20150903133714-ciencias-m.jpg

Por Ricardo R. González

Ello representa un salto cualitativo influyente en la formación de profesionales de alta competencia que garantiza el alcance y repercusión social de la docencia médica en el territorio, en el país y en otras naciones.

«Ha sido un día feliz para la enseñanza médica y la educación superior cubana gracias al valor del talento humano comprometido», subrayó el doctor Rodolfo Alarcón Ortiz, ministro de Educación Superior y presidente de la Junta de Acreditación Nacional (JAN), luego de entregar el certificado acreditativo al doctor Frank Quintana Gómez, rector de la Universidad Médica Dr. Serafín Ruiz de Zárate, de Villa Clara, donde se estudian las carreras de Medicina, Estomatología, Tecnologías de la Salud y Enfermería.

La categoría superior de acreditación a una institución certificada constituye la antesala para transitar hacia la excelencia, y tiene valor durante cinco años en que se vuelve a realizar la reinspección.

Previamente integrantes de la JAN visitaron el centro de estudios médicos a fin de realizar las evaluaciones externas, y constatar la calidad del proceso docente-educativo mediante la visita a clases de varios docentes, sin soslayar las encuestas realizadas a educandos locales y foráneos.

El espectro evaluativo incluyó, además, la gestión de los recursos humanos, el comportamiento de la docencia de pregrado, los impactos propiciados por las investigaciones, así como la proyección comunitaria institucional, y la satisfacción de los becarios extranjeros.

Según expresó la Doctora en Ciencias Marcia Noda Hernández, secretaria ejecutiva de la JAN, entre los fundamentos que avalan la condición resaltan la alta competencia en el desempeño profesional del colectivo para satisfacer las necesidades del sistema de Salud dentro y fuera del país.

No menos importante el trabajo en equipo a fin de consolidar los resultados, el intercambio académico con otras instituciones que reportan unos 50 proyectos de colaboración con centros europeos y latinoamericanos, lo que ha posibilitado la captación de más de 3 millones de dólares para Cuba, sin descartar el aporte de la universidad a los indicadores de Salud y a elevar la calidad de vida en el territorio, entre otras aristas.

Ahora su colectivo tendrá que profundizar en la gestión de proyectos con miras internacionales, el empleo de plataformas interactivas entre profesores y estudiantes, y en las acciones hacia el mejoramiento del estado constructivo de la residencia estudiantil que presenta insatisfacciones.

En sus casi 49 años la institución ha graduado a 25 165 profesionales en las diferentes especialidades; de ellos, 3 336 foráneos de más de 60 naciones.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza