20160311123741-corazon.jpg

Por Ricardo R. González

No guardan relación con los desamores, pero lo cierto es que las enfermedades cardíacas incrementan los decesos en la provincia para situarse como principal causa de pérdidas humanas, a pesar de que disminuye, en un 13,4 %, el riesgo a morir por las relacionadas con las arterias.

Ello implica mayores acciones preventivas en los diferentes niveles de Salud, con énfasis en las estructuras concernientes a la atención primaria, y a los propios cambios en los estilos de vida que debe interiorizar cada individuo.

Otra de las aristas que reclaman incentivos son las dirigidas a revertir la problemática del cáncer al figurar entre las primeras incidencias que engrosan las estadísticas de fallecidos en los predios, con énfasis en los de pulmón y colon, en uno y otro sexos, así como el de mamas entre las féminas, y el de próstata en hombres.

Villa Clara desarrolló durante el pasado año 84 proyectos investigativos vinculados a las enfermedades crónicas no trasmisibles. De estos, 38 dirigidos a los tumores malignos, y 26 a las afecciones del corazón.

En cuanto a los ensayos clínicos el 79,3 % de los realizados están dirigidos a la terapia del cáncer, aplicándose uno de ellos en los 13 municipios.

También resultan de atención y seguimiento otros proyectos encaminados a la corrección de las anemias, al asma bronquial, la artritis reumatoide, la úlcera del pie diabético, y la hiperplasia prostática benigna cuyas líneas fundamentales se desarrollan en las principales instituciones de la atención secundaria del territorio.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza