20190521165351-748201.png

Por Ricardo R, González

Uno de los temas más debatidos entre la vecindad villaclareña en la últimas etapas y por las vías establecidas recae en la necesidad de lograr la calidad y la atención esmerada en los principales servicios recibidos por la población que no en todos los casos muestra un rostro ni, medianamente, risueño.

Los temas son recurrentes, y los planteamientos también, sobre todo los concernientes a Acueducto y Alcantarillado en torno a la inestabilidad en el abasto de agua, a la situación de las conductoras que encuentran soluciones a manera de «curitas» y a los pocos días están rotas otra vez, y a esas redes que piden auxilio tras el paso de los años.

Las ya clásicas irregularidades con la falta del líquido, la presencia de supuestas fuentes que emanan en las calles provenientes de los innumerables salideros, y el inconstante servicio de suministro mediante pipas, sobre todo en Sagua la Grande, Encrucijada, Camajuaní y Ranchuelo se convierten en otras de las pesadillas que parecen no retirarse del suelo villaclareño.

Tampoco escapa de las quejas la presencia de desechos sólidos convertidos en macrovertederos vivientes habilitados ya por la mala costumbre de la población de crearlos en esquinas, edificios multifamiliares, y zonas populares, o por la ausencia de la recogida de acuerdo con lo previsto.

¿Qué decir de las situaciones críticas en los angustiosos y prolongados trámites exigidos entre la Vivienda y Planificación Física, con énfasis en la capital provincial? ¿O en esa burocracia que examina si la firma de una persona es igual en todos los casos? ¿qué si el rabito de la o se hizo más para arriba y en otra figura hacia abajo?

Muchas veces me pregunto, ¿quiénes son las mentes que tienen que ver con estas concepciones de decretos, elaboración de resoluciones y de un largo etcétera, incluidas las trabas ¿compartirán el día a día con los grandes problemas que tiene Liborio?, ¿o son del personal que al llegar al hogar tienen el 80 % —en cifra conservadora— de las cosas resueltas?

La provincia ha recibido una dosis de oxigeno con la utilización del 1 % de la contribución territorial en la solución de planteamientos, la construcción de obras sociales, el otorgamiento de subsidios y la recuperación de viviendas e instituciones dañadas por los diversos fenómenos meteorológicos. Eso queda claro, pero no es menos cierto que se hace necesario consolidar el trabajo comunitario integrado en el propio corazón del barrio con sus moradores como actores primordiales a fin de encontrar un caudal de inventivas, propuestas y hasta posibles soluciones a diversas problemáticas, sin obviar la necesidad de intensificar los programas de Desarrollo Local.

Ello, a mi entender, demanda ya mayores miras y pensar muy bien en aquellos proyectos que hasta pudieran generar fondos exportables y sustitución de importaciones en una etapa en que el país bien lo necesita.

Ojo con esos incumplimientos reportados en los planes de mantenimiento a tenor de que no es igual zurcir a tiempo que esperar que el agujero nos lleve a ver las distintas galaxias.

Como el mundo gira sin detenerse no queda libre la Organización Básica Eléctrica en las que el bajo voltaje, las tendederas y el deficitario alumbrado público, ya sea por reposición o falta de luminarias, late en las inconformidades del pueblo.

Y si bien hay morosidad en las cuentas por cobrar y por pagar, con el enorme daño que causan, a la verdad que moverse por tramos de cualquier carretea villaclareña lleva a los viajeros de los asientos traseros a dar un salto tan espectacular que pueden quedar incrustados en el techo de los vehículos, sin menospreciar la evidente ausencia de mantenimiento en caminos vecinales.

Es cierto que hay déficit financiero, una situación crítica con los insumos, despilfarros en otros renglones, mas pongámosle ciencia a lo que lleva para que el quiste encerrado en la burbuja y el acomodamiento de las neuronas den al traste, poquito a poco, con la irresistible, agobiante y tortuosa expresión de: no se puede.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/riciber91