Maylín Díaz Almaguer, muestra una foto de su hermana Mailén, de 19 años, una de las sobrevivientes del desastre aéreo ocurrido el 18 de mayo del 2018 en La Habana. Alejandro Ernesto (EFE)

Mailén Díaz Almaguer, sobreviviente del accidente aéreo acontecido en mayo último en La Habana, está estable, pero nuevamente en estado crítico, tras 45 días de cuidados intensivos en el Hospital Universitario General Calixto García de esta capital.

El Doctor Carlos Alberto Martínez Blanco, director del centro médico, explicó a la ACN que la paciente ha respondido favorablemente a la intervención médico quirúrgica intensiva en su miembro inferior izquierdo, a partir de la repercusión que han tenido las lesiones del mismo sobre el funcionamiento de sus sistemas vitales, fundamentalmente sobre el respiratorio.

Martínez Blanco señaló que las acciones terapéuticas han permitido mantener el control del proceso infeccioso del miembro, que constituía la amenaza fundamental para su evolución.

En las últimas 72 horas se acopló nuevamente a la paciente al respirador mecánico por afectaciones en el intercambio de gases a nivel pulmonar, lo que condujo a una variación en su estado evolutivo, de ahí la variación de su reporte general, explicó.

De acuerdo con el especialista, en estos momentos se ha logrado ganancia de su respuesta al tratamiento y Mailén respira espontáneamente, con buen funcionamiento de su sistema respiratorio y bioparámetros dentro de límites normales.

Afirmó que presenta ganancia en la estabilidad y funcionamiento de su organismo, lo que ha permitido continuar reduciendo la dosis de medicamentos que se mantienen apoyando la función cardiovascular.

Mailén se encuentra consciente, cooperativa, en interacción con el medio y el equipo a cargo de su atención, y continúa mejorando la integración de la esfera cognitiva y afectiva, así como también los procesos de síntesis, y se intensifica el apoyo psicológico.

El equipo médico prosigue trabajando en la conservación del control metabólico, del equilibrio hídrico y electrolitros, así como también del medio interno.

Se mantiene la alimentación a través del tubo digestivo y el apoyo con elementos nutricionales por vía endovenosa.

El director del hospital señaló que persiste el riesgo potencial para la aparición de nuevas complicaciones propias de esta etapa de su evolución.

Al respecto, apuntó que algunas de estas están bajo control, y otras se mantienen bajo vigilancia, debido a que su comportamiento es impredecible, siendo su pronóstico reservado.

(Con información de ACN)

https://www.youtube.com/watch?v=_oYw2CAppYM

También puede ver este material en:

http://ricardosoy.wordpress.com

https://twitter.com/riciber91