20120313115241-edel-22.jpg

Edel Rodríguez López, al frente de la Unidad de Logística de la entidad.

Por Ricardo R. González

Foto: Ramón Barreras Valdés

La Empresa Provincial de Conformación de Metales y Fundiciones (METALCONF), está ubicada en el municipio villaclareño de Placetas, y aunque su materia prima fundamental resulta el aluminio y materiales no importados a fin de cumplir su objeto social destacan más de 30 renglones en el abanico de producciones.

Persianas y puertas de aluminio de diferentes tipos, juegos de comedor, bancos destinados a los parques, sillones, columpios, calderas y útiles del hogar figuran, entre otros renglones, en el catálogo de ofertas cuyo destino va dirigido a las entidades de Comercio para la venta a la población.

Se incluyen aquellos organismos que operan en divisa, instituciones de Salud y Educación, y otras encomiendas como la de asumir el mobiliario de los albergues del EJT que acogen a quienes participan en la reconstrucción de las líneas del ferrocarril cubano.

Según declaraciones de Edel Rodríguez López, al frente de la Unidad de Logística de la entidad, constituye una de las siete dependencias subordinadas al Grupo Empresarial VICLAR en la provincia, y asumen, además de la fundición de muebles e implementos, otros renglones completados por andamios, escaleras, camas, literas, quioscos funcionales para los carnavales, y ya piensan en incluir las carretillas dirigidas a las labores constructivas como otra de las opciones.

También agregan la producción de materiales de la construcción, a la vez que intentan establecer una línea productora de diferentes gamas de pinturas a partir de un proyecto de desarrollo local.

Uno de los grandes méritos de sus 225 trabajadores radica en que resulta el único colectivo de su tipo en el país que labora con materiales no importados, principalmente con la chatarra de aluminio nacional, y es la pionera en reciclar para que todo lo inútil se convierta en útil.

Por ello, y por mucho más, resulta la mejor entidad entre las integradas a la plantilla de VICLAR en Villa Clara.

Así, avanzan con gentes de bien que impulsan los latidos de la cotidianeidad a fin de tributar el siempre bienvenido buenos días.