Facebook Twitter Google +1     Admin

Ornitología de Villa Clara: Vida entre alas

20131008130020-foto-3.gif

No hay dudas que los periquitos de Australia atraen por sus disímiles colores. En verdad crean indecisiones a la hora de seleccionar una pareja.

Por Ricardo R. González

Foto: Carlos Rodríguez Torres

A Chichi, maestro de la Ornitología, donde quiera que esté.

Las puertas del aviario se abren para adentrarnos en una especie de paraíso peculiar. Por un lado y por otro, una hilera de jaulas exhibe aves con plumajes diversos y tonalidades de una acuarela compartida entre el azul, blanco, violeta, negro, amarillo, gris… en fin, un verdadero arco iris terrenal.

Luego, silbidos o cantos según la especie. Aunque parezca increíble cada uno con sus códigos, permeados de señales entre ellos que advierten peligro o la presencia de extraños. Algo singular regalado por la Natura.

Ahora Carlos Daniel Pedreira Monzón es un hombre con mayores responsabilidades. Ya no solo presidente de la Asociación Ornitológica de Cuba en Villa Clara, si no que agrega, desde el pasado 24 de septiembre, la dualidad de máximo representante de la Cooperativa no Agropecuaria dedicada a la Ornitología para sumarse a las 17 aprobadas en el país.

No hay dudas que la tradicional área, ubicada en Nazareno y Carretera Central, denota mayor dinamismo, pues los 134 asociados registrados desde el acto de iniciación de la Cooperativa saben de responsabilidades y compromisos superiores en el mundo de las aves.

«Villa Clara presenta en la nómina a 794 miembros dentro de la Asociación. Ellos pueden ingresar a las nuevas formas, de manera paulatina, siempre que cumplan los requisitos establecidos», afirma Pedreira Monzón.

Para ello influirá el comportamiento ciudadano, la condición de tener un vínculo laboral o, en caso contrario, insertarse a la cooperativa en calidad de obrero, poseer un aviario con las condiciones estructurales y sanitarias requeridas, y disponer de un mínimo de tres parejas de la categoría seleccionada.

Por supuesto que ser integrante de la Asociación constituye el primer paso, y luego regirán otros como el de tener un mínimo de 20 ejemplares exportados en el año, por citar alguno.

UN UNIVERSO DE ENCANTOS

Dedicarse a la cría de aves en cautiverio constituye un hobby dotado de vocación. Hay que llevarlo en la sangre, como dicen los ornitólogos, y tener un ojo clínico para determinar cambios.

Impera dominar la mejor etapa reproductiva y hasta los trucos que va mostrando el camino como en el caso de las inquietas personatas, una especie no tan fácil de lograr, y cuyos huevos pueden ser incubados por los rosa colis

«Hay que sentir amor por las aves», reafirma Carlos ante realidades que demandan mucha paciencia, y sobre todo tiempo.

No por gusto Villa Clara exhibe el segundo lugar nacional en la Ornitología. Cincuenta años con prestigio dentro de Cuba y fuera de sus fronteras, avalado por innumerables premios y trofeos, así como por varios campeones en diversas competencias debido a la belleza de sus pájaros.

Para todo ello las aves deben cumplir requisitos que exigen un estado saludable acreditado por el servicio veterinario que inspecciona en el momento del acopio o entrega del ejemplar previsto a comercializarse.

También ocupa primer orden el certificado veterinario que avala el traslado desde el municipio de procedencia hasta la sede provincial.

«Una vez aquí, se reinspecciona cada uno para constatar si presenta algún defecto, si existe pérdida de plumas o presenten síntomas de enfermedad. En estos casos resultan descartados y se le informa al propietario la conducta a seguir», acota el presidente de la Cooperativa.

Detalle importante es la constitución de esta última bajo idénticas garantías para los miembros de la Asociación. Se asegura el alimento y otros renglones indispensables destinados a la cría y proliferación de las especies.

«En el caso de los ingresos monetarios en el extranjero —indica Carlos Pedreira— recibimos el precio acordado según tarifa establecida, y la ganancia de la Cooperativa se distribuye, al final del año, con el 30 % para los asociados, el otro 30 % pasa a engrosar las llamadas cuentas de contingencias de la organización, y el 40 % se aporta a la Asociación Ornitológica de Cuba».

Nuevas encomiendas aguardan para los expertos villaclareños dentro de este proceso que garantiza futuro, mientras tanto sus integrantes prosiguen entre las maravillas multicolores, los silbidos y cantos diversos, o en busca de esos secretos e intimidades presentes en cada animal como testigos singulares de esta diversa Natura que crea satisfacción espiritual en medio de una vida entre alas.

MEMORÁNDUM

La ciencia de la Ornitología posee una larga historia, y el estudio de las aves ha desarrollado numerosos conceptos claves en evolución, comportamiento y ecología, como los de especie; procesos de especiación; instinto; aprendizaje; nicho ecológico; biogeografía insular, y otros

— Entre las aves criadas en cautiverio figuran los canarios, diferentes variedades de pericos, aves de fantasía, y otras que están autorizadas en las legislaciones cubanas.

— En el caso de los pericos existen diversas clasificaciones: Los del grupo I son los conocidos como australianos (Melopsittacus undulatus), y el grupo II aparecen los cacatillos (Nymphicus Hollandicus) , rosa colis (Agapornis roseicoli), y personatas (Agapornis personatus), entre muchas. (*)

— Además están las aves de fantasía que incluye las cebritas (Mniotilta varia), isabelitas (Munia striata domestica), y gorriones, (Passer domesticus) y en un aparte especial los canarios (Serinus canaria).

— La Asociación dispone de una tienda que prioriza a sus integrantes, pero no excluye la venta de determinados aditamentos a la población. Comederos, bebederos y nidos están entre las disponibilidades, así como determinados complementos alimenticios y la necesaria documentación, mas, hasta el momento, no está facultada para la venta de especies a la población.

(*) Se encuentran muchas diferencias en cuanto al nombre científico, incluso hasta por países)

CONTRASTES 

La creación de las Cooperativas no agropecuarias dedicadas a la Ornitología tiene una representación nacional encargada de la comercialización de las aves en Cuba y su exportación.

De esta forma se elimina el intermediario, pues las asociaciones tienen prohibido el expendio de ejemplares de manera directa y debían realizarlo a través de CUBAEXPORT.  

Con su fundación podrán efectuarse las compras y ventas hacia el extranjero y viceversa mediante la propia representación nacional, por lo que estos colectivos constituidos en provincias se convierten en gestores de venta. Así debe existir mayor número de aves exportadas y retribuidas a mejor precio.

¿Tenemos o no nuestras Razones?

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next