20140731105220-ramon.gif

Recordado por su pareja con Olga Flora

El maestro de la mímica Ramón Díaz falleció recientemente en La Habana, víctima de un paro cardíaco, a los 70 años de edad

Hacer y defender el arte cubano fue la consigna artística que persiguió toda su vida el actor, director teatral y maestro de la mímica cubano Ramón Díaz, según ma­nifestó en una ocasión al portal digital Cubarte.

El reconocido mimo de la escena nacional y extranjera, que desde sus inicios se vinculó y se afianzó a ese abarcador arte de representación de las emociones, expresiones y pensamientos, fa­lleció hace unos días en La Ha­bana, víctima de un paro cardíaco, a los 70 años de edad.

Graduado de la Escuela de Ins­tructores de Artes, en 1963, Ra­món comenzó incursionando en el teatro infantil. Luego, formó par­te del elenco del Teatro Mu­sical de la Habana, donde alternaba sus actividades como director e intérprete.

Alcanzó gran reconocimiento público en nuestro país, con el dúo de pantomima que conformó junto a Olga Flora. Ambos tu­vieron exitosas temporadas teatrales y presentaciones en la televisión, tanto de Cuba, como en México, Brasil, Venezuela y en Norteamérica.

Posteriormente, fundaron el Teatro de Pantomima de Cuba con el cual presentaron una versión de Hamlet, de William Sha­kespeare y El Cimarrón, basado en la novela testimonio Biografía de un cimarrón, de Miguel Bar­net, que tuvo su estreno en el Parque Lenin.

Antes de su muerte, se desempeñaba como director de la Agru­pación Teatral MEXI-SON, que dirigió durante más de una década y en donde también ofrecía clases y talleres del arte de la pantomima.

En México, presentó exitosos estrenos entre los que se destacan Barquito de papel, obra para niños estrenada en el Teatro He­lénico, El Son entero con textos de Nicolás Guillén, Siempre en mi corazón, sobre la vida y música de Ernesto Lecuona y María La O, zarzuela de Ernesto Le­cuona.

La Habana lo acogió nuevamente en el teatro El Sótano, en diciembre del 2012 con la obra El viejo y el mar de Ernest He­mingway, y en el teatro Nacional de Guiñol, en el 2013. Se encontraba preparando un mon­taje pa­ra niños con el titiritero cubano Adalet Pérez, se­gún ma­­­nifestaron varias fuentes cer­canas.

(Con información de Amelia Duarte. Periódico Granma)

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza