentos e informados son premisas de primer orden para evitar consecuencias mayores.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91