20121012124557-marti.jpg

«Las niñas deben saber lo mismo que los niños, para poder hablar con ellos como amigos cuando vayan creciendo»

(A los niños que lean La Edad de Oro. La Edad de Oro, Número 1. Mueva York, julio de 1889. O.C. 18: 303)