20160225130230-cbq-rbv-33.jpg

El Centro de Bioactivos Químicos prosigue en primera línea dentro del Polo Científico villaclareño.

Por Ricardo R. González

Los tiempos actuales precisan que es hora de dinamizar las acciones de innovación apoyadas en respuestas concretas, a la vez que las empresas deben garantizar el financiamiento de aquellos proyectos que incidan, primero, en el desarrollo del territorio, y después en su generalización para todo el país.

Para ello será imprescindible la integración de los centros de investigación y el sector empresarial en busca de resultados que influyan en el mejoramiento de la calidad de vida, la sustitución de importaciones e incremento de fondos exportables, entre otras aristas.

En el plano agrícola el Polo Científico Productivo (PCP) villaclareño aportó 31 transferencias tecnológicas al Valle del Yabú como parte del Programa de Desarrollo Integral de esta empresa agropecuaria llamada a satisfacer gran parte de las demandas alimentarias de los habitantes de la capital provincial.

Está definido que la finca de semillas ubicada en la UBPC Octubre victorioso de esa porción santaclareña acoja los resultados de los centros de investigación a fin de ponerlos en práctica.

Y si bien el Instituto Nacional de Investigaciones en Viandas Tropicales (INIVIT) no deja de sorprender con el aporte de nuevas variedades y transferencias tecnológicas de nada valen si no se aprecian al servir la mesa cotidiana. Para ello se hace necesaria la impostergable generalización.

Las valoraciones del PCP durante el pasado año revelan que el municipio de Placetas logra que el 70 % de los complementos nutritivos destinados al ganado porcino sean de factura nacional, en tanto se realizan alternativas alimentarias con el uso de la miel y otros componentes en tres municipios.

Siete grupos de contribuciones vitales conforman los caminos del Polo dirigidos a la producción de alimentos, la agroindustria azucarera, la energía, y los concernientes a la informatización y automatización, la salud, el Enfrentamiento al Cambio Climático y las Ciencias Sociales y Humanísticas.

Utilizar la biomasa como fuente de energía renovable sigue siendo de importancia para la producción de azúcar refino. En este sentido se cumplió el plan de entrega al Sistema Eléctrico Nacional al 107, 50%, lo que propicia el servicio a más de 55000 viviendas, y genera un ahorro de 4126 toneladas de fuel oil durante un mes.

El Centro de Bioactivos Químicos, adscrito a la Universidad Central de Las Villas, prosigue en la primera línea en el desarrollo de productos naturales y sintéticos que incluye, además de los beneficios para la agricultura, el espectro biológico dirigido a la esfera humana.

Cada acción del PCP está llamada a derivar enfoques hacia el desarrollo local a través de sus disímiles proyectos.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza