20110708133342-bosque3-167x96-abbf75ed32bc.jpg

Resultado de una política medio ambiental hacia el desarrollo sostenible, el área boscosa en Cuba cubre el 26,2 por ciento de la geografía, clasificando entre las islas del Caribe con mayor cantidad de bosques.

Un reciente informe de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe, del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, reconoce que la masa boscosa crece solo en Uruguay, Costa Rica y Cuba.

Gisela Alonso Domínguez, presidenta de la Agencia de Medio Ambiente, explicó que el crecimiento paulatino de las florestas en Cuba obedece fundamentalmente, a la aplicación de un programa nacional de reforestación y uso racional de las tierras.

Cuando triunfó la Revolución en 1959 la superficie boscosa apenas alcanzaba el 14 por ciento de la geografía cubana, predominaba la producción agropecuaria extensiva, las aguas, el relieve y la vegetación se caracterizaban por su degradación y no se trataban los residuales, de acuerdo con estadísticas.

(Con información de Radio Reloj)