20150520130916-83b5bd7f6be445552d0fa4f1fbf2d52e-l.jpg

Solo pudieron crear la cáscara del riñón, porque el nivel de impresión en 3D actual no es lo suficientemente precisa como para imprimir una estructura que pueda filtrar la sangre.

Un grupo de estudiantes de ingeniería química de la Universidad de Connecticut, noreste de EE.UU., lograron mediante impresión 3D desarrollar dos prototipos de un riñón artificial.

La creación del prototipo puede ser una inmejorable vía alternativa a la diálisis o el trasplante de órganos, siendo la primera una solución temporal aunque costoso, y el segundo inconveniente sería la gran demanda de este tipo de órganos.

"El objetivo del proyecto de diseño era conseguir que estos estudiantes combinaran la última tecnología y sus conocimientos de ingeniería química aprendidos en sus cuatro años de universidad, para resolver un problema técnico que marcaría un antes y un después", afirmó Anson Ma el profesor responsable de los estudiantes.

Los estudiantes crearon un dibujo de la parte exterior de un riñón artificial utilizando el software AutoCAD y luego trasladaron el modelo a la impresora 3D. El riñón se creó con un tamaño de 12 centímetros de largo por 6 de diámetro, lo que simboliza el tamaño medio de un riñón adulto.

(Con información de Telesur)

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza