20160825143405-4dbfa6b22ddb060c0c4b72dfbc6a6987-l.jpg

Especialistas aseguraron que el rápido retroceso actual del hielo marino en el Ártico tiene una importancia «crítica para los ecosistemas».

Para finales del siglo en curso, se espera la disminución del hielo marino antártico en un 60 por ciento, según una investigación de la revista Nature Communications.

Los científicos diseñaron un sistema de modelos basado en las condiciones de la Antártida durante el último calentamiento global hace 128 mil años, explica el estudio.

El hallazgo es considerado como una contribución fundamental para lograr predicciones acertadas sobre el clima que podrá tener el planeta en el futuro.

La experta británica Louise Sime aseguró que el rápido retroceso actual del hielo marino en el Ártico tiene una importancia crítica para los ecosistemas de la zona y del clima global. Señaló que, al descubrir por primera vez un retroceso alrededor de la Antártida, se conoció que el hemisferio sur también es susceptible a los principales cambios climáticos.

El dato: El hielo marino en el Ártico y la Antártida regula el clima, pues en verano refleja el calor del Sol en la atmósfera, mientras que en invierno impide que se escape del océano al aire, refirieron los especialistas.

En contexto

La Nasa informó que «2015 fue un año récord en la concentración de todos los principales gases de efecto invernadero: el CO2, el metano y el óxido nitroso, lo cual se convirtió en el mayor aumento de CO2 en 58 años».

Estados Unidos, Europa y África fueron los territorios que registraron el segundo año más caliente de su historia, mientras que algunos países como España, Suiza, Rusia, Bielorrusia, Lituania o Finlandia rompieron el récord de emisión de gases de efecto invernadero.

(Con información de TeleSur)

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza