20160805133908--rbv2387.jpg

El buen sabor, de Sagua la Grande, con Alfredito y Yanai, constituye un buen ejemplo en la calidad de los servicios en la elaboración y expendio de alimentos.

Por Ricardo R. González

A casi 39 mil afiliados asciende la nómina de trabajadores por cuenta propia (TCP) desde que se abrieron las diferentes modalidades en Villa Clara.

Santa Clara, Camajuaní y Placetas agrupan el 57, 7 % del total, mientras el 70,2 % de las licencias vigentes corresponden a personas que no poseían vínculo laboral en etapas anteriores.

Diez de las actividades establecidas concentran el 70 % de los TCP, aunque predomina el trabajador contratado, con 8 mil 626, el elaborador vendedor de alimentos (4 mil 902), los transportistas (3 mil 608) y los carretilleros.

Los 13 municipios villaclareños laboran en el ordenamiento y control del TCP, sin descuidar el acondicionamiento de las áreas de concentración autorizadas para el expendio de productos.

Hasta abril se habían detectado más de 6 mil violaciones que conllevaron a la aplicación de 3 mil 376 multas, además del retiro de licencias, decomisos y paralizaciones del servicio por causas relativas a la higiene.

Entre las principales violaciones aparece la comercialización de artículos no autorizados, el empleo de fuerza de trabajo sin la debida contratación, y la utilización de espacios u otras variantes que no disponen del permiso para el ejercicio de la actividad.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza