20111112142539-reloj.gif

A la una de la madrugada de este domingo 13 de noviembre se deberán atrasar una hora las manecillas de los relojes, con lo cual regirá en toda Cuba el horario normal.

La medida implica un crecimiento de la demanda de energía eléctrica, de ahí la importancia de utilizar solo los equipos y la iluminación necesarios en los hogares y centros de trabajo.

(Con información de Periódico Granma)