Facebook Twitter Google +1     Admin

Beneficiados niños de la región central con técnica endoscópica en Urología

20110404225833-cirugia.jpg

La imagen fue tomada a fines de abril pasado cuando los propios profesores Emilio Cordiés Jackson y Salvador Carrillo Soriano, ambos del hospital pediátrico de Centro Habana, asistieron a Villa Clara a operar otros casos.  

Al equipo local se unieron prestigiosos especialistas de la capital cubana y de España

Por Ricardo R. González

Foto: Carlos Rodríguez Torres

Los malestares de cinco infantes de la región central portadores de reflujo vesicoureteral (RVU) constituyen pasado, luego de recibir una novedosa técnica apoyada en métodos endoscópicos sin recurrir a la acción quirúrgica.

Un instrumento de amplio espectro óptico (citoscopio) posibilita la introducción de un catéter para inyectar una sustancia denominada Vantrix que toma el hilo conductor en el proceso.

Su finalidad es impedir el retorno de la orina acumulada en la vejiga hacia los uréteres, que a menudo llega de nuevo hasta los riñones en movimiento ascendente.

Este producto elimina la afección al cerrar a manera de válvula, mas resulta en extremo costoso debido a que cada aplicación cuesta al Estado unos 2 mil dólares.

Entre martes y miércoles se abordaron los casos en los salones del hospital pediátrico José Luis Miranda, de Santa Clara, bajo un método que añade múltiples ventajas ejemplificadas en la ausencia de sangramientos marcados, la reducción del tiempo de permanencia en el salón y de la estadía hospitalaria, a la vez que admite una recuperación más rápida comparado con las técnicas convencionales.

Al equipo profesional del centro hospitalario se integraron los profesores Emilio Cordiés Jackson y Salvador Carrillo Soriano, ambos del hospital pediátrico de Centro Habana, y José Uroz Tristán, jefe del servicio de cirugía pediátrica del hospital de Las Palmas de Gran Canaria, quien alterna sus funciones como miembro de la cooperación de esa isla al servicio internacional de Salud.

El visitante encomió el nivel científico de los urólogos pediátricos de Villa Clara a los que consideró sumamente profesionales, y sin diferencias en cuanto a la realización de los procederes que se acometen en su tierra natal.

Tras declarar: «me siento en casa», destacó que su institución practica de 250 a 300 actos de este tipo dentro de una densidad poblacional similar a la que hoy presenta el territorio villaclareño.

Se espera que esta opción endoscópica la apliquen en un futuro nuestras urólogas Lázara Fleites Tejeda y Mabel Díaz García quienes proseguirán desarrollándola para beneficio de la población infantil aquejada de una irregularidad que induce a reiteradas sepsis (infecciones) urinarias, y a no pocas estancias prolongadas en el centro de la salud infantil de la capital provincial debido a los daños tan severos que comprometen de forma marcada la función renal.

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comCarlos Mohedano

Excelente trabajo que muestra cuanto os hace Cuba.
Felicidades
Carlos Mohedano
España.

Fecha: 04/04/2011 21:31.


gravatar.comRicardo González

Gracias Carlos por su comentario.
Es increíble (pero cierto) todo lo que hace Cuba por preservar la vida de los seres humanos y, por supuesto de la infancia.
Afectos para Usted.

Fecha: 05/04/2011 08:38.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next