Facebook Twitter Google +1     Admin

Paulina Álvarez (Cuba)

20120705114532-paulina.jpg

Por Ricardo R. González (*)

A la bien llamada Emperatriz del Danzonete le debía esta reseña porque Paulina Álvarez hubiese arribado, el pasado 29 de junio, a su centenario de vida.

Nacida en Cienfuegos tuvo el gran mérito de ser la primera cantante que dio a conocer este ritmo en 1929.

Sin embargo, nadie imaginaba que aquella pequeña inclinada por el arte desde los 8 años, allá en su tierra natal, llegaría a coronarse entre las glorias musicales de Cuba.

A ella se le recuerda en aquellos inicios vocalizando en las fiestas de fin de curso de la escuela primaria donde estudiaba hasta que su familia decidió trasladarse para La Habana, y fue entonces que comienza a familiarizarse con los estudios de piano, guitarra, canto, teoría y solfeo en el Conservatorio Municipal de Música de la capital.

Lo suficiente para presentarse, a partir de los 14 años, en celebraciones de las sociedades de recreo con un repertorio combinado a base de tangos y canciones.

Su debut ocurrió en la década del 20, y para la ocasión escogió El manisero, de Moisés Simons, hasta que más tarde formó parte, como vocalista, de diversas agrupaciones, incluidas las de Cheo Belén Puig y la de Neno González.

Ya en 1938 fundó su propia orquesta y el mercado del disco comenzó a incluirla en sus catálogos. Así grabó para el sello RCA Víctor e incursionó en la rumba, el bolero y la guaracha.

Años después creó otra agrupación dirigida por su esposo, el violinista Armando Ortega,

Paulina tuvo un retiro temporal de la vida artística en 1950. Pasados seis años retornó, y en 1959 integró la Gran Orquesta Típica Nacional que agrupó a los más sobresalientes músicos dedicados al danzón en el archipiélago.

Con dicha nómina realizó numerosas presentaciones, y sobresale un disco en el que incluyó danzones y danzonetes.

Por los años 60 actuó en Tropicana, en casas de cultura y en diversos teatros, sin descartar las giras a diferentes provincias, así como los espacios de radio y televisión.

El 18 de marzo de 1965 se presentó por última vez en un programa de TV en el que cantaba junto a Barbarito Diez y la Orquesta Aragón.

Su voz llegó a los Estados Unidos, Venezuela, Puerto Rico y República Dominicana, al tiempo que fue calificada como una artista altiva y elegante dotada de un excelente registro vocal.

De aquí el epíteto de Emperatriz, el que sigue vigente a pesar de su deceso el 29 de julio de 1965.en la urbe habanera.

Temas compuestos por Ignacio Piñeiro, Rosendo Ruiz, Agustín Lara y Cheo Belén Puig, entre otros, conformaron su repertorio para perdurar a través del tiempo.

(*) Nota de Editor: Los trabajos publicados en temas (Artistas) han sido elaborados por este autor, a partir de informaciones de base, sin que consignen la totalidad de detalles, hechos, y personalidades que influyeron en el desarrollo artístico.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next