20140628191602-lago.gif

Junto al profesor Álvaro Lagomasino (a la izquierda) un tiempo después de su operación

Por Ricardo R. González

Foto: Ramón Barreras Valdés

Una llamada telefónica trajo la buenísima nueva cuando fue el propio profesor Álvaro Lagomasino Hidalgo quien me dijo: «el jueves opero de nuevo, y un caso complejo».

Estoy seguro que la noticia es esperada desde que el pasado domingo 20 de octubre una arteria coronaria hizo de las suyas y quiso jugar al cazador casado.

El ligero dolor en el pecho resultó el preámbulo para luego invadir otras partes de sus casi seis pies de estatura, apenas concluida la operación 2000 de coronarias en el Cardiocentro villaclareño Ernesto Che Guevara.

Desde entonces el estado de salud de Lago ocupó y preocupó a muchos, pero como roble bendecido venció todas las contiendas para crecer como ser humano que siente y padece.

En una entrevista anterior me declaró que en todo este tiempo de pausa extrañaba mucho ese día a día de vestirse de verde, de entrar al salón, de sentir la presión de cada caso… «es un algo que necesito, y espero, paulatinamente, cumplir este sueño».

Y lo cumplió profe. Adicione el 26 de junio de 2014 como un día especial en su prolífera historia.

«Al principio —relata— me impresionó. Operé en la mesa donde estuve como paciente, donde me jugaba el todo por el todo, y gracias a muchos estoy vivo y con energías».

El paciente salió bien en este feliz retorno a la alborada. Álvaro Lagomasino no pudo alcanzar su meta de pilotear un avión, como aspiración suprema, ni desarrollar la vocación periodística presente en sus ancestros. Tampoco imaginó transitar por los caminos de Hipócrates ni realizarse como cirujano cardiovascular.

Pero ahí está, con la sencillez como símbolo de grandeza, y el afán de entregarse por la vida de los demás.

Son ellos, sus pacientes y un pueblo entero, quienes laten hoy, y agradecen por ese «arriba el telón» o más bien «arriba el salón». 

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza