Facebook Twitter Google +1     Admin

Prevención del Cáncer Bucal: Detrás de una sonrisa

20111115142643-bucal.gif

El estudiante Omar Rodríguez Castex procede al examen de una paciente en la clínica estomatológica Celia Sánchez Manduley, de Santa Clara. Lo supervisan (de derecha a izquierda) las doctoras Bárbara Satorre Concepción, Sonia Valdés Sardiñas, y la técnica de atención estomatológica Minelidis León Quintana. 

Por Ricardo R. González

Foto: Carlos Rodríguez Torres

Todo inició por una simple úlcera en la región bucofacial. Pasaron más de 15 días y jamás cicatrizó. Reacia a las investigaciones médicas X no asistió al facultativo, y pensó que, algún día, aquello desaparecería por arte de magia.

Un mes, dos, quizás tres, y el cuadro empeoró… La visita al galeno no se podía dilatar. Comenzaron las investigaciones, y el diagnóstico de una neoplasia resultó positivo.

X quedó inmóvil, pero no podía dar la espalda a la realidad de una afección que aparece con mayor frecuencia en los lados de la lengua, en el suelo de la boca, en la parte posterior del paladar, o en el interior de las mejillas.

Según la pupila especializada, uno de los peligros de este tipo de cáncer radica en su paso inadvertido durante las primeras etapas. No ocasiona dolor ni cambios físicos; sin embargo, los expertos pudieran observar o palpar las primeras alteraciones del tejido o el propio tumor cuando aún sus dimensiones resultan muy pequeñas. 

Baste decir que ocupa una de las 10 primeras localizaciones de incidencia de cáncer en un mundo donde determinados tipos de tumores prevalecen entre la quinta y sexta décadas de la vida, y afectan al sexo masculino con mayor frecuencia.

No obstante, en los últimos decenios aparecen enfermos con edades inferiores que portan tumores localizados en la cavidad bucal y la lengua.

Cuba es el único país dotado de un Programa Nacional de Detección del Cáncer Bucal (PDCB); mas, no escapa del comportamiento universal en cuanto a mortalidad, y en el período de 1987 a 1996 el archipiélago reportó una cifra superior a los 3 mil decesos por esta causa. 

La problemática se agudiza a escala internacional si se tiene en cuenta que la cifra oscila entre 350 mil y 400 mil nuevos casos identificados en cada año transcurrido.

ACECHO VILLACLAREÑO

Lo primero que aclara la doctora Rosaura Carol Paz es que dicha neoplasia tiene amplias posibilidades de curación si se detecta a tiempo. «Por ello la esencia del PDCB sienta cátedra en lo eminentemente preventivo desde el nivel primario de Salud».

Creado en los años 80, y con efectividad reconocida en Latinoamérica, faculta a la totalidad de los estomatólogos generales integrales para efectuar un tipo de examen que incluye la revisión completa de la boca, palpación de la cadena ganglionar del cuello y la supraclavicular

La estomatóloga vinculada a este Programa desde hace más de 20 años advierte que todo paciente mayor de 15 años deberá acudir, una vez al año, al servicio de estomatología de su área de salud a fin de aplicar el estudio que dispone de cobertura total en las unidades de la provincia.   

«En caso de observarse cualquier lesión, prótesis desajustadas causantes de lesiones, molares con picos filosos lacerantes de las mucosas u otras irregularidades, se procede a su eliminación, mientras las irregularidades de mayor complejidad son remitidas al cirujano para que valore la conducta a seguir que no siempre es quirúrgica, pues existen tratamientos medicamentosos y de otra índole que pudieran aplicarse según las particularidades del paciente», sustenta Rosaura Carol.

En caso necesario se remite al nivel de atención secundaria, pero antes es imprescindible pasar por el policlínico enclavado en la zona de residencia.

Los últimos tiempos traen un incremento del cáncer bucal por lo que impera la responsabilidad individual con el autoexamen y la asistencia al estomatólogo para evitar esas sorpresas que encuentran su escondite detrás de una sonrisa.

LO QUE DEBE SABER

— Se hace necesario revisar toda úlcera o pigmentos que aparezcan en la boca y no encuentren cicatrización en 14 días.

Otras manifestaciones a tener en cuenta son el dolor o dificultad a la hora de hablar, masticar  o comer, así como la aparición de una protuberancia palpada en la boca o en el cuello, la presencia de especie de verrugas y enrojecimiento prolongado, o determinados «adormecimientos» en el área bucofacial. 

— Los labios, la lengua y el piso de la boca constituyen las zonas de mayor aparición de este tipo de cáncer, con énfasis en aquellas personas acostumbradas a masticar tabaco que pudieran presentarlo alrededor de los labios, y en el tejido blando (encía) que cubre a la mandíbula.

— Entre los factores de riesgo figuran las deficiencias nutritivas acentuadas en fumadores y alcohólicos, las maloclusiones dentales, una higiene bucal deficiente, los procesos infecciosos en la boca, los traumatismos crónicos ocasionados por prótesis dentales mal adaptadas, factores hormonales y hereditarios, y la ingestión de comidas calientes y con excesivo picante, entre otras. También debe lograrse una protección adecuada al tomar sol para evitar el cáncer de labios.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next