20130416163735-indice.jpg

Por Ricardo R. González

Luego de intercambios y debates en torno a importantes temas que influyen en la vida cotidiana cerró sus sesiones la décimo tercera edición de Psicovilla 2013 que acogió, además, el Primer Encuentro de egresados de la Maestría de Psicología de la Salud en el territorio central , y la primera experiencia nacional de Psicología de la Salud.

La atención a portadores de insuficiencia renal crónica desde el punto de vista psicológico figuró entre los cerca de 200 trabajos presentados, y sentencia que tanto la IRC como su tratamiento mediante diálisis afecta en gran medida a los pacientes, sin descartar las influencias en la salud física y psicológica, especialmente, a nivel emocional y social al afectar la calidad de vida.

Ansiedad, desasosiego, intranquilidad son algunos de los signos perceptibles que se presentan en más del 70 % de los enfermos.

Tampoco resultan descartables el miedo, la incertidumbre, el desánimo y la tristeza, en tanto las investigaciones precisan que la afección prevalece en el sexo masculino y en las edades de 31 a 59 años.

En la jornada final, que celebró el Día del Psicólogo, se presentaron diversas temáticas. Entre estas las relacionadas con la atención psicológica al final de la vida, la calidad de vida, un reto a seguir en personas previas a la jubilación, y las alternativas para crear una universidad saludable desde la implementación de un centro de bienestar.

A la cita acudieron unos 150 delegados del país y representaciones foráneas de Argentina, España y Chile que examinaron temáticas inherentes a la Psicología y su interrelación con las enfermedades crónicas, así como el vínculo entre la medicina y el arte, por citar algunas.

También se desarrollaron cursos precongresos con la actualización en el tratamiento del autismo infantil, y los resultados de la Psicooncología y sus cuidados paliativos sobre la base de las experiencias cubanas.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza