Facebook Twitter Google +1     Admin

Resultados de calidad, pedagogía de excelencia en nuevo curso escolar de Villa Clara

20110901155710-maestra.jpg

Encabezados por Ena Elsa Velázquez, ministra de Educación, funcionarios y dirigentes del sector en Villa Clara analizaron aspectos definitorios para que el curso escolar 2011-2012  dé inicio sin contratiempos, en este territorio.

Vale señalar que todavía no se ha distribuido el total de libros y cuadernos que deben ser repuestos, algunos enseres de uso personal y otro material gastable. En secundarias básicas habrá aulas con más de 35 alumnos, dadas algunas complicaciones que requieren una inversión constructiva imposible de realizar en los momentos actuales.

No todo está resuelto, pero en lo fundamental, la provincia tiene definidos prioridades y objetivos cuyo carácter estratégico los hace impostergables, como el comple­tamiento y formación del personal docente y la continuidad de estudios de los graduados de las diferentes enseñanzas, aspectos en los que se intensificarán las acciones en lo que resta de vacaciones.

La titular del ramo insistió en que la educación es tarea de todos, pero responsabilidad única y principal de quienes ocupan cargos de dirección a cualquier instancia, por lo cual resulta inadmisible que el primer día de clases haya un aula sin el maestro adecuado en la asignatura requerida.

 

Se detuvo en Santa Clara, requerida de un grupo numeroso de estudiantes de cuarto y quinto años de la Universidad Pedagógica residentes en otros municipios. Sobre ello alertó para que se les asignen los mejores tutores y se creen las condiciones de alojamiento adecuadas.

 

En lo relativo a estos estudios dijo que aún la matrícula es baja, y recomendó estudiar la posibilidad de sumar a quienes no pudieron ingresar a otras carreras universitarias y reúnan las condiciones de aptitud y actitud para la carrera profesoral. «La solución de por vida no puede ser un contingente, en aras de la estabilidad para cursos venideros», apuntó la Ministra.

 

Se trata de un tema complejo, que requiere un vuelco total en lo referente a la orientación vocacional y a la creación de círculos de interés específicos, según el perfil ocupacional de cada localidad.

 

Sobre la cobertura de plazas para continuar estudios, pidió con énfasis examinar caso por caso y bajo ningún concepto violar lo reglamentado en cuanto a boletas otorgadas y el orden escalafonario. Reclamó atender, explicar y argumentar bien para persuadir a quienes no aceptan las plazas de formación de obreros calificados o técnicos medios, otorgadas de acuerdo con sus resultados académicos en secundaria básica o pre­uni­versitario.

«Constituye una responsabilidad del Sistema Nacional de Educación garantizar la continuidad de estudios para el 100 % de esos muchachos y muchachas, el que todos conozcan las ofertas que tienen las direcciones municipales. No debe surgir ni una sola queja porque no se le atendió, o porque el día que fue no había quién lo recibiera», expresó.

 

En general, calificó el próximo curso de tenso, pues aunque la totalidad de los recursos está garantizada, aún faltan por recibir y entregar determinados medios básicos, y puso el ejemplo de los laboratorios de Química, de Biología y de Física, que irán instalándose con prioridad en aquellos preuniver­sitarios que hayan creado las condiciones y tengan todo listo para colocarlos cuando lleguen.

 

Solicitó seguir de cerca la distribución de uniformes en la red comercial, en el caso de Villa Clara abastecida al 65 %, aunque sin grandes problemas en cuanto a tallas. «Nosotros somos quienes demandamos, y aunque a veces es un asunto de distribución, debemos continuar el levantamiento, escuela por escuela y alumno por alumno, para poder conciliar, velar y confeccionar sobre la base de lo que necesitamos, y que todo el mundo encuentre su medida o la más aproximada posible», puntualizó.

 

Exhortó a seguir implementando lo tratado en los Lineamientos del VI Congreso del PCC, a consolidar las principales transformaciones en el sector, eliminar la chabacanería, exigir el cumplimiento del reglamento escolar, elevar la cultura económica de los docentes, así como hacer del ahorro y el control de los recursos la principal fortaleza del sector y, de manera especial, la calidad y eficiencia del proceso docente educativo.

 

«Cada estudiante es una inversión, y no podemos pagar un centavo que no hayamos trabajado, en correspondencia con el peso significativo que tiene la Educación en el presupuesto del Estado. Nos corresponde entregar resultados de calidad, pedagogía de excelencia. Y ustedes tienen una escuela de excelencia. Nos vamos con la confianza de que seguirán trabajando y preparándose, para que  el lunes 5 de septiembre todo esté como tiene que estar.»


(Con información de Mercedes Rodríguez García. Periódico Vanguardia)

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next