20150129140213-materiales.jpeg

Por Ricardo R. González

Ocho municipios villaclareños logran que sus entidades destinadas a materiales de la construcción introduzcan una cartera de productos caracterizados por su sello distintivo de calidad.

Se trata de 375 renglones de diversas variedades distribuidos en Sagua la Grande, Quemado de Güines, Encrucijada, Caibarién, Placetas, Manicaragua y Santa Clara, cuyo peso fundamental está dirigido a la edificación de viviendas por esfuerzo propio.

Entre los logros de la provincia figura el cemento de bajo carbono en fase de producción industrial por el colectivo de la fábrica de Siguaney que posibilita una amplia gama de productos.

Por otra parte, el Centro de Investigaciones, Desarrollo de Estructuras y Materiales (CIDEM) demuestra que los estudios realizados con microorganismos eficientes y bioplastificantes ofrecen un efecto similar a otras utilidades que toman como base el naftaleno, y son importados por el país.

Introducir las nuevas variantes permitiría la disminución notoria de adquisiciones en mercados foráneos, así como la generación de rubros potencialmente exportables.

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/cibergonza