Facebook Twitter Google +1     Admin

Olga Tañón: «Me quito el sombrero ante el pueblo cubano»

20110104131732-olga-tanon.jpg

La «Mujer de Fuego» durante su recordada presentación en el concierto Paz sin Fronteras, el domingo 20 de septiembre de 2009, en La Habana, Cuba.

Por Ricardo R. González

Una grata sorpresa —devenida regalo— recibió la audiencia de Radio Rebelde cuando en las primeras horas del último día de 2010 escucharon a Olga Tañón, gracias a la entrevista realizada por Pedro Martínez Arcos y Maddiel Pérez Labrada.

Un diálogo franco, coordinado y dirigido por Ismael Rensoli, que mantuvo la sagacidad necesaria para penetrar en los sentimientos de la artista, y lograr confesiones que brotan del alma, y que en esta oportunidad formaron parte de los espacios «Haciendo radio», y de la revista cultural «Así».

Por supuesto que el primer tópico cobró suma actualidad ante el boom del tema grabado por la bien llamada «Mujer de Fuego» junto a Haila María Mompié, para lo que será el próximo material discográfico de la cubana, titulado «Mala».

«Tengo que ir a cantarlo allá —aseveró Tañón—, pues para mí es un honor hacerlo.»

Y recordó la amistad que la une a Haila desde su viaje a la isla para participar en el concierto. Entonces llegó con una laringitis a punto de convertirse en  neumonía.

«Ella (Haila) y su familia movilizaron a los médicos, y gracias a ellos, y al amor y el cariño que nos dieron en Cuba pudimos cantar. Por eso, acepté de inmediato grabar con mi amiga. Un gusto y un privilegio, y mucho más cuando sé que está sonando en esa maravillosa isla, la otra ala de un pájaro.»

Respecto al compositor del número, el también cubano Osmany Espinosa ( ex integrante de la agrupación Los que llegaron primero, autor y vocalista de «Amor invisible» y «Amor maldito», y de otros entregados al repertorio de Maiko, Dayani Lozano, y Arnaldo y su Talismán, por citar algunos), la boricua elogió su talento, y argumentó que en el caso de «Aléjate» resulta muy bailable, «chévere, y una especie de controversia entre Haila y yo. Me encanta ese tema», puntualizó.

El ritmo coloquial y espontáneo que caracterizó la entrevista tuvo sus pinceladas cuando la intérprete de «Es mentiroso», «Basta ya», «Muchacho malo», y tantos otros hits, declaró que le gusta el béisbol, a raíz de una pregunta formulada por Pedro Martínez Arcos.

Lo suficiente para que el interlocutor comentara lo valioso de que un equipo de la mayor de Las Antillas se enfrentara a una escuadra de Puerto Rico, y que ella fuera una de las managers.

Sin pensarlo dos veces, Olga ripostó: «Claro, pero yo voy a ser la del equipo cubano.»

La famosa merenguera y exponente del pop latino nacida un 13 de abril de no importa qué año, en Santurce, Puerto Rico, manifestó en todo momento su amor hacia Cuba, a partir del recordatorio que le hiciera Maddiel Pérez Labrada de que su viaje a la isla cambió el sentido de su vida con un antes y un después.

«Ratifico lo dicho. A pesar de todo lo que se armó (debido a las presiones ejercidas por una parte del exilio cubano en Miami sobre los participantes en el concierto) fui a Cuba. Yo no voy a permitir nunca que rijan mi vida, mis sentimientos y mi alma. Volveré allá tan pronto pueda, lo más rápido posible, y quisiera cantar para más de un millón de personas, pues la música de Olga Tañón no la veta nadie. Quien sabe los intereses de mi alma soy yo.»

Por ser una mujer tremendamente honesta, por su propio talento y sensibilidad, por desdoblarse en un escenario y ejecutar de manera magistral el contagioso merengue o la más bella de las baladas, y por no perder esa raíz que la ata a Puerto Rico y a su gente humilde de donde salió, Olga Teresa Tañón Ortiz cautivó a los cubanos. Un cariño sin límites que se llevó en su equipaje y, en cambio, nos dejó la chispa perenne de su fuego.

«En aquel momento me sugirieron que no viniera, incluso mis padres, pero los seres humanos tienen que hacer lo que les dicte el alma, y tenía mucha gente allí esperándome. Yo fui quien llamó a Juanes, y le dije: voy contigo. Él me respondió ¿seguro?... mira que muchos me han cancelado, excepto Miguel Bosé, y entonces le comenté: voy contigo porque creo en la fe, y en la gente de Cuba.»

Ante una de las preguntas, la ganadora de dos premios Grammy, y en tres ocasiones del Grammy Latino, declaró que nunca pensó cantarle a una concentración humana tan grande como aquella que colmó la Plaza de la Revolución José Martí el domingo 20 de septiembre de 2009.

«Me quito el sombrero para el pueblo cubano. Yo vengo de la gente que trabaja, y que lucha para echar p alante. Por eso fui a Cuba y las veces que tenga que ir estaré de nuevo.»

Y dejó bien claro: «Voy en cuanto pueda porque amo a ese país, por el respeto a su pueblo, y porque sé que tengo un lugar allí.»

Como suscribe una de sus más hermosas baladas «Te acordarás de mí», que a la vez da título a uno de sus más de 18 CDs, existen muchos motivos para que los residentes en la isla recuerden siempre a Olga Tañón, esa artista y ser humano que un día, y enhorabuena, nos robó el corazón.          

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comCarlos Mohedano

Ojalá pronto tengamos a Olga Tanon por España.
Os saluda.
Carlos Mohedano.

Fecha: 06/01/2011 07:45.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next