20120331155421-leinier.jpg

Leinier Domínguez visitó hace unos días nuestra redacción y conversó con los jóvenes periodistas. Así encara su diario quehacer este ajedrecista (2 730 puntos Elo), quien exhibe el escaño 20 del ranking FIDE y el número uno de Latinoamérica.

"Siempre es posible hacer las cosas mejor, aunque mi filosofía es llevar una vida normal, buscando el perfecto equilibrio con el ajedrez, he logrado complementar ambos y me ha ayudado sobremanera a mantenerme concentrado y enfocado"¼

Con solo 17 años te convertiste en GM en el Abierto de Linares y en julio del 2008, con 25, superaste la barrera de los 2 700 puntos de Elo. ¿Presiones?

La presión siempre existe. Me convertí en GM siendo muy joven, pero fue bueno, para medirme a rivales de nivel superior, algo que hice desde que rondaba los 2 650. En ese momento, y ante la cercanía de los 2 700, sí me tensioné bastante. El Elo no debe ser un lastre a la hora de desarrollar tu juego.

¿Jugadores complicados y resultados ante ellos?

En la elite todos los contrarios son difíciles. Por mis resultados ante él podría decirte que el noruego Magnus Carlsen (2 835), pero hay una superelite compuesta por el propio Carlsen, el armenio Aronian (2 820), el ruso Kramnik (2 801) y el indio Anand (2 799). Ellos combinan talento y además, son muy trabajadores. Quizá Carlsen sea el menos dedicado, pero también el más genial.

Luego existe otra agrupación fuerte, con rating superior a los 2 700.

Desde mi perspectiva, el ucraniano Vassily Ivanchuk (2 764) tiene un estilo muy universal en su juego, quizá no sea de los más estables, pero cuando tiene lucidez total, es temible. Hace muy pocas tablas y lo considero entre los mejores de la historia.

¿Cuándo estás en forma óptima y el porqué de tantas tablas?

Hablar de forma óptima es sumamente complicado, se compone de un balance entre entrenamiento y juego, eso te da la posibilidad de estar afinado en el cálculo de variantes y desarrollar la capacidad de anticipación. Lo ideal es equilibrar eso con el componente físico. Por ejemplo, entre finales del 2010 y la primera mitad del 2011 jugué muy poco, y quizá eso influyó en un bajón que tuve en ese lapso y hasta octubre del año pasado.

Las tablas principalmente se corresponden con el nivel del certamen que encares. Es una tendencia en el ajedrez actual a tono con la paridad. Te confieso que no salgo a buscar la igualdad, mi estilo es agresivo.

Consideraciones sobre el Campeonato Nacional.

Me gusta medirme e intercambiar con mis homólogos, pero veo justo el nuevo formato para preservar el Elo de Bruzón y mío.

Malos momentos e impacto de las nuevas tecnologías.

Recuerdo que terminé muy bien el 2004, fui quinto en el Mundial de Trípoli, había tenido un rendimiento de 2 808 en el Capablanca de ese año y además, estuve acertado como primer tablero en la Olimpiada Mundial de Calviá. Sin embargo, en el 2005 tuve una racha adversa. La superé y anímicamente me repuse. De las nuevas tecnologías, te diré que se han desarrollado programas muy fuertes en los últimos diez años, funcionan como un avezado analista, pues calculan un enorme espectro de variantes. Eso ha contribuido a la evolución del ajedrez, aun así resulta primordial saber prepararse, tener un buen equipo y la debida selección y participación en torneos según el coeficiente que se posea.

¿Cómo asimilaste lo de ídolo de Güines?

Todo fue muy natural, a mi regreso de Trípoli me pasearon por el municipio en un jeep, me gusta conversar con la gente, es muy bueno ser querido.

¿La familia y otras pasiones?

Un baluarte importantísimo, de esencial ayuda en mi carrera. El ajedrez me ha hecho mejor persona. Tengo dos equipos: en la pelota Industriales y en el fútbol el Real Madrid. Además, me gusta mucho el tenis de campo; incluso, lo practico de un tiempo a esta parte para mejorar mi condición física.

¿Y respecto al futuro de tu carrera?

Soy muy optimista, disfruto mucho el ajedrez desde niño, amén de que considero pudiera dedicarle un poco más de tiempo, pero prefiero continuar con mi filosofía de equilibrio.

Así hizo su última movida el ídolo de Güines, quien desde que rebasó la barrera de los 2 700 en julio del 2008 no ha descendido de dicha cifra y que encarará en abril, con su rating récord de 2 730, la liga rusa por equipos, como segundo tablero de su armada.

(Con información de Harold Iglesias Manresa. Periódico Granma)