Blogia
soyquiensoy (Ricardo R. González)
Chollo del día - Gorra Adidas 9,99 € 15 € -33%

Villa Clara atenta ante el virus de la influenza aviar

Villa Clara atenta ante el virus de la influenza aviar

Por Ricardo R. González

Fotos: internet

Los veterinarios y expertos de ramas afines en Villa Clara se mantienen alertas ante el virus de la influenza aviar que ha sido reportado en varios países, incluido Cuba.

Hasta el momento la provincia no reporta incidencias de este tipo, pero la vigilancia no se descuida a partir del reporte del Ministerio de la Agricultura y el Centro Nacional de Sanidad Animal (Cenasa) que notificó, hace algunos días, la detección del evento en aves silvestres del Jardín Zoológico de La Habana lo que conllevó a la adopción de las medidas pertinentes.

La influenza o gripe en las aves constituye una enfermedad infecciosa de la que se conocen 15 cepas o subtipos de virus, aunque el H5 y H7 son los que han provocado mayores secuelas en el mundo, aunque organismos internacionales confirman que la mayoría de estos virus que afectan a las aves no se transmiten a humanos; sin embargo, existen determinadas cepas que resultan altamente patógenas y pudieran infectar a estos.

Los signos de la gripe aviar en las aves se resumen en la muerte repentina de los animales, la falta de energía, de apetito, de coordinación en los movimientos, inflamación en varias partes del cuerpo, diarreas, estornudos y producción reducida de huevos o la presencia de posturas con cáscaras blandas y deformadas.

Si llegara a afectar a los humanos pudiera ocasionar infección leve en las vías respiratorias, fiebre, tos o un cuadro de neumonía grave que deberá atenderse a tiempo para evitar consecuencias mayores.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) puntualiza que el principal factor de riesgo para el traspaso de la enfermedad de las aves a los humanos resulta el contacto directo o indirecto con animales infectados o con superficies contaminadas por heces.

No se excluyen otros procederes peligrosos como el desplume y la manipulación de cadáveres de aves de corral infectadas.

Todas las aves son susceptibles a dicha infección, aunque se cree que algunas variedades presentan mayor grado de resistencia. El padecimiento puede desarrollarse de varias formas, unas más benignas que otras. La letal se caracteriza por un comienzo súbito, un grave empeoramiento y un deceso rápido, con una mortalidad muy próxima al ciento por ciento.

Personalidades internacionales precisan que si bien el virus H5N1 se ha propagado entre las aves de corral y las silvestres durante 25 años, en fecha reciente se han detectado infecciones en visones, nutrias y leones marinos, lo que evidencia el peligro de que la cepa circulante afecte también a más poblaciones de mamíferos, al tiempo que aclaran que, de momento, la afección no se transmite a las personas a través del consumo de carne aviar y sus derivados.

A manera de recomendaciones se indica el lavado frecuente de manos o usar desinfectantes a base de alcohol.

— Evitar el contacto sin protección con aves de corral que parecen estar enfermas.

— En caso de encontrarse algún ave enferma o muerta, evitar el contacto y avisar a las autoridades sanitarias.

— No tocar superficies que podrían estar contaminadas con saliva, mucosa o heces de aves silvestres o de corral.

— Se recomienda que quienes viajen a zonas con brotes de influenza aviar adopten las medidas de prevención necesarias para evitar el riesgo de contraer la enfermedad.

Las autoridades sanitarias recomiendan comunicar de inmediato al servicio veterinario oficial de la localidad ante la mortalidad de aves de crianzas o aves silvestres, por lo que de notarse cualquier manifestación de la enfermedad debe acudirse a las autoridades veterinarias para la investigación y aplicación de las medidas de control.

BREVE HISTORIA DE LA INFLUENZA AVIAR

Esta afección fue descrita por primera vez en Italia hace una centuria, y la causa predominante de las epidemias ocurrió por el contacto directo entre las especies migratorias y las de corral, entre otros factores.

— Los primeros casos de infecciones en seres humanos del altamente patógeno H5N1 de la gripe aviar se presentaron en 1997 en Hong Kong. Lo más probable es que los virus se originaron en la población avícola doméstica de esa región.

— Los brotes actuales del virus H5N1 comenzaron en Asia en 2003.

— En la actualidad ha sido detectada en más de 11 países de América y desde el año pasado se han registrado un cómputo superior a los 75 brotes en el continente.

PIE DE FOTOS

1.- Los signos de la gripe aviar en las aves se resumen en la muerte repentina de los animales, la falta de energía, de apetito, de coordinación en los movimientos, inflamación en varias partes del cuerpo, diarreas, estornudos y producción reducida de huevos o la presencia de posturas con cáscaras blandas y deformadas.

2.- En la actualidad ha sido detectada en más de 11 países de América y desde el año pasado se han registrado un cómputo superior a los 75 brotes en el continente.

3.- El lavado frecuente de las manos resulta fundamental.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

0 comentarios