20150422124052-avion-con-joven-indonesio.jpgEl indonesio Mario Steven Ambarita sobrevivió tras viajar cerca de 1.000 kilómetros en el fuselaje de un avión, informó la aerolínea Garuda, Indonesia.
El joven, de 21 años, “se acopló” a un vuelo que cubría la ruta interna entre Pekanbaru y Jakarta.

El pasajero “adicional” fue descubierto en el aeropuerto de Jakarta cuando estaba deambulando por la pista de despegue y aterrizaje.
Después de ser hospitalizado por heridas leves y dado de alta, el joven fue entregado a la Policía.

Según fuentes del aeropuerto capitalino, el muchacho confesó que el motivo del peligroso viaje radicaba en su deseo de ver al presidente del país.

(Con información de Sputnik)

También puede ver este material en:
http://ricardosoy.wordpress.com
https://twitter.com/cibergonza