20170120173209-01-area-manejo-forestal-el-siju.jpg

Lázara Sotolongo Molina, directora del proyecto internacional, entrega a Orelvis Romero Almaguer, al frente de la finca El Sijú, el módulo donado.

Por Ricardo R. González

Foto: Ramón Barreras Valdés

La primera finca integral de Cuba que recibe un módulo contentivo de implementos de trabajo y medios de protección concedidos por organismos internacionales pertenece a Villa Clara y está ubicada en zonas de Manicaragua.

Se trata de la denominada El Sijú hasta donde llegaron representantes del Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF) y el de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que funge como agencia implementadora.

Lázara Sotolongo Molina, directora del proyecto internacional «Un enfoque paisajístico para conservar los ecosistemas montañosos amenazados» declaró que el objetivo radica en conservar la biodiversidad con un enfoque de paisaje innovador insertado a la comunidad.

Por ello está presente la educación ambiental, las tareas de conservación, y las áreas protegidas fusionadas con el sector productivo.

Orelvis Romero Almaguer, un hombre establecido en estas tierras desde junio de 2004 y quien resulta el jefe de la finca, rememoró el trabajo desplegado en lo que otrora era vaquería. Actualmente disponen de bosques naturales en los que conviven cedros, tecas, caobas y bambú junto a una gama de variados frutales.

En sus 43,2 ha de extensión existen áreas asociadas al cultivo del café, al tiempo que desarrollan los subprogramas de la agricultura urbana relacionados con la reforestación, y la cría de ovinos, caprinos y porcinos.

La entidad —perteneciente a la Empresa Agroforestal de Villa Clara y a la Unidad Silvícola de Manicaragua, no reporta incendios forestales desde 2005, y atiende al círculo de interés de la escuela primaria Manuel Ascunce Domenech bajo un programa de educación ambiental asociado a un bosque martiano para interrelacionar la obra de Martí con la Naturaleza.

La doctora María del Carmen Velasco Gómez, delegada del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) en la provincia, subrayó que la entrega del módulo constituye una especie de premio a fin de incentivar el trabajo desplegado.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza