20130702125151-yarisley-silva-1.jpg

Actividad atlética con marca registrada de Cuba el fin de semana, donde lo más notorio fue la corona de la pertiguista Yarisley Silva (4,73 metros) en el Sainsbury’s Grand Prix de Birmingham, Inglaterra, actuación que le permitió escalar a la cima de la competición con cinco puntos, abrazada con la alemana Silke Spiegelburg y la estadounidense Jennifer Suhr, bronce ahora con 4,53.

Solo dos intentos necesitó la pinareña Silva para agenciarse el éxito, antes de fracasar tres veces con la varilla en 4,83, altura también buscada infructuosamente por la brasileña Fabiana Murer (4,63 plateados) y la propia Suhr.

Así dio fe de su rendimiento sostenido —cinco preseas en seis competencias oficiales— y se sacudió del incidente en el Memorial Paavo Nurmi, de Finlandia, donde según información brindada por el Blog Deporcuba tuvo que competir con garrochas prestadas, a causa de un retraso de la aerolínea TAP, encargada de la transportación de las suyas. Eso contribuyó a sus tres intentos nulos sobre 4,25.

De vuelta a suelo británico, destacó el brillo de varios ases londinenses, como la discóbola croata Sandra Perkovic (64,32), el triplista estadounidense Christian Taylor (17,66) y el local Mo Farah, quien registró 13:14.24 en los 5 000 metros, en tanto Aries Merrit (13.22 segundos), plusmarquista universal de los 110 metros con vallas con 12.80, se vio superado por el barbadense Ryan Bratwhaite (13.13).

El oro de Yarisley no fue el único patentado por los antillanos el fin de semana, pues Yarelis Barrios (disco) y Guillermo Martínez (jabalina) se coronaron en el festival de lanzamientos en la ciudad de Cetniewo, Polonia.

Sin mucha presión de su rivales, la pinareña Barrios nuevamente dio fe de su estabilidad competitiva, con cinco de seis disparos sobre los 62 metros, incluido el 65,00 vencedor, a solo 17 centímetros de su tope de campaña, aunque aún distante del 68,48 de la líder del ranking, la mencionada Perkovic. La anfitriona Joanna Wisniewska (57,22) y la rusa Alla Denisenko (56,88) culminaron en el segundo y tercer escaños, respectivamente.

Un disparo, ese inicial donde le pone el extra, necesitó Guillermo para imponerse con 82,22, en tanto Yipsi, igualmente con secuencia sostenida sobre los 72 metros y un único foul, envió el martillo hasta 73,93, tope personal en lo que va de año, aunque insuficiente para emular el 75,28 de la anfitriona Anita Wlodarczyk, subcampeona en la ciudad del Big Ben. El húngaro Krisztian Pars (80,46) refrendó su condición de as bajo los cinco aros, al igual que el balista local Thomas Majewski (20,16).

(Con información de Periódico Granma)

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza