20220530115759-foto-1.jpg

Texto y fotos Ricardo R. González

El incremento de los compuestos de carbono atribuible al consumo de los combustibles fósiles sigue acelerando el calentamiento global, por lo que resulta inconcebible el desarrollo sostenible a partir de fuentes de energía contaminantes del medio ambiente con consecuencias catastróficas para incentivar el cambio climático.

Ello resultó una de las aseveraciones defendidas por el Dr. Luis Bérriz Pérez, presidente nacional de la Sociedad Cubana para la Promoción de las Fuentes Renovables de Energía y el Respeto Ambiental (CUBASOLAR), al participar en el taller que expuso los resultados de las FRE en Villa Clara.

En su disertación, denominada «Las redes energéticas locales en la solución de los problemas energéticos globales» subrayó que hoy la visión del avance social descansa en la electricidad; sin embargo, «para que ese desarrollo social sea sostenible, el mismo tiene que hacerse con electricidad solar».

La conclusión es evidente si se tiene en cuenta que se denomina electricidad solar a esa energía renovable obtenida directamente de la radiación solar mediante un panel que a su vez la transforma en energía eléctrica.

En un mundo en extremo complejo y atípico, como en el caso de Cuba, debido a las carencias financieras y asfixias prohibidas de mercados pudiera resultar más barato producir electricidad a partir de las FRE que de los combustibles fósiles, ya que solamente la radiación solar es 1800 veces mayor que el petróleo que utiliza en el archipiélago, mientras en un solo metro cuadrado se recibe 150 kilowatt/hora cada mes, al decir del experto.

Entre los múltiples puntos de vista el Dr. Bérriz Pérez consideró la necesidad de que los municipios recurran, de manera preferencial, a la utilización de residuales de origen animal o vegetal tanto para producir electricidad o calor dirigido a múltiples usos con vistas a evitar focos de contaminación ambiental y obtener biofertilizantes que no agredan a la atmósfera.

El amplio mosaico de las fuentes energéticas permite la utilización del sol (solar), el viento (eólica), el agua (hidráulica o hidroeléctrica) y la biomasa vegetal o animal sin necesidad de recurrir a los combustibles tradicionales.

Otra de las intervenciones fue la del Dr. Ángel Rubio González, de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas (UCLV), con las experiencias desde la concepción hasta la explotación de las bioelétricas en Cuba a partir de la sostenibilidad, eficiencia e incremento del empleo de las FRE.

El experto explicó que son cinco programas destinados al aumento de la generación eléctrica mediante biomasa, el impulso al empleo de fuentes renovables de energía, el logro deseado de la eficiencia energética, el desarrollo energético a partir del biogás, y la formación de recursos humanos a fin de ampliar las capacidades empresariales en torno a la temática y los estudios de factibilidad.

Para el catedrático es medular la revitalización del desarrollo energético a partir del biogás, y en ello resulta fundamental la intervención del MINAGRI, sin restarle importancia a otros sectores que deberán incorporarse.

Definida la bioeléctrica como la planta energética del ingenio para posibilitar la integración armónica y funcional entre la producción de azúcar y la generación de electricidad que se utiliza casi de manera generalizada en proyectos de varios países.

«Cuba —agregó— tiene 17 bioeléctricas propuestas; de ellas, solo una está en fase de puesta en marcha y tres se encuentran dentro del proceso inversionista».

En medio de la situación electroenergética que afecta a Cuba el ingeniero Hariam Martín Suárez, jefe de regulación de demanda en la ONURE, subrayó que los 184 centros altos consumidores villaclareños tienen sus compromisos en la reducción de su demanda en el horario pico, al tiempo que ofreció una panorámica de la situación cambiante en el día a día.

Como punto esencial su participación se centró en el estado de la contratación de potencia fotovoltaica en Villa Clara que dispone

de 10,8 MW instalados y distribuidos en los cinco parque solares existentes y todos en funcionamiento.

Estos se encuentran en el frigorífico, Caguagua I y II, (Sagua la Grande), Marrero (Hatillo) y la UCLV que generan 11 MgW al sistema eléctrico nacional.

Hizo referencias a la contratación de potencia fotovoltaica. Para ello la Unión Eléctrica entrega un certificado de generación con FRE a las personas naturales y jurídicas que escojan esa energía.

«Hay contratados hasta la fecha 1506 kW en siete entidades: Fábrica de Antenas, Fondo de Bienes Culturales, Empresa de Bebidas y Refrescos, Empresa de Materias Primas, la INPUD Primero de Mayo, Ómnibus Nacionales y Ciclos Minerva.

De acuerdo con las proyecciones identificadas en el programa de energía renovable al año 2026 la generación con fotovoltaica deberá aumentar de 26,8 GWh a 96,9 GWh, la obtenida con biomasa de 10,7 GWh a 11,2 GWh, la de biogás de 0 MWh a 40 MWh y la hidráulica se mantiene constante en el orden de los 540 MWh.

¿Y cómo marcha el trabajo del movimiento de usuarios del biogás (MUB) en los últimos años? De despejar la incógnita se encargó el máster Julio Crespo Rivalta, vicepresidente de CUBASOLAR en el territorio, a partir de un proyecto que comenzó a gestarse desde 1983 y que persigue una cultura socio ambiental sostenible.

Su escenario principal —ratifica Julio— han sido los campos y zonas rurales, fincas de autoconsumo, entidades porcinas, pequeños productores, y usuarios en general como parte de las estrategias de Desarrollo Local.

Con el empleo de la ciencia, la técnica y el ingenio popular el MUB ha contribuido a la instrumentación y generalización de la tecnología según las características, posibilidades y condiciones específicas, sin apartarlo de otras fuentes renovables de energía.

Como cierre del evento la subdirectora de Economía y Planificación en Villa Clara, máster Cristina Mendiondo Roig, ofreció una panorámica del accionar de su giro e insistió en la necesidad del seguimiento en el sector estatal y privado con vistas a que el desarrollo energético resulte sostenible y sustentable, sin perder de vista la energía desde el nivel local para ofrecer respuestas a las demandas poblacionales.

«Habrá que concebir proyectos dirigidos al uso del biogás con la capacitación de las personas y tener muy claro aquellos conceptos que eviten errores».

Una sugerencia dejó Cristina en el plenario a fin de que cada entidad disponga de su propia generación a partir de las FRE adaptado a la medida de sus posibilidades.

Otros trabajos de interés enriquecieron el programa, entre ellos las experiencias adquiridas en un parque solar, presentado por el máster Sergio Salazar Calero, la integración de indicadores de desempeño y grados/días en las instalaciones turísticas (relación entre el consumo y los niveles de ocupación habitacional), del máster Ovidio Rodríguez Santos, en tanto la Dra.Yanelis Delgado Triana, de la UCLV, disertó sobre la subasta de energía.

El Dr. Guillermo Saura González fue elegido como Miembro de Honor de CUBASOLAR y ratificado al frente de esta sociedad en la provincia, al tiempo que se presentó la junta directiva en el territorio.

PIE DE FOTOS

1.- La junta directiva de CUBASOLAR en Villa Clara presidida por el Dr. Guillermo Saura González.

2.- Resulta inconcebible el desarrollo sostenible a partir de fuentes de energía contaminantes del medio ambiente con consecuencias catastróficas para el cambio climático, puntualizó el Dr. Luis Bérriz Pérez, máximo representante de CUBASOLAR en Cuba.

3.- Dr. Ángel Rubio González: «El país tiene 17 bioeléctricas propuestas; de ellas, solo una está en fase de puesta en marcha y tres se encuentran dentro del proceso inversionista».

4.- Cristina Mendiondo Roig insistió en la necesidad de concebir proyectos locales dirigidos al uso del biogás con la capacitación de las personas y tener muy claro aquellos conceptos que eviten errores.

5.- El ingeniero Hariam Martín Suárez fundamentó la existencia de cinco parque solares en el territorio y que todos se encuentran en funcionamiento.

6.- ¿Y cómo marcha el trabajo del movimiento de usuarios del biogás (MUB) en los últimos años? De despejar la incógnita se encargó el máster Julio Crespo Rivalta.

7.- Sobre la llamada subasta de energía disertó la Dra. Yanelis Delgado Triana.

8.- Entre las prácticas que se realizan en Villa Clara aparece la integración de indicadores de desempeño y grados/días en las instalaciones turísticas (relación entre el consumo y los niveles de ocupación habitacional), del máster Ovidio Rodríguez Santos.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91