20140617095013-mayra.gif

Por Ricardo R. González

Foto: Ramón Barreras Valdés

El mundo de un laboratorio y la rigurosidad de las investigaciones pudieran parecer rutinarios para quienes integran el Centro de Inmunología Molecular (CIM) de Cuba, una institución de rigor próxima a cumplir dos décadas de existencia con el privilegio de aportarle a la vida.

Así lo reconoce la doctora Mayra Ramos Suzarte, jefa del departamento de ensayos clínicos del CIM en el largo camino de desvelos motivado por la elaboración de productos para el tratamiento del cáncer complementadas, en los últimos años, con otras variantes destinadas a enfermedades autoinmunes que no guardan relación con las neoplasias.

«El país —subraya— dispone de nuevas líneas de productos que se aplicarán en etapas venideras, a tenor de que unos 13 mil cubanos recibieron, en 2013, productos elaborados en nuestro centro para prolongar las expectativas y calidad de vida, y en ese lapso se incorporaron 3 mil nuevos casos, al existir protocolos suficientes que refuerzan al cáncer como enfermedad crónica no trasmisible».

La institución cubana tiene registrado medicamentos o realiza ensayos en países del primer mundo como Corea, Japón, China, Singapour, y Malasia, así como en la comunidad económica europea, fundamentalmente Alemania e Italia, y en México, Brasil, Uruguay, y Colombia, entre otros.

Por citar un ejemplo, más de 15 mil pacientes en Cuba han recibido el Nimotuzumab, una vacuna destinada a los tumores localizados en la cabeza y el cuello, entre otras indicaciones terapéuticas.

Por otra parte existe la vacuna CIMAvax-EGF, la única registrada  para portadores de tumores pulmonares de células no pequeñas en estadios avanzados que representan el 85 % de las enfermedades malignas diagnosticadas en el pulmón.

Sin embargo, también se ha trabajado con el Itolizumab, en casos de artritis reumatoide, y en el pasado año fue presentado el registro aprobado de este medicamento para la psoriasis severa.

Ramos Suzarte anunció que ya se encuentran en la primera fase de estudios clínicos otras investigaciones dirigidas a la diabetes mellitus, esclerosis múltiple, y la artritis reumatoide.

Vale decir que los logros no solo corresponden al personal del CIM, pues existen otras instituciones con excelente trabajo como es el caso de los científicos villaclareños, y sobre todo el grupo dedicado a los ensayos clínicos con significativos aportes.

«Es un equipo territorial convertido en modelo de trabajo, una experiencia única donde, por primera vez, se crea un programa de atención al paciente oncológico propuesto a aplicar en comunidades brasileñas que poseen características similares a las villaclareñas», subrayó.

Despojada del plano científico y de esas rutinas del laboratorio, la doctora Mayra Ramos dio riendas sueltas a los sentimientos humanos.

— Cuando aprecian los resultados y lo que hacen por los semejantes ¿Qué experimenta interiormente?

A veces cuando nos llama un paciente, se nos acerca un familiar, o constatamos que un niño logra superar las etapas críticas, e incluso llega a tener hijos, uno dice hice algo por mi país. Entonces ves las historias con matices estremecedores, y te regocija el agradecimiento eterno por la posibilidad de ser útiles.   

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza