Facebook Twitter Google +1     Admin

Contaminación ambiental. El cuento de la buena pipa (I)

20140326143450-foto-3.gif

La imagen pertenece a una de las lagunas de oxidación del «George Washington», y muestra la cantidad de sólidos presentes en las aguas. Observe, además, las malezas en sus alrededores.

Por Ricardo R. González

Fotos: Manuel de Feria y Ramón Barreras Valdés

Todavía recuerdo las palabras de un funcionario cuando se percató que mi visita a su industria implicaba fines medioambientales en aras de descubrir esas telarañas que envuelven a la Natura.

«Vienes con la mentalidad del CITMA», me dijo, y hoy digo que si mi mente se aferra a la de un defensor del entorno que sufre, siente y padece los desgarros provocados por irracionalidades humanas, bienvenida, entonces, esa postura.

Para nadie constituye un secreto la persistencia de las entidades azucareras en la lista de los altos contaminantes provincianos, y que el complejo Heriberto Duquesne, de Remedios: deviene principal agresor, a pesar de ciertas acciones desplegadas en los últimos años.

Otras no alcanzan esa magnitud, mas dejan heridas, y el azar inclinó la balanza hacia dos refinerías: Quintín Banderas, de Corralillo, y George Washington, ubicada en Santo Domingo.

Si bien la primera logró importantes ahorros al país con el empleo de la biomasa en la producción de azúcar refino, así como sustanciales aportes al Sistema Energético Nacional, no escapan de deficiencias ambientales.

Una de ellas, la imposibilidad de llevar a término los 2,5 Km de conductora destinada al sistema de tratamiento de residuales debido a incumplimientos de la suministradora nacional, lo que ha implicado una demanda jurídica.

Según expresó su director Alberto Villavicencio Pizano, también faltan recursos para un proyecto que deberá llegar a su punto final en lo que resta del actual año, a tenor de las aspiraciones de que el coloso corralillense reinicie sus molidas de crudo cuando 2016 toque a las puertas.

Desde otra mirada, tampoco realizan el fertirriego, una práctica que requiere la mesura, si se tiene en cuenta que no es recomendable en exceso al emplearse aguas que pueden afectar los cultivos. No obstante, constituye un método para salir de una parte de los residuales acumulados en las lagunas de oxidación, sin perder su valor como fuente de nutrientes para la caña.

A propósito, representantes de AZUCUBA y el CITMA confirman que durante el último recorrido realizado de conjunto por las empresas azucareras del territorio el «Quintín» presenta un residual con coloración inadecuada en sus primeras dos lagunas, Ello evidencia un incorrecto funcionamiento, aunque el panorama cambia en el tercer y último depósito —el decisivo— que exhibe volúmenes y tonalidades apropiadas.

Esta gama deberá mantenerse entre el azul claro y el verdoso, pues solo así remarca la eficiencia en el sistema.

Otro detalle significativo concierne a la caracterización de residuales, un  análisis de laboratorio del estado de las aguas.

Se trata principalmente de la Demanda Química de Oxígeno (DQO) llamada a responder a la Norma Cubana NC 27/2012 como reguladora del vertimiento de aguas residuales a las aguas terrestres y al alcantarillado. Dicho indicador considera aceptable el rango de 160 a 250 milígramos por litro. Impone su realización mensual, y en el último ejecutado por la entidad de Corralillo se reconoce que rebasa esos parámetros.

A pesar de los pesares, no dan la espalda al sistema de producciones más limpias  Su colectivo logró durante la pasada contienda el 78 % de la producción de refino a base de biomasa. Unas 34 mil 060 t con el ahorro de 6 mil 812 t. de fuel oil, además de un aporte sustancial al Sistema Electroenergético Nacional que evitó el consumo de 380 t por parte de las termoeléctricas.

Ya en esta zafra superan el 80 % hecha con biomasa lo que constituye un récord para la entidad.

En busca de mejorías ambientales su colectivo edificó un dosificador de bagazo que mezcla la paja de manera homogénea para facilitar mejor combustión en las calderas.

DESDE EL GEORGE WASHINGTON

Si bien la entidad dominicana no se inscribe entre los grandes devoradores ambientales, su situación difiere del homólogo corralillense.

Cinco lagunas de oxidación, denominadas gavetas, bien alejadas del ingenio que, a simple vista, exhiben diversas irregularidades. Unas atribuibles a los hombres, otras a disponibilidades de recursos ajenos a la entidad, y no pocas dejadas al paso de los días sin ejercicio de acciones.

Antonio Martinez Nodarse, técnico de termoenergética, declara que la limpieza de las lagunas se realiza todos los años, de acuerdo a la fecha que termine la refinería, y la disponibilidad de los equipos facilitados por AZCUBA y TRANZMEC.

El fertirriego también brilla por su ausencia, según nuestras indagaciones, en tanto la presencia de malezas en los bordes es notoria en la totalidad de las gavetas, sin contar la gran cantidad de sólidos que acompañan las aguas en algunas de ellas atribuibles al ineficiente tratamiento dentro de la refinería, pues se requiere de trampas y registros que impidan la llegada de desperdicios e hidrocarburos a las lagunas. 

Y no se asombre al ver ganado vacuno y equino en perfecta camaradería que pastan, con libertad absoluta, por los alrededores e interiores de determinadas lagunas.

Los representantes de central aluden a la imposibilidad de cercar un área tan extensa, y que en reiteradas ocasiones habían conversado con los propietarios de terrenos aledaños para el control de esa invasión de animales; sin embargo, la vida sigue igual.

Andando por los senderos también aparece lo inesperado: carapachos de jicoteas sacrificadas por depredadores del entorno, en lo que, a lo mejor, resultó una captura in situ.

Si de coloraciones se trata, ninguna de las lagunas ofrece la establecida para exonerarlas de contaminantes, y se reconocen los altos resultados ofrecidos por el último análisis (DQO), aunque se hizo sin concluir el ciclo, y solo con la muestra obtenida de la segunda laguna, obviando la última. Alegan una especie de experimento para ver el comportamiento del indicador. Entonces, ¿fue productivo realizarlo?

Lo adecuado es tener el control del sistema de tratamiento de residuales líquidos con muestras tomadas a la salida de la industria, y a la entrada y final de las lagunas.

A MI MODO DE VER

Lo repito, una y otra vez. Ninguna empresa azucarera villaclareña vinculada a la zafra queda exenta de irregularidades ambientales, a pesar de que Cuba tiene bien diseñadas —y vigentes— sus normas o regulaciones protectoras, mas no siempre están presentes en los decisores de muchas industrias al margen del sector a que pertenezcan.

Es cierto que una buena tajada responde al complejo universo de las inversiones, y a pesar de las voluntades humanas no siempre permiten llegar a los objetivos deseados.

El poco dinero se sitúa por los organismos rectores del nivel central para renglones «más complejos», y lo otro queda en lista de espera sin saber hasta cuándo.

Ahora bien, una cosa son los impedimentos por razones financieras o carencia de recursos, y otra la de echar hacia el bolso de las etcéteras aquellos asuntos que, erróneamente, se consideran como prioridades unilaterales del CITMA, Recursos Hidráulicos, Salud Pública, Comunales, los órganos gubernamentales, y otras ramas vinculadas a la protección.

Entonces, muy bien pudiera engrosarse esta relación y cumplir con todo lo que dependa del factor humano, pues ninguno de esos organismos constituyen eslabones aislados. Hacen por este país, y sobre todo, por la preservación del ser humano como riqueza suprema del Orbe. 

Puede que hasta moleste e irrite este tipo de trabajo periodístico, mas no hay nada falso ni sobredimensionado. Las imágenes hablan, y los hechos resultan irrefutables.

De seguir así, las nuevas generaciones tendrán un Planeta decadente e inservible, y pagaremos las culpas todos aquellos que antes gozamos a plenitud de sus bondades, los que preferimos el festín en vez de mirar detenidamente a nuestro alrededor, los que ensuciamos y contaminamos sin pensar en que atrás viene el porvenir.

La espada de Damocles cuelga, ya pesa demasiado, ojalá nunca caiga y nos decapite.   

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next