20150413132117-internacionalista.jpg

Los integrantes de la brigada internacional Henry Revee recibieron el Sello Del combate diario a la victoria segura, y el reconocimiento de la misión cumplida. (Fotos: Ramón Barreras Valdés)

Por Ricardo R. González

En horas de la mañana dominical arribaron a su provincia siete de los 14 villaclareños de la Brigada Henry Reeve que enfrentaron el ébola en diferentes regiones de África.

Nada mejor que el recibimiento en el Mausoleo del Frente Las Villas, en Santa Clara, donde el doctor Oscar Armando Fernández Alegret, director provincial de Salud, les ofreció la bienvenida en nombre de sus coterráneos, y reconoció el gesto de esta Brigada al dar un sí incondicional por la vida.

Son ellos los enfermeros Juan Carlos Reyes Cardoso, Jesús Pérez Sosa, Lázaro Guerra Gómez, Jorge Luis Hernández Vaso, Tomás Olivera Cruz, y los médicos capitan Yusmel Olivera Sánchez, y Juan Carlos Dupuy Nuñez, quienes laboran en unidades asistenciales de los municipios de Santa Clara, Sagua la Grande, Remedios, Manicaragua, y Cifuentes.

Ellos recibieron el Sello Del combate diario a la victoria segura, que reconoce a personalidades e instituciones con respeto ganado entre los villaclareños, así como el reconocimiento por la misión cumplida.

Prestigiosos profesionales de la Salud en la provincia entregaron estos distingos en nombre de un pueblo que los admira.

Durante siete meses los cubanos mitigaron las huellas de la mortal enfermedad por la que hasta principios de octubre pasado, en que arribó el grueso de la brigada a su destino, se infestaban unas cinco personas cada hora, solamente en Sierra Leona, con cifras de contagiados duplicadas cada 20 días.

El uso del traje de protección, la organización del trabajo, la seguridad, y la bioseguridad del personal, según el programa trazado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se convirtieron en una especie de guía inviolable en cada jornada dentro de un medio en que las costumbres y hábitos, totalmente incorrectos, favorecíanel contagio y la propagación de la terrible pandemia.

Ello lo esbozó el doctor Juan Carlos Dupuy Nuñez, al frente de la brigada médica que laboró en Liberia, quien evocó momentos cruciales de la estancia, y agradeció el recibimiento a una parte de los más de 250 colaboradores que bridaron sus servicios en los tres países más afectados: Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry, donde aún permanecen dos villaclareños.

«Cuba —dijo— fue el primer país en responder con recursos humanos al llamado de Naciones Unidas y la OMS, y al partir desconocíamos El panorama a enfrentar, pero el instinto humano y solidario de esta tierra vence todos los obstáculos».

Grata noticia que al partir hacia la Patria habían transcurrido 21 días sin reportes de ébola al menos en Liberia, con disminución ostensible en Sierra Leona que reportaba solo dos casos por semana.

«Ratificamos nuestro compromiso de continuar apoyando a los países más necesitados en lo que a Salud respecta, y trabajar, si fuese necesario, en la restauración del sistema sanitario de esas naciones», concluyó Dupuy.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza