20120626135015-orlando.jpg

Doctor Orlando Lázaro Díaz Gómez, director del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM) de Villa Clara

Por Ricardo R. González
Foto: Carlos Rodríguez Torres

El 95 % de todas las infecciones que ocurren en los humanos son motivadas por virus. Y esta afirmación del doctor Orlando Lázaro Díaz Gómez, director del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM) de Villa Clara, sirve de antesala preventiva para enfrentar la temporada de nuestro anticipado verano.
Un panorama que lleva a indagar en torno a la Enfermedad Diarreica Aguda (EDA) cuyo comportamiento aumenta, tradicionalmente, a partir de mayo.

«Vale señalar que están muy asociadas a un rinovirus. Por tanto una vez que aparecen las afecciones respiratorias incrementadas, como ha ocurrido, se derivan las diarreicas porque es el mismo virus el que las origina».

— ¿Algunos hablan de brotes diarreicos?

— No se reportan como tal, pero si una alza estacional comparado con el año anterior. Tampoco los ingresos sobrepasan los de períodos anteriores, y los municipios que superan la media provincial en cuanto a EDA son Encrucijada, Santa Clara, Remedios, Cifuentes y Caibarién.

— La calidad del agua y sus irregularidades en el abasto siguen siendo un Talón de Aquiles…

— La situación resulta más compleja a partir de mayo por el incremento de las lluvias y el arrastre de desechos y otros residuos hacia las cuencas. Esto hace que se contaminen y ocasionen el llamado «bobo de mayo».
Si bien la desinfección del líquido se mantiene sobre el 90 % en el sistema de Acueducto, el resto queda sin esta posibilidad y abre las puertas a los episodios diarreicos.

— ¿Qué recomienda el MINSAP al respecto?

— Fundamental el lavado de las manos, como también hervir el agua o aplicarle el hipoclorito disponible en la red farmacéutica, y mucho ojo con la adquisición de productos de dudosa procedencia o comidas adquiridas que a simple vista no demuestren óptimos parámetros sanitarios.

— Las temperaturas inducen, además, a las intoxicaciones alimentarias, y Villa Clara acumula experiencias desagradables…

— A tenor del aumento del trabajo por cuenta propia a Salud le corresponde conferir las licencias sanitarias a los manipuladores de alimentos, vendedores de vino y cuidadores de niños, pero es vital mantener las condiciones higiénicas, No puede haber agua estancada para fregar los utensilios, y quien cobra no puede expender los alimentos.

Esto vale para las instituciones estatales, por lo que impera la necesidad de que los productos permanezcan bien tapados, que en las horas de más intenso calor se adopten las medidas necesarias para evitar los brotes de intoxicación alimentaria.

— ¿Cuáles son los móviles principales en estos sucesos?

— Los cakes, salsas, embutidos, y ensaladas frías debido a la incorrecta manipulación y violaciones de las normas durante el proceso.

Tenemos recientes experiencias de dichas intoxicaciones en el poblado de Rancho Veloz, a partir de un batido de frutas, y el último registrado también en Corralillo a causa de un cake adquirido en Matanzas y que se trajo para la provincia. Si bien no se reportaron víctimas, sí resultaron de consideración.

— Las clases ponen su punto final, y se aproximan las vacaciones, por lo que la accidentalidad puede incrementarse a tenor de negligencias de adultos y menores…

— El pasado verano concluyó con menos siniestros respecto al año anterior. Estos se incrementan de mayo a septiembre coincidiendo con las vacaciones El 44,1 % de que ocurren en la provincia responden a violaciones del tránsito, seguidos de los ahogamientos por sumersión, con un 18,8 %, las descargas eléctricas (9,4 %), y las caídas con 7,9 %.
Impera el llamado de atención a los padres, que sepan siempre hacia qué lugar marchan sus hijos, y en el caso de los choferes redoblar el cuidado al conducir, y sobre todo alejarse de la ingestión de bebidas alcohólicas mientras tengan la responsabilidad de guiar el vehículo.

— ¿Cuáles son los territorios en los que más incide la accidentabilidad?

— Sagua la Grande, Encrucijada, Caibarién y Santo Domingo, pero me detengo en la existencia de puntos de baños autorizados y otros que no. Son los menores de 20 años los que tienden a incrementar las estadísticas de decesos, por eso insistimos en la necesidad de que una estancia en la playa o en sitios recreativos no se convierta en una tragedia.

— La etapa vacacional incrementa las posibilidades de las relaciones fortuitas…

— Es cierto, y en estos casos no está de más sugerir el uso del preservativo a fin de evitar el incremento de las infecciones de trasmisión sexual. Que un momento de placer no redunde después en otro ocaso para la vida.