20220927183348-foto-1-2-.jpg

Por Ricardo R. González

Fotos del autor y cortesía CMP

Sin apenas descanso y con suma profesionalidad los especialistas del Centro Meteorológico Provincial (CMP) de Villa Clara siguen cada paso del huracán Ian entre tensiones y los movimientos inesperados de lo que parecía una «tormentica» hasta convertirse, en pocas horas, en un considerable huracán de gran intensidad que se movió por tierra cubana con categoría oscilante 3-4 en la escala Saffir-Simpson.

Para el jefe del Grupo de Pronósticos, el máster Amaury Machado Montes de Oca, con estas condiciones son evidentes los daños reforzados en los niveles constructivos, entre múltiples afectaciones causadas al occidente del país, sobre todo a la provincia de Pinar del Río.

«Ocurrió lo que estaba previsto. Un huracán de intensa categoría sin precedentes en Cuba desde el paso de Irma, y un organismo que no afectaba a tierras pinareñas con esa intensidad desde hace tiempo».

En horas de la mañana el fenómeno meteorológico salió al mar por la costa norte de Pinar del Río en un punto situado al noreste de Puerto Esperanza, y en el caso de Villa Clara lo fundamental es que ha llovido bastante a partir del inicio de la primavera con períodos de lluvias muy marcados desde mayo, por lo que los embalses están bastante llenos y habrá que seguir, puntualmente, los acumulados de precipitaciones.

«La provincia no tendrá consecuencias con el viento porque estamos muy alejados de la circulación externa del huracán, por lo que se descartan los efectos de impactos sostenidos, tampoco la mar tributará afectaciones, pero si tendremos lluvias que influirán sobre suelos muy saturados», refiere Amaury Machado.

En estos momentos Ian busca la costa occidental de la Florida en su movimiento durante las próximas 12 a 24 horas, y ganará en intensidad en la medida que se acerque a esta porción, por lo que este sistema muy intenso dejará áreas de precipitaciones externas al alimentarse desde la parte del Caribe.

Explicó el experto que los modelos de pronósticos reflejan una hondonada entre Matanzas y Ciego de Ávila que pudiera ocasionar más precipitaciones en los días venideros en correspondencia con la posición del fenómeno; sin embargo, advirtió que tendremos cielos nublados y las lluvias continuarán a intervalos, sin descartar que en algún momento pudieran retomar la intensidad debido al lento movimiento del sistema hacia el norte.

Amaury Machado insistió en que la población debe cumplir las medidas orientadas por la Defensa Civil y permanecer al tanto de las informaciones emitidas por fuentes oficiales.

«Todavía falta octubre —dijo— que resulta otro mes peligroso dentro de la temporada ciclónica, y no olvidemos noviembre que también conlleva a una vigilancia meteorológica sostenida».

En medio de este panorama las condiciones son propicias para otros episodios. En estos momentos hay uno solo en el Atlántico tropical, pero no ofrece peligro para Cuba y no se percibe de momento nuevas formaciones en los próximos 15 días, aunque la realidad pudiera cambiar rápidamente como pasó con Ian.

«Precaución es la palabra de orden, con énfasis en zonas situadas cerca de las presas, en las demarcaciones de El Santo, Falcón, las montañas, Palmarito que dispondrán de las observaciones conjuntas entre Recursos Hidráulicos y Meteorología», concluyó Amaury Machado Montes de Oca.

ESTADO DE LAS PRECIPITACIONES

Durante las últimas 24 horas todas las estaciones meteorológicas villaclareñas notifican acumulados de precipitaciones sin resultar significativos. La meteoróloga Sandra Ruiz indica que los mayores registros se localizan hacia el sur del territorio. La estación radicada en La Piedra informó 96,6 mm, en tanto Topes de Collantes reportó 108, 5 mm, Sagua la Grande (4,2 mm), Caibarién (11,8 mm), Yabú (38,4 mm), Santo Domingo (17,0 mm) y el centro de Santa Clara, 40 mm.

Por su parte Odalys Montero, otra de las expertas del CMP, se detuvo en las evidencias de los pluviómetros. La presa Jibacoa totalizó 105 mm, mientras Manicaragua indicaba 86 mm, La Moza (87 mm), Mataguá (85 mm),), Presa Palmarito, de Ranchuelo, (56, 5) y el resto de los pluviómetros no superaron los 50 mm.

CURIOSIDAD

La propia Odalys Montero recuerda que los huracanes que comienzan con I al parecen tener «predilección» por Cuba: Isidore, Isaac, Irma, Iván e Ian han dejado huellas en nuestro territorio.

PIE DE FOTOS

1.- Una parte de los expertos villaclareños del Grupo de Pronósticos que han seguido la trayectoria de Ian. De izquierda a derecha; Amaury Machado, Sandra Ruiz, Odalys Montero y Víctor Amaro.

2.- «Ian dejará para Villa Clara mucha lluvia, aunque no habrá peligros por la intensidad de los vientos ni por la situación de la mar», sustentó el máster Amaury Machado Montes de Oca.

3.- Observe el poderoso ojo del huracán que mantenía a su salida de Cuba. 

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91