20120103165045-quemado.gif

La meticulosidad en cada indicador ha propiciado que Quemado de Güines  concluya con ese registro durante dos años consecutivos. El trabajo del equipoo básico de ese municipio lo demuestra.

Reconoce dirección nacional del PAMI a los colectivos de Neonatología del ginecobstétrico Mariana Grajales, y a la terapia intensiva del «José Luis Miranda»

Por Ricardo R. González

Con cero mortalidad infantil en los municipios de Quemado de Güines, Cifuentes y en el área del Plan Turquino villaclareño despidió Villa Clara el 2011.

También las tasas de decesos preescolares (1 a 4 años) y escolar (5-14) descendieron comparado con el año precedente, mientras la dirección nacional del Programa Materno Infantil (PAMI) reconoció la labor de los colectivos de Neonatología del hospital ginecobstétrico Mariana Grajales, y al de terapia intensiva del «José Luis Miranda» por rescatar a la vida casos de compleja gravedad.

Esta vez el territorio concluyó con una tasa de 5,7 por mil nacidos vivos que, si bien resulta significativa a nivel mundial, se aleja de los saldos tradicionales del terruño.

De acuerdo con las valoraciones de la doctora María del Carmen Fernández Fernández, al frente del PAMI en Villa Clara, fue una etapa caracterizada por malformaciones congénitas de suma complejidad, sobre todo las de etiología cardiovascular.

En la actualidad se hacen estudios municipales con las consultas de riesgo preconcepcional a fin de ofrecer el tratamiento oportuno a las gestantes, según sus particularidades, y aplicarles aquellos medicamentos que protegen a las féminas de dichas anomalías durante todo el embarazo.

La experiencia ya ofrece novedosos resultados en Caibarién y continuará en el resto de los territorios.

Otras de decesos en menores de un año fueron las sepsis, y las hipoxias, ambas condicionadas al bajo peso y la prematuridad como causantes de inmunodepresiones.

Se registró una pérdida materna por situaciones incompatibles para la vida; sin embargo, la natalidad ofrece prometedores saldos al registrar 8 mil 410 nacimientos, unos 327 más que los acumulados el año anterior.

En orden particular la dirección de Salud en el territorio destacó el aporte de médicos, enfermeras, y muy en especial de quienes ejercen su labor en la atención primaria por sus aportes a fin de consolidar los mejores índices dentro del programa en las acciones dirigidas a las embarazadas riesgo, el lactante, y las puérperas.