Como el ave fénix el Hotel Sagua trata de levantarse de las ruinas.

Por Ricardo R. González

Fotos: Ramón Barreras Valdés

Afortunadamente Sagua se oxigena. Tratan de devolverle el encanto de su arquitectura imbricada en diversos estilos, esos que le daban un aire distintivo y que el paso del tiempo, la falta de mantenimientos oportunos, las notorias carencias y las pocas o nulas acciones de los decisores para salvaguardar el patrimonio contribuyeron a que aquella ciudad de múltiple esplendor se convirtiera en una urbe mustia y descolorida.

Ahora emprenden la reanimación. El majestuoso Hotel Sagua, las singularidades del Parque La Libertad con restauración completa de, pisos y luminarias, dos de las seis cuadras pertenecientes al bulevar, el Palacio Arenas, considerado entre las maravillas arquitectónicas villaclareñas y el más representativo exponente del Art Nouveau en la localidad, transitan por nuevas sendas como parte de la futura inclusión de la ciudad y sus alrededores como destino turístico.

Según Carlos Espinosa Aguiar, vicepresidente del Consejo de la Administración, existen motivaciones históricas y sociales, a lo que se suman dentro de esta renovación algunas de las instituciones culturales, seis obras del Comercio y la Gastronomía prácticamente listas: El Pío, Pío, el Nuevo Paradero que una vez en funciones ofrecerá variedad de platos de la cocina criolla, junto a otros objetos destinados a la recreación.

Junto a estas aparecen el complejo de pizzería, parrillada, bar, y el Coppelia, con acciones reconstructivas a destacar por parte de su colectivo, y un centro nocturno aledaño a la heladería como discoteca para jóvenes.

Es cierto que el Hospital General Mártires del 9 de Abril, a punto de arribar a su aniversario 50, recibe los toques de la reanimación en varias de sus salas, entre ellas la 3 C destinada a mujeres en etapas postquirúrgicas nos parece que el calendario de ejecuciones pudo haber avanzado mucho más al compararse de un año a otro.

Ahora bien, todo lo que sea en beneficio de la colectividad habrá que aplaudirlo, pero no olvidemos que la Villa del Undoso junto con la capital provincial son las que mayor cifra de planteamientos acumulan, sobre todo por la pésima situación con el abasto de agua.

A pesar de la inversión en los pozos jimaguas —ubicados en la zona de Chinchila— con el montaje de la batería del transformador que faltaba, lo cierto es que llevará un proceso de prueba y puesta en marcha que alargará la espera por unos tres meses, independientemente del pésimo estado de la red hidráulica, los excesivos salideros, y que el líquido no llega con uniformidad incluso a los vecinos de un mismo barrio.

Lo que será el nuevo bar del complejo de la pizzería luego de su remodelación total

Otro de los objetivos que aguarda e irrita a la vez es el simbólico puente El Triunfo con su prolongada paralización. Hay un cronograma por etapas para continuar el trabajo que incluye, primeramente, la limpieza del puente por la parte superior y evitar que siga deteriorándose para luego proseguir la pintura por sus segmentos interiores. Ahora se dice que para fines de marzo comenzarán los trabajos. Ojalá así sea.

En el plano industrial Sagua exhibía un desarrollo que la situaba como puntera en Cuba y en Latinoamérica con una demarcación floreciente por el comercio, el ferrocarril y su puerto. Poco a poco se alejó de la cúspide. Por suerte la fundición 9 de Abril recibe aires benéficos para enfrentar sus diversos perfiles, en tanto la Fábrica de Calderas «Jesús Menéndez» labora en función de la industria azucarera, y la de Bujías “Neftalí Martínez” tiene un rol importante en la sustitución de importaciones, mientras la Cloro Sosa está prácticamente al concluir su inversión, con equipamiento sofisticado, aunque aún sin fecha de apertura.

Una mirada a los cines advierte la próxima apertura del Sagua para asumir la gala por el 9 de Abril, a pesar de las severas heridas dejadas por «Irma», pero el Alkázar está contemplado para una segunda etapa.

Isabela, el punto marino más castigado por los embates del huracán también transforma su imagen, pero todavía falta por hacer. De acuerdo con valoraciones de los funcionarios está a un 90 % de recuperación; sin olvidar que el resto de las comunidades aguardan y dependen de recursos que la dirección del país priorizó para las zonas costeras.

Dos de las seis cuadras del boulevar sagüero en pleno proceso reconstructivo.

Entre las buenas nuevas que cambian el panorama figura la inclusión del Motel Las Rocas en un proyecto que evalúa el MINTUR en función de una ruta turística. Incluirá los Mogotes de Jumagua, el recorrido por la ciudad, el río, el poblado de Isabela y Cayo Esquivel, pero a largo plazo.

Sin dudas los retos son grandes. No podrá descuidarse el examen de monumentos y sitios históricos en una tierra pródiga en celebridades y donde la belleza de sus patios interiores, los colgadizos y vitrales inspiran para devolverle la majestuosidad. Habrá que velar por la calidad de las obras y porque la premura de terminación por determinada efeméride no empañe los deseos del pueblo en una Sagua que va por la reválida de ser Grande, pero sin que admita las derivas.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/riciber91