20121005140438-marti.jpg

«En un pueblo, hay que tener las manos sobre el corazón del pueblo»

(Juntos, y el Secretario. Patria. Edición 11. Nueva York, mayo 21 de 1892. O.C. 1: 451.)