Facebook Twitter Google +1     Admin

Latidos compartidos

20210726122447-paciente-veronica-cardenas.jpg

Las vivencias de una paciente son parte de esta historia que comenzó a tejerse en julio de 1986, cuando Villa Clara abrió su Cardiocentro.

Por Ricardo R. González

Fotos del autor

Verónica Cárdenas Martínez tenía una infancia feliz. Jugaba y se acogía a las rondas infantiles o a esas travesuras que incitaban a descubrir el mundo, mas desde temprano sentía que una falta de aire oprimía su pecho a medida que pasaba el tiempo, mientras que las recurrentes afecciones respiratorias y las marcadas palpitaciones presagiaban la necesidad de un estudio profundo.

Galenos del hospital pediátrico José Luis Miranda comenzaron las investigaciones y no tardaron en arribar a un diagnóstico. Sin duda, existía una comunicación interauricular (CIA) o defecto cardíaco de nacimiento en la pared que separa las dos aurículas o partes superiores del corazón.

Se trata de una especie de orificio que aumenta el flujo de sangre enviado a los pulmones con presuntos daños en los vasos sanguíneos una vez llegada la adultez.

En ocasiones esta irregularidad desaparece por sí sola, pero en otras requiere de la cirugía para evitar la futura hipertensión pulmonar, la insuficiencia cardíaca u otras anomalías asociadas a las arritmias o al riesgo de accidentes cerebrovasculares. 

Verónica mantuvo seguimiento médico hasta la apertura del Cardiocentro a donde fue remitida. Tenía entonces 25 años, y el 8 de octubre de 1986 entró al salón para resultar la cuarta paciente intervenida en la historia del centro.

«Recuerdo que los profesores Ismael Alejo Mena (ya fallecido) y Arturo Iturralde Espinosa fueron los cirujanos, secundados por el doctor Osvaldo González Alfonso como anestesiólogo. La operación fue a corazón abierto (con el empleo de la máquina corazón-pulmón, que reemplaza las funciones de los órganos durante el proceso). Tuve el privilegio de que el doctor Noel González Jiménez (también fallecido), pionero en la realización de trasplantes cardíacos en Cuba y jefe del servicio de Cirugía cardiovascular por entonces, participara en el acto, y de contar con excelentes atenciones en la Unidad de Cuidados Intensivos por parte de los doctores Ramona Lastayo Casanova y Mario Plasencia Pérez, junto a todo un personal de enfermería caracterizado por su encomiable labor. 

AÑOS DE RECUENTO

Tres décadas acaba de cumplir el Cardiocentro Ernesto Guevara, que se convierte en parte de la región central y de todo el archipiélago. Entre tantas vivencias su colectivo no olvida el reto que enfrentaron aquel 24 y 25 de julio de 1986 cuando decidieron iniciar la obra. Entonces Teresa Vera Valle, residente en Manicaragua, y Marta Rodríguez Pérez, con domicilio en Vueltas (Camajuaní), traspasaron el quirófano para decirle adiós a sus respectivas irregularidades cardíacas.

También el doctor Ignacio Fajardo Egozcue, especialista de II grado en Anestesia y Reanimación, y uno de los fundadores, tiene un arsenal de recuerdos, y nunca olvida las tensiones compartidas en aquellos primeros casos.

Llegaba la hora cero. Había que demostrar lo aprendido en los adiestramientos recibidos en la capital cubana por quienes abrirían el largo camino, y así lo iniciaron.

Luego de los casos de Teresa y Marta hubo un receso hasta octubre de 1986 a fin de precisar detalles y reorganizar determinados objetivos, y casi en el «debut» enfrentaron la primera urgencia con un paciente de 48 años intervenido meses antes en La Habana.

Había descuidado la disciplina que demanda el régimen postoperatorio y ello provocó un coágulo en la aurícula izquierda que motivó otra intervención para extraerlo y sustituir la válvula dañada.

En estos años de recuento aflora el caso de aquella portadora de un síndrome congénito en la aurícula derecha, que requirió provocarle un paro circulatorio total a baja temperatura.

Era otra prueba de fuego debido a que la persona quedaba prácticamente muerta ante la necesidad de llegar de inmediato hasta la vena cava para trabajar sobre la anomalía.

El proceder no podía exceder los 45 minutos. Los expertos trataban de ganar tiempo. Pericia y dominio absoluto de la profesión sin juego de nervios. Y se logró. Reanudaron la circulación sanguínea por todo el cuerpo de la enferma bajo plena normalidad, aunque este paso demandara unas dos horas con tal de llegar a los 37 grados centígrados requeridos.

Entre noches de tensiones y en medio del bregar cotidiano apareció la primera menor que demandaba tratamiento quirúrgico en edad pediátrica: Yanet Millán Castillo, de solo 10 años, portadora de una curiosa irregularidad. La hiperplasia o estrechez en uno de los segmentos de la aorta le ocasionaba una hipertensión arterial en las extremidades superiores, mientras en las inferiores ocurría todo lo contrario. Ello causaba ciertos trastornos en el desarrollo físico de la menor.

Con el paso del día a día se incorporaron tecnologías y dispositivos que posibilitaron una precisión diagnóstica óptima, sin descartar aquellos procederes que evitan cirugías mayores relacionadas con los percances isquémicos o las obstrucciones de las coronarias, a pesar de que no resultan aplicables a la totalidad de los casos, pues depende de sus particularidades. 

El Cardiocentro también conoce de largas esperas por roturas de equipos, y a partir de 2003 consolidó la cirugía de las coronarias sin el empleo de la máquina corazón-pulmón (C.E.C.), y en más del 95 % de estas intervenciones ya no se utiliza el dispositivo.

Y entre sus logros indiscutibles hay espacio para el servicio de Cirugía Vascular, el único existente entre las instituciones de su tipo en el país que rebasa las 1500 operaciones respaldadas con resultados de potencias desarrolladas en el mundo.

EL EPÍLOGO DE VERÓNICA

Verónica Cárdenas confiesa que pasada la operación sus síntomas desaparecieron. Solo quedó una arritmia marcada por una frecuencia cardíaca muy baja hasta que el organismo se adaptara a las nuevas circunstancias.

«Al pasar el tiempo decidieron situarme un marcapasos como regulador de mi vida».

—¿Quedaste con alguna limitante?

—No las conozco. Desarrollo mis actividades normales con los cuidados propios de una operada, pero sin limitantes. Camino bastante, porque no siempre puedo auxiliarme de un carretón, realizo los quehaceres hogareños y cumplo responsabilidades laborales como portera-guardabolsos del establecimiento El Encanto, perteneciente a la cadena de Tiendas Panamericanas.

—¿Y el colectivo del Cardiocentro?

—Es una prolongación de mi familia. Tendría que dedicar oraciones interminables para un verdadero centro de excelencia. Desde sus inicios mantiene su luz en función de pacientes y familiares. Trabajadores, sin distingo de oficios, que aman lo que hacen.

«Hace unos días leí en Vanguardia un trabajo dedicado al Cardiocentro, y cuánta razón tiene el doctor Raúl Dueñas Fernández, al decir que la máxima del centro no es la de atender bien al enfermo, sino la de mimar a quienes necesitan del servicio y a sus acompañantes. Yo lo sentí. Eso lo logran a plenitud con una disciplina extrema. Por eso el pueblo pide que sigan como hasta ahora y que el joven relevo prosiga los pasos ante tanta entrega».

Entonces, el Cardiocentro cuenta con el beneplácito de la vida para continuar su historia. Ese ganado por su personal de enfermería, técnicos, auxiliares, porteros, cirujanos, anestesiólogos, especialistas… en fin, y con el recuerdo de quienes estuvieron un día y por diferentes causas ya no están, pero dejaron su impronta en ese afán de entregarlo todo a favor del prójimo. Humanos de esta era que velan y acarician esos latidos compartidos. 

PIE DE FOTOS:

1.- Verónica Cárdenas Martínez a los pocos días de intervenida en aquel octubre de 1986.

2.- Teresa Vera Valle (a la derecha) y Marta Rodríguez Pérez fueron las primeras pacientes operadas en el centro entre el 24 y el 25 de julio de 1986. Encabezó el equipo el Dr. Álvaro Lagomasino Hidalgo.

3.- Un helicóptero sobrevoló la instalación a baja altura y aterrizó en sus proximidades en la tarde noche del 29 de julio de 1986. Era la segunda donación de órganos realizada en el Hospital Provincial Clínico Quirúrgico de Santa Clara, y la primera a solo cuatro días de la existencia del Cardiocentro.

4.- Verónica Cárdenas Martínez desarrolla su actividad normal en el establecimiento santaclareño El Encanto, de la cadena Panamericana.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Abdala se aproxima a Villa Clara para vacunación poblacional

20210722233117-foto-9.jpg

Por Ricardo R. González

Foto: Ramón Barreras Valdés

La esperada vacunación poblacional de Abdala se aproxima al territorio, villaclareño, según confirmaron autoridades sanitarias en espacio radiotelevisivo local.

Aún sin precisarse día fijo para responder al ¿cuándo? trascendió que el proceso iniciará por la capital provincial mediante 261 puntos de vacunación en 121 sitios clínicos establecidos para recibir a los 177 mil 059 mayores de 19 años que no presenten problemáticas de Salud invalidantes del proceso.

Como elemento distintivo aparece la inclusión de las gestantes del segundo y tercer trimestre, así como la totalidad de las madres que aplican la lactancia materna a su descendencia.

En estos momentos se completan los aseguramientos generales y muy pronto llegarán las primeras dosis de Abdala.

Durante los últimos meses Villa Clara inició el proceso con varios grupos de riesgo que en el caso de los trabajadores de la Salud experimento un 98,6 % de cumplimiento. En esta última etapa se procede en los servicios de hemodiálisis, hogares de ancianos, en el centro sicopedagógico Freddy Maymura Hurtado, todos en primera dosis, al igual que los asociados a la Planta Cloro Sosa, de Sagua la Grande, que ya reporta un 73,8 %.   

Luego, y de manera organizada, se incorporará el resto de los municipios villaclareños.

No deben someterse a la vacunación quienes hayan padecido la COVID-19, al igual que aquellos que previamente recibieron cualquiera de las vacunas para el SARS CoV-2 establecidas en Cuba o en el extranjero.

De igual modo los que hacen alergia a los componentes, incluido el Timerosal, los portadores de enfermedades crónicas descompensadas, embarazadas, puérperas o en proceso de lactancia, y aquellos aquejados de enfermedades agudas y VIH positivo con carga viral detectable en el momento de recibirla, entre otras contraindicaciones.

Vale aclarar que aún la persona vacunada proseguirá el cumplimiento de las medidas establecidas en los protocolos debido a que la vacuna no resolverá la difícil coyuntura sanitaria ocasionada por la pandemia si no se actúa con responsabilidad individual y social.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Villa Clara aplica el Nasalferón para el enfrentamiento a la Covid-19

20210720114441-137506739-10158392193133515-2036185330502499755-n.jpg

Por Ricardo R. González

Fotos tomadas de internet

Villa Clara confirma la aplicación del Nasalferón como parte de los medicamentos incluidos en los protocolos para enfrentar la situación sanitaria provocada por la Covid-19.

Está dirigido a contactos de casos positivos al SARS-CoV-2 y a convivientes que permanecen aislados en la propia vivienda a fin de evitar la transmisión, fortalecer el sistema inmunológico, y garantizar que si la persona enferma se descarte un cuadro clínico severo.

El fármaco no constituye una vacuna, fue desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba (CIGB) y establece su administración mediante una gota por cada fosa nasal, con dos frecuencias diarias, durante 10 días.

Los frascos garantizan el tratamiento durante ese tiempo, y si acaso el contenido finaliza en unos ocho días no se requieren dosis adicionales. 

En las consultas para la evaluación de las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA), habilitadas en las dependencias de Salud, se entregará el medicamento para aquellos que lo requieran, de conjunto con las explicaciones al respecto.

Los niños mayores de 12 años que resulten sospechosos o positivos al virus, sin factores de riesgo ni comorbilidades asociadas también van a recibir su tratamiento en el hogar. En estos casos solo se administrará una gota por cada fosa nasal una vez al día.

Para su aplicación los fabricantes recomiendan:

— Lavarse bien las manos con agua y jabón.

— Para abrir el frasco por primera vez, tómelo de manera vertical y gire la tapa a favor de las manecillas del reloj, hasta que descienda totalmente. Esto es suficiente para perforar el material del frasco y permitir que la gota pueda salir.

— Coloque la tapa sobre una superficie plana, de manera que su interior no entre en contacto con la superficie. No toque el interior de la tapa. Esto evitará posibles contaminaciones.

— Recline la cabeza hacia atrás y acerque el extremo del frasco a una de sus fosas nasales. No ponga en contacto el extremo del frasco con su fosa nasal.

— Deje caer, por gravedad, una gota del medicamento dentro de su fosa nasal, sin presionar el frasco.

— Proceda de igual forma con la otra fosa nasal.

— Mantenga la cabeza reclinada hacia atrás por algunos minutos.

— Cierre nuevamente el frasco y colóquelo bajo condiciones refrigeradas.

Se aclara que el recipiente debe conservarse en refrigeración, por lo que impera valorar si las personas presentan condiciones óptimas en su vivienda para asumir el ingreso domiciliario, de lo contrario deberá asistir a un centro de aislamiento.

Si posee algún tipo de alergia puede consultar al especialista antes de aplicar el Nasalferón.

PIE DE FOTOS:

1.- En el caso de los adultos se administra una gota por cada fosa nasal, con dos frecuencias diarias, durante 10 días.

2.- El Nasalferón es un producto derivado de la biotecnología cubana que evita las réplicas del virus SARS-CoV-2 entre otras ventajas. 

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Canta Elenita, canta

20210719115607-foto-1.jpg

CON CIERTA PERIODICIDAD RECORDAMOS TESTIMONIOS DE VILLACLAREÑOS QUE PADECIERON EL SARS-CoV 2 Y ESTÁN RECUPERADOS, PERO VALEN SUS EXPERIENCIAS A MANERA DE APRENDIZAJE PARA TODOS.

YO CONOCÍ LA COVID (III)

La historia de la niña que les regalaba canciones a sus protectores de la Salud mientras permaneció ingresada en el hospital Manuel Fajardo Rivero de Villa Clara.

Por Ricardo R. González

Fotos: cortesía Hospital Militar

Apenas iniciaron los primeros días de este 2021 y el mundo le dio una vuelta inimaginable a sus siete años. De pronto, todo cambió, no asistiría a su segundo grado en el seminternado de primaria Olga Alonso, de Santa Clara, ni recibiría ese universo del saber impartido por la querida maestra Maritza. Tampoco participaría en los juegos que llenan las ilusiones de la infancia ni en los matutinos en los que canta y recita en tiempos normales.

Nada ocurrió por voluntad propia ante un detestable culpable que impuso barreras para tratar de nublar los días de Elena Moreno Abreu. Ella escuchaba hablar del coronavirus y de sus infaustas heridas, pero nunca imaginó que tocara a la puerta a fin de someter a parte de la familia al triste dictamen de la positividad, y en el caso particular resultar sospechosa de alto riesgo.

Marcados por la pandemia quedaban sus padres Alexis Moreno Falcón, gastronómico del motel Las Palmas en la capital provincial, Yaritsy Abreu Gómez, licenciada en Ciencias Farmacéuticas y trabajadora en el Departamento Provincial de Medicamentos y Tecnologías Médicas de la Dirección Provincial de Salud, al igual que su hija Elaine, de seis años y matricula del primer grado también en el seminternado Olga Alonso. Por ello, el hospital militar Comandante Manuel Fajardo Rivero, de Villa Clara, resultó el «hogar» transitorio en una historia contada así…

— Enero 3: Alexis comenzó con signos de catarro y malestar general. Un día después ingresó en un centro de aislamiento donde luego de los exámenes pertinentes resultó positivo a la COVID-19. Lo suficiente para ser trasladado al Hospital Militar hasta su egreso el 13 del actual mes.

— Enero 4: Yaritsy, Elaine y Elena se mantienen en aislamiento domiciliario en espera de los PCR. ¿Resultados? Yaritsy y Elaine, afirmativas, por lo que el camino hacia la institución hospitalaria no se hizo esperar hasta el 17 de enero en que recibieron el alta.

«Supuestamente adquirimos el virus por otro contacto. En el caso de Elena manifestaba congestión nasal unida a dolor de garganta que experimentó un solo día, mientras Elaine también presentaba tupición como único signo», explica la progenitora quien, en su caso, perdió el apetito y el sentido del gusto.

Una preocupación existía en la familia. Elena padece de una arritmia cardíaca atendida por la Dra. Lisset Ley Vega, en el Hospital Pediátrico, y por el Dr. Juan Miguel Cruz Elizundia, del Cardiocentro villaclareño, pero la comisión de expertos que evaluó la situación, con dominio pleno de los protocolos vigentes, decidió emprender de inmediato las acciones y aplicarle a Elena idéntico tratamiento al de un paciente positivo ante el estrecho contacto familiar existente y sus antecedentes clínicos, según relata el Dr. Richar Godoy León, quien asume la jefatura del servicio de Pediatría en el Hospital Militar durante la etapa del SARS-CoV-2

CANCIONES PARA EL ALMA

Las horas pasaban en ese compás interminable bajo la acción de fuertes medicamentos. Quizás las jornadas más largas en la vida de las infantes hasta que en el segundo día de ingreso Yaritsy le propuso a su hija mayor que le cantara a los médicos y al resto del personal de Salud como agradecimiento por tantas atenciones.

Era el regalo espontáneo para ellos. La niña muy dispuesta aceptó y cada noche, a las 9:00 p.m. llegaban las canciones como una especie de aplauso simbólico.

Cantos a la esperanza, a encontrar los detalles bellos aunque algo presente las huellas de lo deplorable, a realzar el valor del entorno, y sentir la auténtica cubanía llegaban a través de esa palangana vieja, de nuestra Teresita Fernández, en las que un día florecieron violetas para demostrar que aún lo desechable puede tributar satisfacciones, o mediante esa Nana de las mariposas, original de Kiki Corona, que remarca lo autóctono de una flor nacional incomparable.

En aquellas jornadas no faltó el tierno llamado al cuidado de la Naturaleza, y para ello se entonaba Amanecer de la flor, de Ada Elba Pérez que Liuba Maria Hevia ha hecho suya, o los Versos Sencillos, de José Martí, y el Cuba que linda es Cuba, en la que Eduardo Saborit reflejó la grandeza de un archipiélago que se lleva muy adentro. Todas ellas fueron seguidas por su hermana Elaine quien se incorporó a la iniciativa para alternar en ocasiones como dúo.

Así una noche y otra en lo que ya resultaba un momento esperado. El personal de Salud estaba maravillado, incluso asistían otros facultativos que se encontraban en labores para escucharla.

Aunque no tuvo la vivencia directa el Dr. Godoy León observó un vídeo y confiesa que le resultó muy motivador. «Los pediatras, los clínicos, las enfermeras de lo único que hablaban era de eso, de lo lindo que cantaba y de la emoción al escucharla», precisa.

Para Yaritsy constituyó un gran placer. «A Elenita siempre le ha gustado el canto. Desde primer grado cumple parte de sus sueños con Fidel Barata Hernández, un instructor de música de la Casa de la Cultura, quien la acompaña con la guitarra y montan diferentes canciones que se hacen escuchar en el propio recinto cultural en tiempos normales».

Ella también pertenece al Coro Provincial de niños y adolescentes de Villa Clara en proyecto iniciado hace poco y que aparece en fase de ensayos.

Luego del período establecido los exámenes realizados a la familia resultaron negativos, y el martes 19 de enero llegaba el egreso que dejó un vacío marcado entre el personal de la Sala.

Se extrañan aquellas canciones brotadas del alma que alegraban un segmento de la noche con la voz de una pequeña capaz de minimizar el dolor causado por los pinchazos recibidos y los efectos de los medicamentos porque siempre recibió esa ternura que hizo realidad lo que un día sentenció el más grande de todos los cubanos: «Los médicos deberían tener siempre llena de besos las manos».

Mientras tanto Alexis, el esposo de Yaritsy y el papá de Elena y Elaine, aguardaba en el hogar.

YA EN CASA

Los tiempos ingratos traen a la vez recompensas. No imaginó la familia Moreno—Abreu contar con ese cariño y respaldo que llegan de todas partes cuando las contingencias se tornan difíciles.

Sentirse queridos resulta un privilegio a ganar y queda demostrado desde los compañeros de trabajo de ambos padres, la escuela de las niñas cuyo personal estuvo muy preocupado y llamaban continuamente para conocer la evolución, así como de los integrantes de la zona de cuarentena del Consejo de Defensa Abel Santamaría con los agentes del MININT, de Tropas Especiales, los necesarios activistas y los representantes de las organizaciones de masas, encargados de llevar los víveres, atender los reclamos de la comunidad, y preservar la disciplina durante las 24 horas en toda la demarcación.

Respecto a lo recibido en el hospital militar Cdte. Manuel Fajardo Rivero nadie mejor que la propia Yaritsy al considerar que tanto los médicos como el personal de enfermería, técnicos, y auxiliares en general ofrecieron un trato excepcional. «Estábamos muy preocupados con Elena por su padecimiento de base, pero en todo momento los pediatras estuvieron muy al tanto de su evolución médica. En esta institución la preocupación hacia los enfermos es extrema, son héroes anónimos en una nueva contienda que brindan conocimientos, apoyo y amor a quienes lo necesitamos en esos momentos».

Que reconfortante es, a la vez, escuchar a la maestra Maritza González Portela declarar que son de esas alumnas siempre deseosas de tener por un docente en las aulas. Elena es aplicada, inteligente, participante en los concursos, aficionada al canto, y dispuesta a colaborar en las actividades extradocentes, como también su hermanita Elaine.

Y en medio de todo, vale insistir en esa necesaria prevención que nunca puede parecer reiterativa con un mensaje que implora cuidarnos por usted, por su familia, por la infancia que no tiene derecho a sufrir, y por todos.

Aliviemos el trabajo de nuestros baluartes de la Salud y de cada contribuyente ante ese agotamiento de meses que no admite descanso y les impone seguir. Para ellos todas las dichas del mundo, y regalos como los que ofreció una niña de segundo grado del seminternado Olga Alonso cuando la COVID trató de herir su inocencia. Es pequeña sí, aunque la estatura conspire a primera vista con la edad, mas su corazón está pleno de bondades, por eso canta Elenita, canta porque te lo agradece la vida.

PIE DE FOTOS

1.- El día del egreso, pero antes de partir hacia casa Elena interpretó una de sus canciones para el colectivo. Junto a ella su hermanita Elaine y su mamá Yaritsy.

2.- Elena y Elaine junto a parte del equipo que las atendió. Los Dres. Anelis Flores Rodríguez, Yainara Taurino Valdés, Jessik Tápanes Rodríguez, y los especialistas Rosabel Santana Molina, y Yaneisy Villazón Hernández.

3.- El Dr. Richar Godoy León, al frente del servicio de Pediatría en el Hospital Militar en tiempos de COVID, no se cansa de insistir en la prevención. De los 2 787 pacientes atendidos en general hasta el   19 de enero 549 son niños; con 143 positivos y los restantes sospechosos, pero llama la atención el incremento de la cifra de menores de cinco años ingresados en las últimas semanas.

4.- Mensaje de Elena al personal de la Salud del Hospital Militar de Villa Clara: «A los médicos y enfermeras que me atendieron le doy muchas gracias por su preocupación con nosotras. Que sigan salvando niños y personas, que tengan mucha sabiduría para curar esta terrible enfermedad y que los quiero… y que se cuiden de no enfermarse ellos».

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Abrazo a la humanidad

20210716113115-foto-1.jpg

La era en que la Universidad Médica villaclareña cambió su escenario habitual para demostrar que puede enfrentar retos complejos.

Texto y fotos Ricardo R. González

Fotos del autor y cortesía Universidad Médica

Los largos pasillos del edificio central de la Universidad Médica villaclareña permanecen en silencio, se extraña el ir y venir de estudiantes y profesores en ese tránsito habitual hacia las aulas, los laboratorios, la biblioteca, o quizás en una consulta repentina ante determinada duda sobre el universo del conocimiento.

Todo ha cambiado desde que un virus detestable irrumpió, en marzo del pasado año, e impuso una educación a distancia y la incorporación de aquellos educandos que no cursaban años terminales a las necesarias pesquisas en las comunidades del territorio.   

Un escenario diferente del que la Dra. Ivette Molina Linares, rectora de la institución, recuerda que al concluir el primer brote epidémico se pensaba en un retorno a la normalidad con la continuidad del curso académico. No existían contratiempos hasta que un segundo golpe propiciado por el SARS-CoV-2 retomó las pesquisas. Así un día y otro, en tanto la propia marcha de los acontecimientos ha transformado el objeto social que convirtió un centro docente en unidad totalmente asistencial.

«Un perfil nuevo pero en ciclo completo iniciado con las pesquisas para luego incorporar los vacunatorios, con las dosis de Abdala y Soberana Plus a determinados grupos de riesgo, los locales de aislamiento y ahora tres hospitales de campaña en Santa Clara y uno en Sagua la Grande», precisa la titular.

En un momento de esta última etapa el centro de estudios médicos superiores acogió contactos de casos positivos a la Covid-19 y la misión era observarlos en su evolución, pero de pronto se vieron inmersos en un hospital de campaña para adultos ya portadores del virus y de niños con idéntico diagnóstico a quienes se les garantiza la atención médica, de enfermería y el seguimiento diario, entre otras tantas funciones.

«Nuestra Universidad pasó de recibir sospechosos a positivos, por lo que hubo niños que al cambiar su estado permanecieron en la institución, al igual que una parte de los adultos».

Hablar de cifras resulta complejo ante un panorama cambiante en apenas horas, pero si bien el silencio permanece en los pasillos del área central no ocurre lo mismo en las instalaciones ubicadas pasando la Circunvalación donde se concentran los bloques del hospital de campaña, el puesto de mando y todo lo que garantiza la logística.

«De inicio habilitamos 124 camas para quienes han manifestado positividad en la edad pediátrica, y pretendemos disponer de otras 114 en los hospitales existentes en la instalación».

—Al repasar cada jornada ¿cuál ha sido el reto mayor emprendido por la Universidad Médica?

— El de ofrecer asistencia a los pacientes con nuestros propios profesores, médicos, personal de enfermería, tecnólogos y el resto del personal imprescindible. No hemos recurrido a ninguna fuerza externa. Los galenos que pasan visita son de nuestra Universidad, los enfermeros, laboratoristas, las brigadas de autoservicio, de limpieza y que garantizan otras labores están integradas por estudiantes nuestros, y hace unos días incorporamos más de un centenar de médicos que recién terminaron sus estudios.

DE INVESTIGADORES A ESTADÍSTICOS

Tairy Gómez Hernández es master en Ciencias Químicas que labora en la Unidad de Investigaciones Biomédicas. Ella forma parte de un equipo que ha tenido que dedicarse por completo al mundo de los números.

Otra faceta en su vida bajo un universo diferente, «pues si bien manejamos datos en nuestros estudios experimentales el ritmo de trabajo difiere por completo».

Un ejercicio extendido durante 24 horas y descanso por otras 72 que exige bastante rigurosidad con los pormenores de los nuevos ingresos, de quiénes reciben el egreso, el registro de los acompañantes de los niños hospitalizados y otros detalles que garantizan la funcionabilidad de un hospital.

La graduada de Química en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas está acostumbrada a renovarse en función de nuevas tareas en medio de la responsabilidad de ser madre, cuidar a los hijos y ancianos en casa y replantearse toda la organización hogareña para cumplir con su responsabilidad.

Por su parte, Josley Córdova Pereira es un especialista de estadísticas que tiene bajo su accionar el control y veracidad de cada cifra y ayudar a los muchachos en la recopilación de todos los datos hasta que cae la noche y realizan el resumen

Pero su función no concluye aquí. Luego debe dejarlos en la base de datos de la dirección de Salud en la provincia, asegurando aquellos confirmados durante el día y los que se mantienen como sospechosos.

«Un trabajo diario que desde el inicio de la pandemia se inscribe de sol a sol, mas detrás de estas cifras hay un grupo de personas que estaremos hasta que haga falta», afirma quien se desempeña como Jefe del Departamento de Estadísticas del policlínico Chiqui Gómez, de Santa Clara.

DEL DIARISMO EN EL AULA AL HOSPITAL DE CAMPAÑA

La vida le sorprendió a Laura Machín Reyes, la estudiante de quinto año de Medicina que vio interrumpido su curso académico. Nunca imaginó que se emprendiera una contingencia de este tipo porque nadie está preparado para ello.

«De pronto se suspendió el diarismo en el aula y nos fuimos a las pesquisas. Luego a los centros de aislamiento y en la actualidad en los hospitales de campaña como personal de apoyo».

— ¿Has sentido temor?

— Bastante. Es algo lógico entre los humanos, máxime cuando comenzamos a vivir. Soy asmática y diabética, y velo por mi familia, pero no obviamos las normas contenidas en los protocolos, al tiempo que resulta estimulante ver a tantos estudiantes incorporados de manera voluntaria.

Laura considera que pese al cansancio que aparece al final del día queda la satisfacción de sentirse útil junto al resto de sus compañeros a partir de 14 jornadas de trabajo, luego cinco días de aislamiento en otras áreas del propio hospital con la realización del correspondiente PCR antes de proceder al descanso.

Quien laboró en uno de los centros que acogen a niños positivos y ahora está al frente de sus colegas en la unidad habilitada en el edificio 7, sin dejar de trabajar en otras áreas, considera que la disciplina es la palabra de orden para contrarrestar la pandemia «porque es triste ver tantos pequeños afectados por el virus».

JUNTOS POR LA VIDA   

Cuando se haga la historia de la Covid—19 habrá que darles un sitio preferencial a los estudiantes de Ciencias Médicas. Si se le pregunta a la Dra. Ivette Molina cómo catalogaría el aporte del estudiantado lo resume, categóricamente, con una palabra: «heroico».

«Creo —dice— que nunca antes se había ejercido un papel tan protagónico como el de nuestros estudiantes en una situación de contingencia en que los retos son mayores cada día. Hay que verlos cómo se desenvuelven, cómo vencen el miedo a contagiarse, y manifiestan la alegría por haberlos tenido en cuenta».

— ¿En el caso de los trabajadores?

— Tuvimos la respuesta esperada, aun cuando existen muchas problemáticas personales, de limitantes, de enfermedades que hacen a las personas vulnerables, pero están presentes. Tenemos científicos convertidos en estadísticos, los puestos de mando del transporte son asumidos por profesores nuestros. Se cumple una guardia físico—administrativa todas las noches para lograr la disciplina en centros que no existen quejas en la atención al paciente, y todo puede lograrse con la unidad y el deseo de hacerlo bien, de otra manera es imposible.

— Han pasado 16 meses de plena pandemia ¿Cómo logran vencer el agotamiento?

— Dormimos muy poco y agotados estamos, pero hemos creado condiciones a nuestro personal, tanto de descanso como de alimentación, y siempre que alguien tenga determinada problemática contamos con sustitutos para que puedan trasladarse a sus casas.

— Imaginemos que llegue el fin de esta pesadilla ¿qué experiencia quedaría para todo el equipo de la Universidad Médica de Villa Clara?

— La gran satisfacción de un deber cumplido. Ha sido una de las tareas más difíciles entre todas las vividas, pero siempre nos quedará aquello de que contribuimos a una obra que entregamos todo a favor de la vida.

 PIE DE FOTOS      

1.- Entre cintas amarillas que indican áreas de cuarentena transcurre el accionar de la Universidad Médica. Ahora incorporan brigadas de 20 estudiantes durante 14 días, que se suman a las que ya prestan funciones en los restantes edificios con vistas a garantizar las rotaciones, en tanto los trabajadores que realizan sus guardias laboran 24 horas y descansan 72 hasta que cumplen su período reglamentado. (Foto: UCM)

2.- «Pretendemos acoger a los niños positivos de mediano riesgo comprendidos de 3 a 18 años, y quedarían en municipios aquellos que no peligran. La proximidad de la Universidad Médica al hospital pediátrico José Luis Miranda facilitaría cualquier atención de emergencia que se requiera», precisa la Dra. Ivette Molina Linares, rectora del centro de estudios médicos.

3.- La pandemia le ha cambiado el perfil laboral a Tairy Gómez Hernández, una de las integrantes del equipo que asume las estadísticas de los hospitales instalados en el centro junto a Josley Córdova Pereira quien supervisa cada detalle.

4.- En límites de zona roja y con el cumplimiento del distanciamiento y la protección establecida en los protocolos Laura Machín Reyes (a la derecha) intercambia con sus colegas las estrategias de la jornada.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Altruismo infinito

20210711192302-213792641-1724396561281994-5054206644331148461-n.jpg

Por Ricardo R. González

Hay realidades que no necesitan convocatorias. Surgen de manera espontánea cuando el altruismo recorre el alma para tributar un gesto de humanidad.

Hombres que ante la compleja situación sanitaria vivida por los hermanos matanceros, ante un coronavirus implacable, no lo pensaron dos veces y han puesto a disposición del Ministerio de Salud Pública sus vehículos y camiones particulares para partir hacia la Atenas de Cuba en el momento que se necesite.

Mientras llega el instante el niño pequeño de la familia trata de ayudar a papá y toma las herramientas para sentirse útil e imaginar que está reparando el vehículo, en tanto los mayores apoyan al «viejo» en cualquier detalle que impone la vida.

Y es que ese «viejo» vale entre su propia familia, entre los vecinos, en una comunidad que lo aplaude porque ofrecen su voluntad sin costo alguno, asumiendo los gastos de un combustible caro, con las necesidades que golpean el día a día, quizás sin la tacita de café a la hora de levantarse, sometido, además, a los prolongados apagones, pero con la luz inextinguible encaminada a servir al prójimo que clama.

Recuerdo a Martí cuando expresó: «es un gran placer y tan propio de gente de valía, honrar a quien lo merece».

No menciono nombres porque resultaría inadmisible excluir a parte de los que ya son muchos, pero sí un gracias a todos y en especial a nuestros villaclareños. Creo que la mejor cualidad que tienen es la de ser Cuba, la isla infinita que se siente erguida al contar con sus buenos hijos.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91

Etiquetas: , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Después de «Elsa» ¿qué?

20210709151323-foto-1.jpg

El jefe de pronósticos del Centro Meteorológico de Villa Clara (CMP), Amaury Machado Montes de Oca, valora el presunto comportamiento de la actual temporada ciclónica y ratifica que lo importante no es el número de organismos posibles a afectar, si no el nivel de protección ciudadana.

Por Ricardo R. González

Fotos del autor, cortesía del CMP y la Presa Hanabanilla—Jibacoa 

Cuando conversamos con el master Amaury Machado Montes de Oca, al frente del grupo de pronósticos del villaclareño Centro Meteorológico Provincial (CMP), «Elsa» era solo una hipótesis, ni siquiera constituía una depresión tropical y obviamente no mostraba un cono de una trayectoria cambiante como verdaderamente ocurrió. Ya vivimos el jaque de lo que ha sido el primer huracán, debilitado a tormenta tropical, de este período; sin embargo, aún la temporada ciclónica para la cuenca del Atlántico, el Golfo de México y el Mar Caribe recién comienza y debemos mantenernos alertas hasta el 30 de noviembre.

Si le preguntaran al experto sobre detalles a aclarar se lanza al ruedo e insiste en que lo importante no es la cantidad de eventos previstos como sí la preparación y el cuidado de la ciudadanía en una provincia que dispone de excelentes estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgo (PVR), aunque tampoco es vivir desprevenidos ante un período calificado de activo al estimarse entre 14 y 16 depresiones (DT), tormentas (TT) y huracanes (H) en el área, en tanto puede considerarse  muy activo al sobrepasarse esta cifra.

«Cuba prevé unos 16 sistemas tropicales por lo que está en el límite entre activa y muy activa, en tanto ocho de estos llegarían a convertirse en huracanes. El peligro de que el país sea afectado al menos por un ciclón tropical es alto, con una probabilidad de un 85 por ciento, pero ya se actualizarán los pronósticos el venidero 2 de agosto», afirma Machado Montes de Oca.

Según la «autopsia meteorológica» hace más de 115 años que un sistema organizado no afecta a Villa Clara de manera directa en un mes de junio; sin embargo, este 2021 ha sido una etapa llamativa que si bien los ya pasados dejaron ilesa a la isla se formaron en aguas del Atlántico Norte y del Golfo de México, a tal punto que, por séptimo año consecutivo, ocurrió un ciclón extemporáneo con nombre antes de la fecha oficial de inicio de la temporada ciclónica.

Fue «Ana», originada al noreste de las Bermudas, para dar paso a «Bill», frente a las costas de Carolina del Norte, ya en época a mediados de junio. Luego «Claudette», que produjo efectos en el sureste de los Estados Unidos, con impactos más severos en Alabama y Mississippi, «Danny», al penetrar por la costa atlántica de Carolina del Sur (todos considerados TT), y ahora «Elsa».

LA REALIDAD EN LA CUENCA

Hay factores atmosféricos condicionantes para que el período resulte activo, mientras que otros centros de pronósticos la catalogan como muy activo. Desde los primeros meses del año se aprecian anomalías de temperaturas cálidas por encima de lo normal en aguas del Atlántico tropical, las que resultaron más significativas en el Mar Caribe.

Amaury Machado precisa que ya en abril el evento La Niña se declaró neutral. Ni un enfriamiento ni un calentamiento de las aguas desde México hasta Hawai, pero de aquí a octubre o noviembre pudiera activarse nuevamente al enfriar las aguas y favorecer la formación de ciclones.

«Ello inhibe los vientos superiores en el Mar Caribe y hace que los fenómenos puedan concentrar su energía e incrementarla, por lo que se prevé un septiembre y octubre muy activos», argumenta el especialista.

No puede descartarse la anomalía de las temperaturas en toda la parte del Atlántico Norte de más de 1 grado, ya sea en ascenso o en descenso sin que tenga relación con el cambio climático. Un factor que supera las cuatro décadas con el predominio del calentamiento desde 1995 y se espera que continúe en los próximos quince o veinte años. 

— Si le pidiera una caracterización del resto de los meses en temporada ¿cuáles serían sus argumentos?

— Julio es de poca afectación. Solo una registrada en este mes con el huracán Dennis, en 2005, durante un período que resultó récord para los ciclones tropicales formados en el Atlántico Norte. No obstante, en una temporada tan activa no podemos descuidarnos.

«Ya en agosto se incrementan las posibilidades de alerta a partir del 15 del propio mes como antesala al pico de la temporada entre el 8 y el 10 de septiembre. Por su parte, octubre trae los máximos huracanes desarrollados en el mar Caribe y que tienden a subir. Vale decir que los grandes organismos que han impactado a Cuba ocurren en este mes con marcadas influencias sobre occidente y la región central.

«Ya noviembre acoge menor nivel de afectaciones, aunque algunos desastrosos como ocurrió con el fatídico Kate en noviembre de 1985».

— Después de Ike, en septiembre de 2008, ¿pudiera señalar los más significativos para la provincia?

— Hasta 2017 no tuvimos afectaciones directas aunque sí periodos lluviosos, pero con «Irma» se produjeron desastrosos efectos con una trayectoria que no quisiera recordar ensañada por la costa norte de nuestro país.

Este organismo ha sido uno de los más fuertes de los últimos tiempos con impactos en 13 provincias. Además, durante su paso de 72 horas por la costa norte dañó más de 158.000 viviendas, produjo 14.000 derrumbes y 10 fallecidos en total.

Luego, en 2018, la tormenta subtropical Alberto por sus lluvias de mayo sobre Manicaragua, Encrucijada, Sagua la Grande y Santa Clara. En agosto de 2020 afectó directamente la TT Laura con vientos sostenidos en varios lugares de 55 km/h sin grandes afectaciones, y ETA (noviembre 2020) como tormenta tropical que no provocó ni vientos en ese momento para luego moverse por los mares al norte de la cayeria.

Pero no olvidemos, a manera de repaso general, el Kate (H, 1985), Elena (TT 1985), Lili (H 1996), George (H 1998), Michelle (H, 2001), Sandy (H 2012) y Fey como depresión tropical en 2008.

Para cualquier meteorólogo el mundo de los pronósticos resulta complejo, Pueden confirmarse o no por las diversas variabilidades existentes, mas sin ápice de adivino ni de magias el jefe de pronósticos del CMP pudiera vaticinar que si desde 2017 no nos afecta un ciclón en directo esta realidad debe tenerse en cuenta.

«No podemos ser categóricos de que así va a ocurrir; sin embargo, recordar que la intensidad del anticiclón en agosto y septiembre puede ser determinante para que los ciclones encuentran brecha abierta y penetren o no con más posibilidades en el Caribe».

A manera conclusiva el máster Amaury Machado Montes de Oca considera que pudiera ser una temporada de afectaciones para Villa Clara, a pesar de que la historia concentre los mayores heridas para el occidente cubano, pero ante todo impera no dormir sobre laureles cuando se anuncie cualquier sistema que pudiera aparecer en la región. Sin pánico, pero atentos. 

MEMORÁNDUM

— Estudios foráneos corroboran que los huracanes serán menos frecuentes, pero más intensos en las próximas temporadas.

— Desde agosto de 1886 hasta el propio mes de 2020 han afectado 43 fenómenos a Villa Clara entre huracanes, tormentas y depresiones tropicales.

— El alfabeto griego para la denominación de ciclones ya fue eliminado al crear muchas dudas e incomprensiones lingüísticas y en su lugar se establecieron dos listas con nombres adicionales de ciclones tropicales: una para el Atlántico y la otra dirigida al Pacífico.

— Estos son los restantes nombres que la Organización Meteorológica Internacional tiene destinados para los organismos que se formen en este 2021: Fred, Grace, Henri, Ida, Julian, Kate, Larry, Mindy, Nicholas, Odette, Peter, Rose, Sam, Teresa, Victor, Wanda

CONTRASTES

Sin dudas las redes sociales y otras plataformas han demostrado su importancia en nuestra era; sin embargo, no siempre el mensaje que brindan algunos internautas coincide con la realidad en torno a la trayectoria de depresiones, tormentas y huracanes al desvirtuar su rumbo.

Los meteorólogos reclaman, ante todo, informaciones oportunas y exactas a partir de la variabilidad de modelos de pronósticos que resultan cambiantes y pudieran crear interpretaciones erróneas. Por tanto se necesita siempre guiarse por informaciones y medios oficiales.

¿Tenemos o no nuestras Razones?

PIE DE FOTOS

1.- « La región occidental triplica en frecuencia de afectaciones a la región oriental y la central duplica al oriente cubano, en tanto las condiciones generales, oceánicas y atmosféricas, son favorables para el desarrollo de los ciclones en 2021», comenta el máster Amaury Machado Montes de Oca.

2.- Observe la lluvia sobre la Presa Hanabanilla—Jibacoa y el Plan Turquino. A las 7:00 a.m. de este martes tenía un volumen de 175.875 de hm3 para un 61.18% de su capacidad de llenado, con un aumento de 8 millones de m3 en 24 horas. Hasta ese momento la lluvia en la Presa Jibacoa alcanzaba los 221, 3 mm, en tanto Hanabanilla reportaba 89,4 mm.

3- Momento de «Elsa» en dirección a Cuba. Si se acude a una base de datos que sobrepasa los 130 años cada 3.72 años se puede esperar la incidencia de un ciclón tropical sobre la porción villaclareña, mientras no se descarta la presencia de un huracán cada 7.79 años, y uno intenso en 44.17 años, aunque nada es exacto.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91

 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Dylan, Diago y Darel vuelven a alegrarnos la vida

20210708190643-1.jpg

Por Ricardo R. González

Fotos: cortesía familiar    

Estoy seguro que si leyeron, en días pasados, el reporte de los trillizos Diego, Dylan y Darel al arribar a su tercer aniversario quedaron con el deseo de conocer más.

Esa inquietud también la compartí, y gracias a la gentileza de Mabel Tang, la mamá de estas benditas criaturas, nos acercamos a ese universo en que la atención al inicio reclamaba muchos esfuerzos, pero ya al ser mayores el panorama va cambiando, aunque siempre se ofrezca el máximo de cuidados.

Cuenta Mabel que los tres se inclinan al arte y auguran ser cantantes; sin embargo, Darel que fue el último de los tres llegado a este mundo despunta como el más dispuesto, quizás para corroborar el proverbio de que «no van bien los de adelante si los de atrás corren bien».

Sepa, además, que en su día a día se manifiestan muy independientes y saben mucho, y aunque como es lógico aparezcan algunas peleas entre ellos al final terminan diciéndose: «te quiero y te amo» para concluir con un «somos hermanitos».

En su círculo infantil Camarón Encantado aprenden y crean las habilidades apoyados por la jefa de salón, la seño Yordania, junto a las restantes especialistas que laboran en ese afán de lograr una infancia feliz.

Imagino que para la familia resulte el mejor de los regalos contar con esa inocencia personificada que llena cada espacio de la casa, y para aquellos que no conocen la historia se las reiteramos porque Dylan, Diago y Darel son esos «mosqueteros que vuelven a alegrarnos la vida.

Y SON TRES

Aquella llamada nocturna que hizo Mabel Tang Pérez a su esposo Dariel Muñóz Parrado clasifica como la más sorprendente de su vida. Dormía en casa cuando sintió la voz de ella desde el Hogar Materno de Caibarién con el fin de avisarle que preparaban condiciones para trasladarla a Remedios.

Todavía dormitando el esposo no lo podía creer. «Cómo es posible si ella solo tenía algo más de seis meses de tiempo gestacional», se preguntaba una y otra vez, y por su cabeza rondaban miles de conjeturas, pero todo cambió al aparecer ciertos dolores en su mujer que debían seguirse en el Hospital General Docente 26 de Diciembre.

Entre incógnitas y sorpresas Dariel comenzó los preparativos junto a su suegra Marisnelda Pérez Dieguez, quien tampoco escapaba de aquella realidad.

Quizás haya sido el bolso de viaje preparado bajo un nerviosismo total, de esos que no se encuentran los artículos fundamentales aunque estén a la vista. Mas ya con todo listo para partir otra llamada desde el centro de salud de la Octava Villa resultó una especie de detonante y sin ápice de ciencia ficción: Dariel y Mabel ya eran padres, pero en vez de dos criaturas como esperaban…sumaron tres.

«Me tuve que sentar, los sudores corrían. Mi suegra lloraba de alegría, y nunca me pareció tan lejos el camino a Remedios como ese día. Al llegar constatamos la realidad. Para mí fue un asombro total. Estábamos preparados para dos y en el momento del parto salió un tercero que si bien no era incluido en los planes resultó una bendición porque no todos tenemos la posibilidad de recibir tres niños a la vez».

Para el jefe del grupo de seguridad interna en el hotel Meliá Buena Vista aun le parece algo incierto, pero según él resultó el premio en un 6 de enero, Día de los Reyes Magos. «Fue el regalo divino que nos hizo la vida».

SANTA CLARA AGUARDABA

Recuerda el Dr. Orlando Molina Hernández que entrada la madrugada de ese día se recibió información en el servicio de Cuidados Intensivos Neonatales del hospital ginecobstétrico Mariana Grajales del nacimiento inesperado de unos trillizos en la maternidad de Remedios, cuya mamá presentaba apenas 27 semanas de gestación.

Molina junto a las especialistas de guardia Dras. Odalis Ariz Milián y Lisbet Ynfiesta González hicieron, previamente, las coordinaciones necesarias con el Sistema Integrado de Urgencias Médicas (SIUM) para proceder al traslado.

Mientras tanto, y en medio de las tensiones, en el salón remediano realizaban el parto los doctores Ariel Antonio Sánchez Olalde y Susselt Pérez Torna, y a ellos se integraron en las diferentes fases hospitalarias de los dos municipios las Dras. Livia Fleites Herrera y Marisley Pedraza Robaina, y los licenciados Dayron Malcon Águila y Duber Martín Bordón.

Dos tripulaciones se encargaron de organizar el periplo desde la Octava Villa hasta la ciudad capital de la provincia. Las expectativas reinaban, y aunque exista marcada experiencia siempre estos casos ponen los nervios de punta.

Los pequeños llegaron al mundo con 2,10, 2,2, y 2,11 libras de peso en orden de nacimiento y en aceptables condiciones clínicas.

Desde el primer instante el equipo luchó por la vida aun en momentos en que las esperanzas resultaban en extremo reservadas. La prematuridad conspiraba con los buenos propósitos, y entre todos desplegaron esa fuerza interna de los galenos que los llevó a decir: «hay que salvarlos».

Las nociones médicas se incrementaron bajo las pupilas de las doctoras Ana Clemades Méndez, Anna Darias Kotchetkova, Giselle de la Paz Pino, Iliana Molina Méndez y Reyna González Velázquez, además de grupos especializados de enfermeras, técnicos y paramédicos.

Largas noches de desvelos, de complicaciones propias y esperadas en estos casos de muy bajo peso. Un tratamiento complejo que demandó equipos de alta tecnología, potentes antibióticos, fórmulas fortalecidas de alimentación y el empleo de recursos bien costosos.

LA INCÓGNITA DEL TERCERO

Mabel Tang cumplió el seguimiento del embarazo al pie de la letra. Fue muy disciplinada y cuando le informaron que debía ingresar en el Hogar Materno lo cumplimentó.

En todo momento las pruebas ultrasónicas revelaron un embarazo gemelar normal; sin embargo, a la hora del parto la pericia y profesionalidad del personal de Remedios detectó que existía otra placenta luego de salir los dos primeros varones.

De acuerdo con las explicaciones del doctor Molina Hernández ello puede ocurrir.

La tercera criatura no estaba escondida ni apareció por arte de magia, simplemente que por la posición de sus dos hermanos quedaba completamente tapado aun ante la visibilidad que posibilita el adelanto tecnológico.

Transcurrieron los días, las incertidumbres iniciales, y el resultado del trabajo colectivo, el amor y comportamiento familiar lograron el objetivo.

Diago, Dylan y Dárel abandonaron el martes 17 de abril el ginecobstetrico Mariana Grajales luego de más de un centenar de días y alcanzar el peso reglamentario para el egreso.

Son los primeros trillizos nacidos en Villa Clara durante 2018. Los tres comienzan sus nombres con D en regalo al progenitor y sus tíos, aunque en 2013 existió idéntica coincidencia cuando llegaron al mundo Darianne, Dainier y Dankier.

Antes de la despedida nuevamente las lágrimas. Mabel reconoció que el tiempo vivido en la Sala de larga estadía le hizo crecer la familia, pero el agradecimiento es múltiple. A todos los del policlínico 2 y al personal de Hogar Materno de Caibarién, a quienes realizaron el parto en Remedios, y a aquellos que desde Santa Clara complementaron la felicidad de una familia sorprendida pero agradecida.

Dariel, el padre bateador en extrabase, retoma la palabra. «Gracias inmensas a cada uno, a la ciencia cubana, a Dios y a Mabel que trabajando en el mismo hotel donde comenzó nuestro romance, me ha dado el beneplácito de ser padre y contribuir a que me los pueda llevar para nuestra casa».

—¿Y habrá un cuarto?

— (La mirada lo dice todo), pero de pronto Dariel responde: «a lo mejor voy ahora en busca de las tres hembras».

Mientras tanto, Dylan y Diago Dárel ajenos aún al mundo dejaron sus regalitos líquidos y sólidos en la Sala como especie de recuerdo al trabajo sostenido de la Neonatología villaclareña. 

PIE DE FOTOS

Diferentes momentos de una infancia feliz

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

https://ricardosoy.wordpress.com

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Abdala llegará a otros grupos de riesgo en Villa Clara

20210707110551-182947016-2956833294594566-8916342941108778375-n.jpg

Por Ricardo R. González

Foto: Ramón Barreras Valdés

Abdala llegará con su intervención sanitaria a otros grupos de riesgo en el territorio en el resto de la semana y durante el transcurso de la próxima.

Incluye, en esta oportunidad, a pacientes sometidos a hemodiálisis, a los ingresados en instituciones siquiátricas y a quienes están en el centro médico sicopedagógico Freddy Maymura Hurtado, de la capital provincial.

Para más adelante se espera la inclusión de los acogidos a los hogares de ancianos.

En cada caso prevalecen los criterios de exclusión, entre estos los que han padecido Covid-19, los alérgicos al Timerosal, aquellos con una enfermedad aguda en el momento de la vacunación o con procesos descompensados en su afección de base, y los que mantienen tratamientos a partir de esteroides.

Los puntos de vacunación serán los que ya están certificados desde etapas anteriores, y en el caso de hemodiálisis procederán en el hospital Mártires del 9 de Abril de Sagua la Grande, en su homólogo General Docente Municipal María del Carmen Zozayas, de la Villa Blanca, y en el «Arnaldo Milián Castro», de la capital provincial, como instituciones que disponen del servicio.

Por las características de las personas sometidas a terapéuticas dialíticas estarán presentes especialistas en Nefrología para asumir cualquier eventualidad y determinar si el enfermo está apto o no junto a las valoraciones del personal de las respectivas unidades.

El resto de los acogidos en estos grupos se vacunará en los hospitales siquiátricos y en el Centro Médico Sicopedagógico, según corresponda.

El proceso seguirá todos los pasos habilitados anteriormente en cada punto de vacunación.

Todavía no se tiene información de cuándo comenzará la intervención masiva en Villa Clara. El territorio se prepara y capacita al personal ante un proceso que incluirá a toda la población mayor de 19 años y más de 5 000 personas a través de la atención primaria.

Cada área de Salud debe haber realizado el censo de quienes recibirán las dosis establecidas a partir del trabajo realizado por los equipos básicos junto con los estudiantes de la Universidad Médica.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91.

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Yo conocí la COVID (II) El médico que no contó hasta cien para conciliar el sueño

20210707013745-dr.-manuel-toboso.jpg

La experiencia del Dr. Manuel Toboso Alcántara, otro de los afectados por la COVID-19, que emprende su período de recuperación.

Texto y foto: Ricardo R. González

Esa coriza frecuente resultó un detonante para que el Dr. Manuel Toboso Alcántara disipara la duda de si era portador de la Covid-19 o escapaba del virus. Ya no son aquellos tiempos en que su rinitis alérgica, o inflamación de la mucosa de las fosas nasales, pasara como algo habitual desde que empezó a conocer el mundo en un punto campestre espirituano. Ahora, con más razón, afirma que dicha rutina pudo convertirse en algo peligroso de haberse atado a la confianza.

Tenía razón. A ello súmele el antecedente de que uno de los miembros del Consejo de Dirección del hospital oncológico Celestino Hernández Robau confirmó la positividad en un PCR realizado. Por tanto, no demoró más y acudió a las pruebas establecidas.

La incertidumbre creció en espera de resultados en medio de horas interminables hasta que la totalidad de los exámenes corroboraron que también era portador del SARS CoV-2, y como director de la institución decidió el ingreso en ella para conocer por dentro lo que sería la primera hospitalización en su vida.

«Una vivencia única, a pesar de que desde pequeño soy asmático, porque es difícil conjugar la trilogía de médico, paciente, y trabajador del mismo centro de ingreso ante una enfermedad de la que todavía se desconocen muchos detalles».

Aún se pregunta si el contagio ocurrió por otro contacto o mediante el hábito de llevar las manos a los ojos luego de tocar alguna superficie contaminada; sin embargo, en este tiempo el Dr. Manuel Toboso no olvidó sus funciones asistenciales al estar aquejado solo con alteraciones en uno de los marcadores que consignaban un proceso inflamatorio, sin reportes de fiebre, tos u otro malestar.

«Aparecieron más miembros del Consejo de Dirección e integrantes del Puesto de Mando de la Covid con signos positivos que compartimos en la sala de hospitalización. Evaluaba sus complementarios, sugería tratamientos, y ofrecí un poco de docencia a los médicos de familia ante protocolos cambiantes. Ello me sirvió para no pensar en que era portador del virus, además de mantener contacto telefónico con los especialistas que indicaban la terapéutica a seguir».

En todo ese tiempo no se desvinculó del acontecer de la entidad, siguió llevando la evolución de los enfermos, las altas, las estadísticas vinculado a los jefes de grupo.

— La institución constituye el centro rector del tratamiento oncológico con carácter territorial ¿Qué ocurrió durante ese período?

— El hospital no quedó a la deriva y prosiguió la atención oncológica en diversas ramas. Ese segmento estuvo a cargo de tres experimentados profesionales que asumieron cada detalle con un desenvolvimiento excelente.

— ¿Han tenido pacientes oncológicos portadores de Covid?

— En este último rebrote totalizan 20, pero no se descarta un grupo numeroso de positivos y sospechosos en general. Incluso algunos con metástasis en estado grave que lograron su recuperación a pesar de resultar en extremo vulnerables. Este 23 de marzo se le dio el alta a la última paciente de Oncología portadora de un tumor de mama.

— Si hablamos de resultados ¿cómo pudieran catalogarse?

— Durante la primera etapa de la afección atendimos 341 pacientes; de ellos, 91 positivos y el resto sospechosos que incluyeron a residentes en Sancti Spíritus y otros 23 procedentes del hogar de ancianos número 3 de Santa Clara. La mayoría con buena evolución y solo tres fallecidos.

«A partir del tercer rebrote en que nos incorporamos nuevamente a la tarea hemos visto a 941 pacientes, con 462 positivos y 479 sospechosos, sumados a 438 altas, 21 enfermos trasladados al Hospital Militar y tres decesos. En toda la historia registramos solo seis fallecidos entre los positivos con una mortalidad menor al 1 %».

LA ÓPTICA DE UN GALENO

La historia del Dr. Manuel Toboso inició el martes 2 del actual marzo y finalizó el lunes 8 del propio mes luego que sus PCR resultaron negativos. Emprendió su período de recuperación, y ya asume sus funciones en el centro hospitalario, aunque a veces el cansancio le toque a la puerta en horas vespertinas.

Una y otra vez insiste en la necesaria rapidez para acudir al médico porque es determinante como vía más efectiva a fin de evitar la propagación de la enfermedad.

«Cuando se analizan los casos complicados y los fallecidos en un gran por ciento figura la demora en aplicar medicamentos que neutralicen mayores trastornos, incluso influye en la disminución de remitidos a las salas de terapia intensiva», puntualiza.

Como galeno y paciente recomienda el uso correcto de los medios de protección con hincapié en el lavado de las manos, en el cumplimiento de todas las medidas establecidas por los protocolos, y en rechazar la automedicación ya que un simple dolor de cabeza pudiera constituir el único aviso para sospechar el asedio del virus.

— En el caso de los antisépticos ¿sustituyen el lavado de las manos?

— Pudiéramos decir que complementan y destruyen bacterias, pero la higiene frecuente es fundamental.

Si algo no quisiera recordar Manuel Toboso de su «incursión» como paciente son aquellas noches que, a su entender, resultaron en extremo prolongadas.

«Casi no dormía, y tenía la preocupación por mi familia que estaba pendiente de los resultados de sus PCR. Afortunadamente fueron negativos».

— Entonces ¿aun así no tuvo que contar hasta cien para conciliar el sueño?

— Ni tampoco sumar elefantes, aunque confieso que tuve mis trastornos por temor a complicarme y que mis seres queridos estuvieran enfermos. Por eso traté de escapar de esas pesadillas, y si bien venían a la mente encontré mi refugio en el trabajo.

PIE DE FOTO

El Dr. Manuel Toboso Alcántara lleva tres décadas como clínico y aunque no estuvo grave por la Covid-19 si hubiera actuado con lentitud las consecuencias serían diferentes.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

¿Por dónde andas «Elsa»

20210704121246-cono.jpg

Por Ricardo R. González

Domingo 4 julio 2021. Santa Clara amaneció apacible, con un sol que ya asoma y sin ápice de lluvia. Solo una madrugada que, a nuestro modo de ver, reforzó el calor y de acuerdo con criterios populares son signos que auguran mal tiempo.

Incluso una luna en cuarto menguante regaló su presencia, en tanto a las 6:00 de la mañana de hoy el centro de circulación de «Elsa» fue estimada a unos 275 km al sudeste de Cabo Cruz en la provincia de Granma con poco cambio en su organización e intensidad.

Según estimados del Instituto de Meteorología en la mañana de este domingo se desplazará «sobre o muy próximo al extremo oeste de Granma y posteriormente por los mares al sur de Las Tunas, Camagüey y las provincias de la región central de Cuba. Además, continuará disminuyendo gradualmente su velocidad de traslación, con fluctuaciones en su intensidad».

Si bien en las últimas horas las bandas de nublados, los chubascos y las lluvias se concentran alrededor de su centro, se espera que más adelante se incrementen de nuevo hacia su circulación externa para afectar desde Granma hasta Guantánamo.

Durante la mañana las precipitaciones llegarán al resto de la región oriental y no se descarta que puedan resultar fuertes e intensas en algunas localidades, sobre todo de la provincia de Granma, en zonas montañosas y en la costa sur de Santiago de Cuba y Guantánamo.

También comenzará a incrementarse la intensidad del viento, entre 30 y 45 km/h, con rachas superiores a los 85 Km/h, mientras habrá fuertes marejadas desde Cabo Cruz a Punta de Maisí con olas entre 4 y 6 m de altura.

Ojo. Meteorología no descarta inundaciones ligeras desde el final de la mañana que se trasladarán al golfo de Guacanayabo, y ya desde la tarde a la costa sur de la región central.

LA MIRADA VILLACLAREÑA

Al valorar los pronósticos la meteorología villaclareña considera que existirá un retraso en el inicio de las afectaciones para nuestra región debido a la disminución de la velocidad de traslación de «Elsa» que debe sobrepasar la provincia como tormenta tropical o huracán categoría I con fuertes vientos y precipitaciones estimadas entre los 200 y 300 mm en la provincia.

De todos modos pronósticos son pronósticos y pudieran cambiar, pero lo que resulta inadmisible es dejar de prestar atención al organismo y estar muy bien informados por fuentes oficiales.

PIE DE FOTO. Una luna en cuarto menguante asomaba en el cielo santaclareño en esta mañana de domingo. (Foto: Ricardo R. González)

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91

Etiquetas: , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Establece Salud las medidas a cumplir ante las posibles afectaciones de «Elsa»

20210703165247-higiene-lavado-de-manos-061020.jpg

Por Ricardo R. González

El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) orienta las medidas indispensables a cumplimentarse en un escenario complejo ante el posible paso de la ahora tormenta tropical Elsa y en medio de una situación sanitaria sin precedentes con los impactos de la COVID-19.

La estrategia está bien diseñada con lo que debemos hacer previo a si «Elsa» nos afecta, y entre lo pactado aparece mantener bien tapados los recipientes contentivos de desechos y alejados de los alimentos.

Será imprescindible asegurar el agua para el consumo siempre hervida y clorada, así como el incremento de las labores de autofocal y la eliminación de los posibles reservorios de mosquitos acentuados con el incremento de las lluvias.

Importante la colaboración en la limpieza de las comunidades, sin obviar la correspondiente a las viviendas, y la higiene personal y familiar.

Luego del paso del organismo impera el cumplimiento de las normas sanitarias de elaboración y manipulación de los alimentos, de conjunto con el lavado y desinfección de frutas y vegetales.

Se deben utilizar pinzas, utensilios para servir alimentos y todo lo estipulado en torno a la manipulación con la garantía de la higiene personal de quienes garantizan la tarea.

Queda prohibido simultanear la manipulación de dinero con el procesamiento de los alimentos y protegerlos con tapas o nailon específicos una vez realizada la cocción.

Es importante, además, la eliminación de aquellas fuentes alimentarias que muestren signos de contaminación por mínimos que resulten.

Ante las condiciones excepcionales imperantes desde el punto de vista sanitario será de primer orden mantener todo lo estipulado para evitar la propagación acelerada del SARS-CoV-2. Entre ellas el uso del nasobuco, el distanciamiento social y la desinfección de manos y superficies.

Aun en contingencias difíciles Salud mantendrá los servicios vitales dirigidos a la población.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Ante la tormenta tropical Elsa

20210701224855-pancarta-caibarien-v0.001-nov-2020.jpg

IMPORTANTE: Hace unos días hablamos de los mapas de peligros, vulnerabilidades y riesgos creados por los científicos villaclareños para los siete municipios costeros. Ante las posibles afectaciones de Elsa no deben descuidarse, además de las siguientes medidas:

 — Mantenerse informado por medios oficiales.

— Asegurar los techos en especial los de cubiertas ligeras.

— Poda de árboles que ofrecen peligro a viviendas u otras entidades.

— Limpieza de tragantes, alcantarillado.

— Puntualizar el lugar para proteger los recursos.

—.Tener listos medios de iluminación.

— Organizar en un bolso todo lo necesario para llevar en caso de ser evaluado.

— Proteger los depósitos de agua potable y los alimentos.

— No acercarse a ríos crecidos o cables caídos.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Yo conocí la COVID (1)

20210630113630-foto-1.jpg

A PARTIR DE HOY Y CON CIERTA PERIODICIDAD REPRODUCIMOS TESTIMONIOS DE VILLACLAREÑOS QUE PADECIERON EL SARS-CoV 2 Y ESTÁN RECUPERADOS, PERO VALEN SUS EXPERIENCIAS A MANERA DE LECCIÓN PARA TODOS.

«La otra cara de mi mundo»

El joven galeno villaclareño Javier Alejandro Oquendo Álvarez, con apenas 25 años, nunca imaginó que un día se convertiría en paciente de la repulsiva Covid-19.

Por Ricardo R. González

Fotos del autor y cortesía del entrevistado

La vida sitúa encrucijadas que nos hacen rebuscar entre los innumerables porqués, y el Dr. Javier Alejandro Oquendo Álvarez hubiese deseado que los recuerdos se detuvieran en el último día de 2020 cuando compartía el término del año con sus seres queridos.

Después, la película —léase realidad— se tornó oscura, desapareció de ella el multicolor que pudiera tener debido a que en la madrugada del primer día del nuevo enero comenzó a experimentar un malestar general con un termómetro que marcaba los 38oC.

Luego vino la tos seca e intensa, fue perdiendo el gusto y el olfato, a la vez que no faltaron trastornos gastrointestinales. Nada más evidente para un médico que presentir la llegada de una clásica Covid-19 como aparece descrito en la literatura.

Por todo ello decidió aislarse de la familia. Debía entrar a trabajar el 4 de enero con la guardia correspondiente en el hospital universitario clínico quirúrgico Arnaldo Milián Castro, pero asistió de inmediato a la consulta de afecciones respiratorias establecidas en los centros de salud.

Comenzaron las investigaciones, los procederes necesarios, hasta el primer PCR realizado en casa. Lo que imaginaba el joven galeno se convirtió en hecho fehaciente. Era positivo a la epidemia.

«No quiero recordar ese momento. En fracciones de segundos se me paralizó el mundo. Un torbellino de ideas en medio de preocupaciones por los demás, por mi familia con la que compartí días antes. Temía por mis abuelos vulnerables por la edad, por mis primos, por mis padres queridos, y por esa hermanita que ha sido uno de los mejores regalos que ha llegado a mi vida, en fin, caí en shock».

LA AMBULANCIA, LOS VECINOS, LA SALA

Las horas parecían interminables hasta el arribo de la ambulancia a fin de trasladarlo al hospital oncológico universitario Celestino Hernández Robau habilitado también para el tratamiento del SARS-CoV-2. Los vecinos en sus puertas en gesto de apoyo, y la llegada a una sala de la institución hospitalaria completamente vacía porque Javier era el primer paciente en ocuparla en el actual rebrote.

«Era ver la otra cara de mi mundo en posición diferente: la de un médico devenido paciente», confiesa.

Allí lo recibió el personal de Salud bajo estrictas medidas de protección, tuvo excelente atención, mas las jornadas pasaban en cuentagotas, parecía que no avanzaban hasta el 16 de enero en que correspondió la segunda prueba, esa que decidía el alta o la permanencia en el centro asistencial.

«Ese día se realizó el otro PCR con el resultado que yo esperaba en medio de una sensación como que vuelve el alma al cuerpo luego de un fuerte tratamiento que deriva reacciones propias, y la alegría de retornar a la casa, asearte en tu baño, dormir en tu cama ¿quieres algo más gratificante?».

Revisaba una y otra vez el documento de egreso. Ya no tenía el virus. Sintió en ese momento acumular la mayor fortuna del universo, esa que no se explica con dinero y sí por su valor sentimental. El ómnibus lo trasladó hasta el hogar, mientras su hermanita Carolina, de solo cinco años, sentía el deseo de expresarle todo su amor, lo que se vio obstaculizado hasta después del aseo total.

«Al llegar experimentas una sensación que te recorre el cuerpo y no encuentras palabras para describir la emoción. Aquellos vecinos que nos despidieron me esperaban con esos aplausos que también tributaron luego de trabajar en un período anterior en la zona roja del hospital Manuel Fajardo Rivero por espacio de 15 días y cumplimentar la etapa de aislamiento.

«Fuimos directo al baño y al salir empezamos a querernos mucho más, abrazaba a mi hermanita, veía a mí padre Amaury, en tanto las lágrimas de mi mamá Katia se hacían notar, y las mías también ¿por qué no?... Han sido los momentos más difíciles en mis 25 años, sin dormir durante esas noches de ingreso en espera de conocer la verdad. Aunque quieras olvidarlo o disimular resulta imposible, incluso no es comparable a cuando te enfrentas a un enfermo en la zona roja… Miro atrás y puedo decir que fue bastante duro».

Luego del certificado por 14 días emitido en el área de salud y con la vigilancia epidemiológica establecida a través del médico y la enfermera de la familia mediante sus visitas diarias, asistió a la consulta multidisciplinaria de su policlínico para valorar la reincorporación al trabajo en el servicio de urología del mayor complejo asistencial de la provincia.

«En los primeros días prevalece el cansancio a tenor de la actividad física cotidiana, pero por suerte te vas recuperando, paulatinamente, incluso hasta de ciertas secuelas respiratorias».

— Una idea viene a la mente mientras lo escucho ¿Cómo es posible que siendo un médico cumplidor de todos los protocolos te hayas contagiado con la epidemia?

— Esa pregunta me la hago a diario. Pudiera ser a partir del factor de riesgo epidemiológico derivado de las guardias, o por algún paciente asintomático que haya atendido en el transcurso de mi labor. Lo real es que ocurrió, y la causa todavía ando en su búsqueda.

EL OTRO JAVIER

¿Quién es verdaderamente este joven ejemplar? Alguien que se graduó con Título de Oro en la Universidad Médica villaclareña en julio de 2020, figuró entre los 13 alumnos integrales, y ya en octubre formó parte de los primeros grupos de su hospital Arnaldo Milián que resultó abanderado para reforzar la atención a pacientes de Covid-19 en el «Manuel Fajardo Rivero».

Integrante del movimiento de vanguardia Mario Muñoz Monroy para quienes se destacan en las ciencias médicas, y en la actualidad inmerso en un proyecto de tesis aspirando a un curso predoctoral.

Se declara como el primer Oquendo que es médico en la familia porque no existen antecedentes, y quien desde pequeño se inclinó por la rama, aunque estuvo a punto de desviar su curso por cierto embullo estudiantil.

«Casi al terminar mi enseñanza en el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Ernesto Guevara, y antes de llenar la boleta para la selección de las carreras tuve la idea de optar por las telecomunicaciones o la física nuclear, a pesar de la disyuntiva al final primó la medicina porque, sin dudas, era mi vocación, y no me veía en desempeño de otra profesión que no fuese esa».

De la familia considera que ha sido su base de apoyo, la fuente de crecimiento personal y espiritual, la que siempre ha estado y estará por muchos años apoyándolo y aconsejándolo en las decisiones y ante algún traspié que pudiera aparecer en el camino. Una convivencia en extremo armoniosa que, quizás por ello, mamá Katia le siga diciendo «mi niño», pues para ella siempre lo será.

A pesar de ser un profesional muy joven reconoce que la Covid-19 no es juego. Tiene la vivencia propia, por ello insiste en la autorresponsabilidad de cada persona y su conciencia. «Yo desearía que mi experiencia fuera interiorizada, que piensen en los suyos y su entorno porque no es fácil una hospitalización en la que, prácticamente, el reloj no avanza.

«Basta solo con ver las estadísticas del mundo y en el país para comprender lo que es una pandemia que mata y merece respeto por el grado de contagio en su transmisión a través de las vías respiratorias, por ello debemos cumplir con el distanciamiento social, el uso del nasobuco y de las sustancias antisépticas, evitar las visitas innecesarias a las casas y las salidas indebidas a la calle. Vamos a mantener el precepto de cuidarnos y cuidar a los demás».

Javier Oquendo es de vida familiar, agradece mucho el apoyo que le dieron sus amigos para lograr la recuperación y por esa constancia de estar pendiente de cada detalle evolutivo. Si pudiera dibujar ese día en que toda esta epidemia finalice lo imaginaría como una fiesta espiritual convertida en una jornada de vivos colores, ya no nos levantaríamos a diario con la incertidumbre del reporte de casos, y seríamos, como dice la canción «Mucho más que dos» para reunirnos con todos aquellos hoy se encuentran alejados por cuenta de un holocausto abismal e inhumano. Ya será muchacho, te llegará el momento como regalo de toda esa existencia que tienes por delante.

PIE DE FOTOS

1.- « En fracciones de segundos se paralizó el mundo para mí», señala el Dr. Javier Alejandro Oquendo Álvarez al recordar aquellos días en que de médico se convirtió en paciente de la Covid-19.

2,- Formó parte de los primeros grupos de profesionales del hospital universitario Arnaldo Milián Castro que resultaron abanderados para apoyar la asistencia en el homólogo «Manuel Fajardo Rivero. Javier es el quinto de izquierda a derecha, y aparece junto a parte de sus colegas y al Consejo de Dirección del mayor centro de asistencia en la provincia.

3.- Durante la etapa de trabajo en el Hospital Militar con todas las medidas de protección establecidas.

4.- Título de Oro en la graduación de la Universidad Médica de Villa Clara en julio de 2020.

También puede ver este material en:

https://twitter.com/riciber91

http://soyquiensoy.blogia.com

https://ricardosoy.wordpress.com

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

99 curiosidades de la Ciencia, la Tecnología y las Matemáticas

20210630111737-209546006-4826555234063393-7925818316226278878-n.jpg

Normalmente se redondea la velocidad de la luz entorno a los 300 000 km/segundo. La medición exacta es de 299 792 458 m/s.

La luz tarda 8 minutos y 17 segundos en viajar desde el Sol hasta la superficie terrestre.
El 12 de octubre de 1999 se declaró el día de los seis mil millones de personas, según los pronósticos de Naciones Unidas.
El 10% de los seres humanos de todos los tiempos está vivo en este momento exacto.
La Tierra rota a una velocidad de 1 609 km/h, pero se desplaza a través del espacio a la increíble velocidad de 107 826 km/h.
Cada año más de un millón de terremotos golpean la Tierra.
Cuando el volcán de Krakatoa hizo erupción en 1883, la fuerza que desató fue tan colosal que pudo oírse en Australia, a más de 4 800 km de distancia.
La piedra de granizo más grande pesaba 1kg y cayó en Bangladesh en 1986.
Alrededor de 100 rayos alcanzan la Tierra cada segundo.
1 000 personas mueren al año a causa de los rayos.
En octubre de 1999, un iceberg del tamaño de Londres se desprendió de la barrera de hielo Antártica.
Si pudieses conducir en línea recta hacia el espacio, llegarías en poco más de una hora.
La tenia humana puede llegar a alcanzar los 22,9 m.
La Tierra tiene 4 560 millones de años de antigüedad, al igual que la Luna y el Sol.
Los dinosaurios se extinguieron antes de que se formasen las Montañas Rocosas o los Alpes.
Las arañas femeninas conocidas como viudas negras se comen a los machos después del apareamiento.
Cuando una pulga salta, su índice de aceleración es 20 veces superior al del lanzamiento del trasbordador espacial.
Si el Sol midiese tan solo una pulgada de diámetro (2,54 cm), la estrella más cercana se encontraría a 716 km de distancia.
La ciruela Kakadu australiana contiene 100 veces más vitamina C que una naranja.
Los astronautas no pueden eructar porque la ingravidez no permite la separación de líquido y gas en sus estómagos.
En la cima del Monte Everest, a 8 848 m, la densidad del aire es sólo una tercera parte de la que se registra a nivel del mar.
Una millonésima de la millonésima de la millonésima de la millonénisma de la millonésima de segundo después del Big Bang, el universo tenía el tamaño de un guisante.
El ADN fue descubierto por primera vez en 1869 por el suizo Friedrich Mieschler.
La estructura molecular del ADN fue establecida por primera vez en 1953 por Watson y Crick.
El primer cromosoma humano sintético fue creado en 1997 por científicos estadounidenses.
El termómetro fue inventado en 1607 por Galileo.
El inglés Roger Bacon inventó la lupa en 1250.
Alfred Nobel inventó la dinamita en 1886.
A Wilhelm Rontgen le concedieron el Premio Nobel de Química por descubrir los rayos X en 1895.
El árbol más grande de todos los tiempos era un eucalipto australiano. En 1872 registró una altura de 132 m.
Christian Barnard practicó el primer trasplante de corazón en 1967. El paciente vivió 18 días más.
La envergadura de un Boeing 747 es superior que la longitud del primer vuelo de los hermanos Wright.
Una anguila eléctrica puede producir una descarga superior a los 650 voltios.
La comunicación sin cables experimentó un gran paso adelante en 1962 con el lanzamiento de Telstar, el primer satélite capaz de retransmitir señales de teléfono y de televisión por satélite.
Los primeros productores de vino vivieron en Egipto alrededor del año 2300 aC.
El virus del Ébola mata a 4 de cada 5 humanos a los que infecta.
Dentro de 5 mil millones de años el Sol se quedará sin combustible y se convertirá en una Gigante Roja.
Las jirafas suelen dormir durante 20 minutos al día. Pueden llegar a dormir hasta 2 horas (a ratos, no de una sola vez), pero excepcionalmente. Nunca se acuestan.
El orgasmo de un cerdo dura 30 minutos.
Sin su capa de mucosidad, el estómago se digeriría a sí mismo.
Los humanos tienen 46 cromosomas, los guisantes 14 y el cangrejo 200.
En el cuerpo humano hay 96 560 Km. de vasos sanguíneos.
Una célula sanguínea tarda 60 segundos en completar su recorrido por el cuerpo.
Utopía es una gran superficie plana de Marte.
El día del sepelio de Alexander Graham Bell se detuvo todo el sistema telefónico estadounidense durante un minuto en señal de duelo.
La llamada de baja frecuencia de la ballena jorobada es el sonido más fuerte producido por un ser vivo.
La llamada de la ballena jorobada produce un sonido más alto que el del Concorde y puede ser escuchado a 926 Km. de distancia.
Una cuarta parte de las especies vegetales del planeta estarán en peligro de extinción en el año 2010.
Cada persona pierde más de 18kg de piel durante su vida.
Con 38 cm, los ojos del calamar gigante son los mayores del planeta.
Las galaxias más grandes contienen un billón de estrellas.
El universo contiene más 100 mil millones de galaxias.
Las heridas plagadas de gusanos cicatrizan rápidamente y sin que se extienda la gangrena ni otras infecciones.
Se transmiten más gérmenes dando la mano que besando.
El glaciar más largo del Antártico, el glaciar Almbert, tiene 400 km de largo y 64 de ancho.
La velocidad máxima a la que una gota de lluvia puede caer es de 28 km/h.
Una persona sana tiene 6 mil trillones de moléculas de hemoglobina.
Gracias a su dieta rica en salmón y baja en colesterol los Inuits raramente sufren enfermedades cardíacas.
Los casos de endogamia provocan que 3 de cada 10 perros dálmata padezcan desordenes auditivos.
El insecto alado más pequeño del mundo, la avispa parasitaria de Tanzania, es más pequeño que el ojo de una mosca común.
Si el Sol fuese del tamaño de un balón de playa, Júpiter tendría el tamaño de una pelota de golf y la Tierra sería tan solo un guisante.
Un objeto pesado tardaría alrededor de una hora en hundirse unos 10 Km. en la parte más profunda del océano.
Hay más organismos vivos en la piel de un ser humano que seres humanos en la faz de la Tierra.
La ballena gris recorre más de 23 150 km durante su migración anual de ida y vuelta desde el Ártico hasta México.
Cada molécula de goma está compuesta por más de 65 000 átomos.
Alrededor de mil billones de neutrinos del Sol habrán atravesado tu cuerpo mientras lees esta frase.
Y ya han pasado la Luna.
Un quásar emite más energía que 100 galaxias gigantes.
Los quásares son los objetos más lejanos del universo.
El cohete Saturno V que llevó al hombre a la luna desarrollaba una energía equivalente a 50 aviones Jumbo 747.
El koala duerme 22 horas al día de promedio, dos horas más que el perezoso.
La luz tardaría 0,13 segundos en dar una vuelta a la Tierra.
Los varones producen mil células de esperma por segundo, 86 millones al día.
Las estrellas de neutrones son tan densas que una sola cucharadita sería más pesada que toda la población terrestre.
Uno de cada 2 000 bebés nace con un diente.
Cada hora el Universo se expande más de mil millones de Kilómetros en todas direcciones.
En algún lugar del parpadeo de un canal de televisión mal sintonizado se encuentra la radiación de fondo desprendida por el Big Bang.
Incluso viajando a la velocidad de la luz tardaríamos 2 millones de años en llegar a la galaxia grande más cercana, Andrómeda.
La temperatura en el Antártico puede descender de golpe hasta -35ºC.
Con más de 2 000 Km. de longitud, el gran arrecife de coral es la estructura viviente más grande de la Tierra.
Un dedal lleno de estrella de neutrones pesaría más de 100 millones de toneladas.
El riesgo de que un meteorito golpee a un ser humano es de una vez cada 9 300 años.
El lugar habitado más seco del mundo es Asuán, en Egipto, donde el promedio anual de lluvias es de 50 mm.
El lugar más profundo de todos los océanos del mundo se encuentra en la Fosa de las Marianas, en el Pacífico, y tiene una profundidad de 10 924 m.
Los cráteres de meteorito más grandes del mundo se encuentran en Sudbury, en el estado de Ontario, Canadá y en Vredefort, Sudáfrica.
El desierto más grande del mundo, el Sahara, tiene más de 9 065 000 km2.
El mayor dinosaurio jamás descubierto era el Seismosaurus, que medía más de 30m de altura y pesaba más de 80 toneladas.
La gestación del elefante africano dura 22 meses.
El bandicut de nariz corta tiene un periodo de gestación de tan solo 12 días.
El porcentaje de mortalidad por la mordedura de la serpiente mamba negra es del 95%.
En el siglo XIV la peste negra acabó con la vida de 75 millones de personas. Las pulgas de la rata negra eran las portadoras de la enfermedad.
El sentido del olfato de un perro es mil veces más sensible que el de los humanos.
Un huracán típico produce la energía equivalente a 8 000 mil bombas de un megatón.
El 90% de las muertes por huracanes se producen por ahogamiento.
Para escapar de la atracción terrestre un cohete necesita desplazarse a 11 km/s.
Si cada estrella de la Vía Láctea tuviese el tamaño de un grano de sal, entre todas podrían llenar una piscina olímpica.
La vida microbiana puede sobrevivir en el sistema de refrigeración de los reactores nucleares.
Los micro-organismos han vuelto a la vida después de haber permanecido congelados en capas de hielo subterráneas durante 3 millones de años.
Nuestro programa de radio más antiguo de 1930 ya ha viajado a través de 100 000 estrellas. 
(Con información de El Corte Inglés (Editorial Tecnología) CURIOSIDADES

Etiquetas: , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...



Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next