Facebook Twitter Google +1     Admin

Maravillada, filma Isabel Santos en Vietnam

20130701132151-isabel.jpg

Maravillada de descubrir a Vietnam, partió hoy la actriz y directora cubana de cine Isabel Santos, tras un intenso y para ella emocionante mes de filmación de su segundo documental en una travesía del norte al sur del país.

El camarógrafo Iván Nápoles, "los ojos de Santiago Álvarez", tal como le da nombre al proyecto en ejecución, es el eje central, a través de su viva presencia en los escenarios que conoció en el Vietnam de los años duros de la guerra y los que ahora les sorprenden por su impactante transformación.

Para la cineasta más allá del trabajo profesional emprendido, ha sido el viaje más importante de su vida que lo experimentó como el encuentro con un país que llevaba en sus entrañas desde niña cuando veía las imágenes tan terribles que salían entonces de Vietnam, le expresa a Prensa Latina.

He descubierto un país lleno de belleza, con gentes tan amables y trabajadoras de verdad y filmado cosas maravillosas logradas en un socialismo a su manera, como se debe hacer en todas partes, señala.

Entre los lugares visitados que captó el equipo bajo su dirección destaca el colosal puente del dragón amarillo en Danang, el mercado flotante de Can Tho y la bahía de Ha Long, cuya hermosura, "no hay palabras ni imágenes capaces de transmitirla".

Pero sobre todo se va, dice, con la convicción de que Vietnam constituye un referente en que fijarse porque fue destruido tres veces por potencias muy poderosas, y se sobrepuso, existe y se desarrolla con su sólida cultura que le da un toque genuino a cuanto edifican sin tregua.

A Santos le atrajo su colorido, la sonriente hospitalidad de los vietnamitas que cuando ella decía Cuba siempre le agradecían a Fidel Castro que hubiera sido capaz de dar por Vietnam hasta la propia sangre, lo que nunca se olvida.

Explica que "Los ojos de Santiago Álvarez" es un documental cuyas tomas en el terreno fueron posibles gracias a la decisiva ayuda de Vietnam, que costeó generosamente un viaje tan largo a todo el equipo de filmación junto a Ivan Nápoles y la periodista Arleén Rodríguez.

Se basa en el relato de las vivencias y anécdotas de Nápoles como corresponsal de guerra junto al histórico fundador y artífice del noticiario Icaic (Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos), en un contexto diametralmente distinto, que a su protagonista muchas veces le hizo llorar por las radicales transformaciones que percibió.

De un país en blanco y negro que filmó, se encontró, décadas por medio, con otro lleno de color y vida, de un niño aterrado en un refugio que captó su cámara en "Hanoi, martes 13" a un gozoso tropel infantil que le abrazó en Hué, apuntó la directora.

Sostiene que en un momento en que el mundo está tan convulso no se puede permitir el lujo de olvidar la guerra de Vietnam, y aunque los vietnamitas tratan de perdonar a Estados Unidos, tampoco pueden olvidar.

En lo adelante le queda a Isabel Santos mucho material por editar, y también por desechar desgarradoramente, y sueña con que Silvio Rodríguez y su esposa, la flautista Niurka, la acompañen con la música, que sería lo que describe como vestir de largo el documental.

Quisiera tenerlo listo para el venidero Festival de Cine Latinoamericano, porque Nápoles se lo merece en sus 80 años, así como Vietnam puesto que se trata de una coproducción.

Agrega que este prestigioso camarógrafo no sólo filmó en Vietnam, sino igualmente múltiples viajes de Fidel al exterior, "pero eso sería otro documental".

(Con información de Hugo Rius. Prensa Latina)

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next