La doctora Julieta García Sáez (al centro) rodeada de niños que integran el proyecto relacionado con la obesidad, muchos de los cuales lograron estabilizarse a base de ejercitación y cambios en sus patrones alimentarios.

Por Ricardo R. González

Las noticias relacionadas con la diabetes mellitus (DM) no resultan halagüeñas. Cada año en vez de disminuir las cifras de portadores en el mundo tienden al notorio incremento a lo que no escapa la realidad villaclareña.

Una pesquisa masiva realizada, este miércoles, en áreas del Parque Vidal de Santa Clara para determinar los niveles de glucemia en la población concientizó a los asistentes que muchas veces desconocen que son diabéticos y dejan las puertas abiertas para la aparición de otras complicaciones.

La Dra. Julieta García Sáez, endocrinóloga pediatra y quien ha desarrollado diferentes proyectos junto a un equipo de profesionales, aludió al aumento marcado de la afección en niños de año en año.

Infantes diabéticos y colaboradores de los proyectos ayudan a medir las cifras de glucosa.

En este sentido alertó sobre la llegada de los meses más complejos debido a la influencia de temperaturas agradables; sin embargo, se incrementan las acciones virales, las desestabilizaciones inmunológicas, y la influencia del estrés por marcadas razones, lo que acentúa la aparición de la diabetes tipo I dependiente de insulina al no aportar el páncreas los niveles necesarios de esta hormona facilitadora de que la glucosa penetre en las células y suministre energía.

Villa Clara tiene en la actualidad 204 menores de 19 años con DM tipo I, y resulta la segunda provincia del país con mayor incidencia, pero en la de tipo II pudieran existir pacientes que no están diagnosticados, por lo que la atención primaria debe fortalecer el trabajo de pesquisa a fin de evitar consecuencias mayores.

«Los estilos de vida influyen en estos patrones. La alimentación inadecuada impuesta por la vida «moderna» a base de pastas, refrescos enlatados, frituras con grasas recalentadas, unido a la obesidad y la falta de ejercicios sistemáticos, son cómplices negativos. Por ello las personas no solo enferman de diabetes, si no de hipertensión arterial y otras enfermedades cardiovasculares, por citar algunas», asevera la experta.

 El chequeo de la talla y el peso fueron factores esenciales antes de realizar la prueba de glucemia.

Desde 2008 la provincia desarrolla el proyecto comunitario Diabetes y yo, bajo la rectoría del hospital pediátrico José Luis Miranda, dirigido a la educación de los niños y de la familia.

«Comienza en la institución hospitalaria, pero nos trasladamos a la comunidad del menor para sacarlo del entorno hospitalario donde el médico ordena y el niño cumple. En su comunidad el pequeño está alegre y situado en el entorno rodeado de su familia y amigos»

Otro proyecto está dirigido a los niños obesos. Muchos de ellos ya están sanos con la sola modificación del ritmo de ejercicios y los patrones alimentarios bajo la orientación de endocrinólogos, enfermeros, nutricionistas reanimadores cardiovasculares, y psicólogos que desempeñan un papel indispensable.

También se trabaja en el vinculado a la hipertensión arterial, a partir de una estudio realizado hace años en escuelas primarias de la capital provincial cuyas estadísticas resultaron alarmantes.

Para la Dra. Julieta García Sáez y todo su equipo bien valen los esfuerzos y obstáculos a vencer si conlleva al regocijo de ver crecer a una infancia saludable.

La Dra. García Sáez ofrece detalles del comportamiento de la enfermedad a la periodista Luz María Martínez Zelada, de la Agencia Cubana de Noticias.

El 14 de Noviembre está inscrito como Día Mundial de la Diabetes en tributo al al natalicio de Frederick Banting (1891) quien, junto con Charles Best, descubrió la insulina, en octubre de 1921.

La DM aparece como octava causa de muerte en el mundo y es responsable de 1,5 millones de muertes anuales. Una de cada 11 personas en el universo figura entre los afectados, y de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 8.5% de los adultos está enfermo, en tanto los vaticinios anuncian unos 313 millones con la llegada de 2040.

También puede ver este material en:

http://soyquiensoy.blogia.com

https://twitter.com/riciber91