20201228130919-conocimiento-tecnologico.jpg

Por Ricardo R. González

La ciencia está llamada a que la investigación científica acompañe a cada proceso y le aporte innovaciones, mas en ello será primordial la integración para consolidar la verdadera cultura científica.

Una fusión entre académicos, investigadores, productores y directivos como proceso que en Villa Clara gana espacio en temas vinculados a la soberanía alimentaria, la salud, la propia industria y las ciencias sociales y humanísticas, sin descuidar las tareas relacionadas con el medio ambiente, la informatización y automatización, y en los grupos del Polo Científico Productivo.

La Dra. María del Carmen Velasco Gómez, delegada del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CTMA) en la provincia, fundamentó que desde hace tiempo se trabaja con organismos priorizados a fin de que dispongan de programas de innovación, por lo que cada uno tiene que definir sus acciones de capacitación, propiciar el debate en los colectivos, y funcionar con su control técnico asesor en fábricas y en otras entidades donde sea necesario.

Es indispensable definir lo que esos colectivos necesitan de la ciencia, valorar los resultados a aplicar, así como las nuevas investigaciones a fin de crear un sistema de gestión empresarial con la adecuada combinación de los recursos materiales, humanos y financieros.

Para quien está al frente del CITMA en el territorio existen insatisfacciones, sobre todo en la base al no lograrse que las entidades se abracen de manera coherente entre los factores de desarrollo de la empresa, el Fórum de Ciencia y Técnica, la Asociación de Innovadores y Racionalizadores (ANIR), las Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ) y el movimiento obrero.

En este sentido recordó que lo más importante en el sistema de la ciencia cubana resultan estas entidades «porque si en un centro no existen investigadores, científicos o académicos al menos cuentan con un innovador o un joven dedicado a la ciencia y la técnica».

Y agregó: «Si estos factores no están coherentemente unidos en la empresa, en la unidad presupuestada, o en otro establecimiento, lo que se está haciendo en la provincia no tiene solidos pies».

Para el venidero 2021 se incorporarán a los sectores priorizados la Industria Alimenticia, los colectivos del Ministerio de Energía y Minas, y la Empresa de la Construcción sobre los que recaen más del 70 % de la producción mercantil villaclareña.

Con anterioridad estaban incorporados a la lista de prioridades el Ministerio de la Agricultura y AZCUBA, entre otros sectores y dos empresas, en los que Villa Clara ha decidido que dispongan de su programa de innovación.

Queda claro que aquellas direcciones de entidades que estén respaldadas por la innovación y apliquen la ciencia avanzarán de manera más rápida para la consolidación de sus propios resultados y en función del desarrollo.

También puede ver este material en:

https://ricardosoy.wordpress.com

https twitter.com/riciber91