20170613125547-tecer-encuentro-cambio-climatico-fotos-ramon-barreras-valdes-2-.jpg

El doctor Luis Lecha Estela en la impartición de su conferencia Cambio climático y salud.

Por Ricardo R. González

Foto: Ramón Barreras Valdés

El único evento nacional que refuerza los peligros del cambio climático (CC) relacionados, específicamente, con la salud lo acoge Sagua la Grande, y en su tercera edición insistió en lo urgente de incrementar la percepción del riesgo ante un fenómeno que extiende sus acechos.

Paralelamente al III Taller sobre la temática se desarrolló el I Coloquio de Educación Ambiental, si se tiene en cuenta que todo en la Naturaleza depende de un equilibrio de energía, como señalara el ingeniero Lency Carvajal Medina, y que constituye un basamento fundamental encaminado hacia el logro del desarrollo sostenible.

En este sentido sobresalen las buenas experiencias en las escuelas José de la Luz y Caballero y Hermanos Matheu, asociadas a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en cuya temática sobresalen las experiencias del doctor Ismael Santos Abreu.

Más de una veintena de trabajos abordaron la necesidad de adaptación y mitigación al CC que si bien los efectos del clima actúan de forma directa sobre los seres humanos, no es menos cierto que existen los indirectos que más afectan a la población.

La dinámica del clima y del tiempo repercute en la salud humana, y las altas temperaturas aumentan los efectos negativos en poblaciones vulnerables.

En este sentido resultó de suma valía la explicación del doctor Jorge Luis Alonso Freire, intensivista del hospital Mártires del 9 de Abril, de la Villa del Undoso, y coordinador general del evento, al precisar que existen afectaciones a pacientes villaclareños debido a los golpes de calor cuando la temperatura corporal rebasa los 40° C y supera los mecanismos de regulación propios.

No menos importante la disertación del doctor Luis Lecha Estela al exponer sus experiencias sobre los estudios realizados en Sagua desde la década de los 90.

Todo ese panorama influye en la aparición de dolores de cabeza, estados asmáticos, procesos respiratorios, infartos, muerte súbita y accidentes cerebrovasculares, considerada la principal causa de muerte en el país.

El evento marca su frecuencia cada dos años y participan expertos de numerosas ramas junto a estudiantes de Ciencias Médicas con el propósito de motivarlos y que desarrollen su propio Foro vinculado al tiempo, el clima y la salud.

Como novedad resultó interesante las acciones que realiza el Instituto Nacional de Medicina Deportiva en el proceso de adaptación de los atletas ante el CC. El director de la institución, doctor Jorge Pavel Pino Rivero, supo captar al auditorio con las experiencias puestas en práctica.

La mejor conclusión del certamen la ofreció el doctor Alonso Freire al subrayar que cuando un médico dedica gran parte de su tiempo a estudiar estos fenómenos se incrementa el deseo y deber de hacer por la vida.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/riciber91